Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Cultura

Libros, según los números

La Cámara Panameña del Libro encargó un pequeño estudio el año pasado para medir el impacto de la Feria Internacional del Libro

Panamá sí lee, esa es la primera gran evidencia que deja el estudio sobre el impacto de la Feria Internacional del Libro, ‘Percepciones, Experiencias y Comportamientos de los Visitantes'.

La Cámara Panameña del Libro (CAPALI) y la Alcaldía de Panamá comisionaron este estudio al economista y escritor Javier Stanziola, y al experto en tecnología e innovación Manuel Quintero.

Junto a un equipo de encuestadores, entrevistaron a 442 personas durante la feria de 2015 y los resultados han sido alentadores en algunos aspectos y aleccionadores en otros.

‘No es un muestreo representativo, pero sí brinda una idea de la experiencia de los visitantes', explicaba Stanziola durante la presentación del estudio.

Entre lo más positivo, es que 77% reportó estar muy satisfecho con la variedad de libros en la feria; pero los niveles más altos de satisfacción los obtuvo el Pabellón Infantil, 85%.

ANDA Y LEE

‘Ahora nos estamos dando cuenta del impacto que ha tenido [la feria] con el estudio, porque creo que nadie estaba consciente de que en Panamá la gente lee', dice Orit Btesh, presidenta de la CAPALI.

De acuerdo con la encuesta, 36% aseguró leer de 3 a 5 libros al año, mientras que 35% lee 6 o más.

‘Cuando cerró Exedra, una de las acusaciones del propietario, era que Panamá no lee, y los negocios no se cierran por esas razones, no se puede culpar a la sociedad por estas cosas', continúa Btesh, ‘así que creo que esto es una demostración de que en Panamá sí se lee y del impacto que esto ha tenido en la sociedad'.

A pesar de lo buenos números de la feria en términos de asistencia (80 mil visitantes) y un consumo de libros anual aceptable, a la profesora Margarita Vásquez, directora de la Academia Panameña de la Lengua, le queda la duda de qué es lo que leen.

Según los datos obtenidos, los textos escolares o académicos son los más leídos (54%), le siguen las novelas (36% y 16% prefiere las de romance), en tercer lugar apareció el contenido religioso (33%), continúan los informes de trabajo (28%), biografías e historia (22%), los temas políticos y la superación personal están empatados (20% cada uno) y por último, cocina y hogar (17%).

‘Se considera que hay mucha lectura fácil, mucha autoayuda, que se ha satanizado un poco...', indica Vásquez, al tiempo que opina ‘que la lectura debe abarcar todos los géneros, todos los tipos, los temas'.

Para ella, lo que se debe hacer es enseñar a leer los diferentes géneros y tipos literarios, ‘porque tienen estructuras y propósitos diferentes que nos incumben a todos y están relacionados con nuestras vidas'.

NIÑOS, PUNTO DE FOCO

‘El Pabellón Infantil cuenta con un gran potencial para crear espacios interactivos, compartir conocimientos y crear imágenes y narrativas alternativas sobre la Ciudad de Panamá', destaca Javier Stanziola, al referirse al alto porcentaje de satisfacción con este rincón de la feria.

El benefactor principal del Pabellón Infantil es la Alcaldía de Panamá. Alexandra Schjelderup, subdirectora de Cultura de esa entidad, comenta que han experimentado un cambio en la manera en la que se plantea lo que quieren presentar en este espacio.

‘Aprovechamos este momento para plantear políticas públicas que para nosotros son importantes', indica y reitera la importancia de que ‘las instituciones apoyemos estas iniciativas porque ellos nos están brindando un espacio de incidencia que se puede aprovechar'.

Este año, la Alcaldía propone la interculturalidad en el pabellón, para motivar la interacción de sus visitantes con diferentes culturas.

LAS DEBILIDADES

Un punto que saltó de la investigación, es que si bien el público estaba contento con la variedad literaria, no lo estaba tanto con los precios de los libros.

COAUTOR DEL ESTUDIO

67% ASISTENTES MUJERES

No solo había una mayor concurrencia femenina, sino que también están en el grupo de los que más libros compran

35% JÓVENES DE 14 A 17 AÑOS

Fue el grupo de edad mayoritario y fueron por recomendación de un amigo o familiar

36% LEE DE 3 A 5 LIBROS AL AÑO POR PLACER

Manifestaron hacer por su ‘gusto a la lectura'

Durante la presentación, Btesh ofreció su consideración sobre el asunto y para ella tiene que ver con que en el país se le ha dado una connotación de oferta o baratillo a la palabra feria, dado que bancos, empresas automotrices y otras la han empleado para rebajar precios.

Destaca además que a nivel internacional, las ferias del libro tienen la finalidad de que las casas editoriales y escritores promuevan su nuevo material, mas no necesariamente para rebajar libros. Sin embargo, ‘sí hay empresas que aprovechan y rematan sus libros y la gente aprovecha los precios'.

Otro aspecto que notó la CAPALI fue la baja participación en las presentaciones de los escritores que traen del extranjero y que representan para ellos una fuerte inversión de dinero.

‘Me senté a ver cómo se podía mejorar eso y hemos invertido en las redes sociales, cambiando la proyección de la información, haciendo convenios con otros medios para promover la información de los escritores invitados foto y curriculum', dice Btesh.

En cuanto a deficiencias de logística, ella reconoce que hay un problema de estacionamientos y de infraestructuras con el Atlapa.

‘Estamos negociando con Metrobus para que los buses puedan salir de Albrook, tener dos paradas en la Cinta Costera y así la gente se pueda estacionar en Albrook o en la Cinta Costera y llegar a Atlapa en el bus. También, se están alquilando unos terrenos de una escuela frente al Atlapa para estacionar y que allí la gente pueda tomar unos busitos que te dejan en el Centro de Convenciones', detalla.

Para promocionar más las charlas, se insertará el suplemento, ahora más detallado, el viernes anterior a la feria para que el público pueda saber quiénes vienen y escoger a qué conferencia desean asistir.

Por su parte, Vásquez considera que ya es tiempo de que se eleve la calidad, ‘que haya cierta elegancia, porque ya habido suficiente tiempo de crecimiento y de que lleguemos a una etapa de madurez, que demostremos que Panamá es un país que también lee y que lee bien'.

ESCAPARATE

Stanziola comenta que los festivales y ferias pueden promover las ventajas comparativas de una ciudad a nivel internacional. Para eso es importante que las ferias tengan propuestas claras, en ese sentido la Feria del Libro ofrece espacios para promocionar y compartir conocimiento entre casas editoriales, gestores culturales, escritores y público.

‘El sector privado y el gubernamental deben entender que un evento cultural posiciona a la ciudad y trasciende en el imaginario sobre una ciudad. Para la ATP también debería ser fundamental. Panamá también es un hub de ideas y conocimiento, y podría ser un centro regional de networking para el sector literario', comenta Schjelderup.

Stanziola reconoce que la economía cultural puede ser difícil de llevar a la práctica, ‘pero el sector cultural es un pilar de la innovación, y entendemos que para que un país crezca, se requiere innovación'.

Además, menciona que los eventos y acciones culturales establecen un nexo entre los ciudadanos y la ciudad.

‘La Feria del Libro genera espacios para conversación y consenso en diferentes temas que afronta la sociedad, más allá de vender libros', considera el economista.

Según el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC), de Panamá se exportaron en 2015, 676 mil dólares en libros, una cifra muy por debajo de países como Costa Rica (7 millones 719 mil dólares) o El Salvador (2 millones 862 mil).

‘Si bien es cierto hay una oportunidad de negocios, el problema son las dificultades técnicas que se presentan, como baja calidad de impresión y acabado de obras. Así como hay deficiencias en contenido, en el sentido en que las producción literaria se enfoca mucho en lo nacional o local, que no es malo, pero para exportar el contenido debe ser más global', apunta Stanziola.

Para tratar de mejorar esa situación, se instalará un centro de negocios en la feria. ‘Nuestra feria es en agosto y en ese mes puedes hacer las compras y ver las proyecciones de las editoriales hacia fin de año, así puedes programarte. Son varios puntos para ese centro de negocios. Esperamos consolidarlo para que el crecimiento sea más estable', dice la presidenta de la CAPALI.

Para culminar, Btesh hace un llamado al gobierno y a la empresa privada para que tomen en consideración los buenos resultados del estudio.

‘Llevar su responsabilidad social con la cultura, es una forma acertada de invertir. Me da tristeza que empresas piensen que patrocinar un cantante es una mejor apuesta que la Feria del Libro'.

==========

NOVEDADES

Viene la feria

Para este año, la Cámara Panameña del Libro ha invitado a 23 escritores, sin contar los invitados por las empresas privadas.

‘Todos son de primer nivel, todos son premiados ( Premio Alfaguara, Tusquets, Planeta). Estamos tratando de cubrir esa falta y elevar el interés de la gente para que venga a escuchar a estas personas', dice Orit Btesh.

El país invitado es Estados Unidos, y la embajada decidió enfocarse en los niños y juventud.

El programa que presentarán es Panamá Bilingüe, que es el enfoque de Estados Unidos como país. ‘Todo viene de Washington y tiene sus lineamientos'.

Para Btesh a resultado interesante que cada vez más embajadas apuestan por la Feria del Libro.

‘Ellos sienten que es una forma de proyectar su país. Tenemos muchas embajadas participando y ellos traen escritores de Argentina, España, Perú, Chile, Venezuela, México, Cuba'.

Por otro lado, desde el 1 de julio, empezó la preventa de las entradas a través de Ticketplus. Paquete cultural (6 boletos validos del 16 al 21 de agosto): $18.00. Adulto regular: $3.50 (1 boleto), niños y estudiantes: $1.00, y jubilados: $2.00.

Además, habrá un concierto de percusión en el Teatro Anayansi y quien compre el boleto para el mismo tendrá acceso a la feria.

==========

‘‘El Pabellón Infantil cuenta con un gran potencial para crear espacios interactivos, compartir conocimientos y crear imágenes y narrativas alternativas sobre la Ciudad de Panamá'

JAVIER STANZIOLA