Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Cultura

Un joyero de lujo para la pollera

Debido a que estas prendas son una importante inversión, es fundamental cuidar de las mismas

Un joyero de lujo para la pollera
Un joyero de lujo para la pollera

En días pasados, se efectuó en la ciudad capital el conversatorio ‘Uso y Cuido del Joyero de la Pollera', organizado por Amigas del Folklore. Esta agrupación trabaja en pro de la defensa de las costumbres y tradiciones de Panamá, con énfasis en el vestuario regional del país.

El objetivo de la actividad educativa fue compartir con sus participantes explicativos de las prendas, generando espacios para la discusión e intercambio de conceptos. Como parte del evento, se presentó una puesta de prendas sobre una pollera santeña blanca de gala sin labor, a cargo de Lupita Atencio.

La expositora Esther Pérez de Herrera comentó que ‘la pollera es la indumentaria femenina de la mujer panameña. Parte integral de esta vestimenta es su joyero, que puede variar en uso y componentes de acuerdo a la región que represente la pollera que se luce, pero siempre unificada por características propias de la orfebrería panameña'.

Pérez de Herrera dividió el joyero en prendas del pecho, que incluye mayoritariamente cadenas y cordones; las prendas de la cabeza, que incorporan peinetas, tembleques de oro, aretes y pajuela; y otros complementos como hebillas de zapatos, botones de enagua, brazaletes y anillos.

La expositora comentó que la cadena más sencilla es la guachapalí, que curiosamente termina en un dije de sardina que se abre en dos partes. Su cola termina en forma de gubias: una redonda para limpiar los oídos y otra más fina, para limpiar las uñas.

La cadena más costosa es el cabestrillo, que incluye monedas coronadas, que nunca deben ser soldadas en la cadena, para que no pierdan su valor numismático.

La cadena más gruesa, por su complejo tejido, es la salomónica.

El joyero de la pollera se hace tradicionalmente en oro de 10 quilates, para que tenga durabilidad. Es importante acotar que más allá del valor de su peso en oro, el trabajo de orfebrería es exquisito y de gran valor.

Debido a que estas prendas son una importante inversión, es fundamental cuidar de las mismas.

Tanto la expositora como personal de Joyería Fedi que patrocinó el evento explicaron que deben ser limpiadas cuidadosamente después de su uso con un paño blanco. También comentaron que no se debe usar perfume en áreas que estén en contacto con las prendas.

El ‘spray' de cabello tampoco debe ser aplicado una vez estén colocadas. Cada cierto tiempo es vital llevar las piezas a un joyero de confianza, para limpiarlas, pulirlas, reemplazar perlas y brillos y que sean bañadas en oro, si lo necesitan.