Temas Especiales

29 de May de 2020

Cultura

Laboratorio enseña a montar una obra de teatro

Ahora es posible aprender a realizar una puesta en escena, desde la práctica, actuando. El teatrista y pedagogo, Carlos Algecira, nos cuenta sobre esta experimentación

Laboratorio teatral de Panamá es una espacio de formación para actores y no actores, a cargo de Carlos Algecira. Una iniciativa que lleva operando alrededor de 3 años.

Este 2016, decidió hacer un ‘taller montaje', es decir, un ciclo de clases que culminan con la producción de una obra teatral. En este caso, será El médico a palos , que se presentará el 26 y 27 de este mes a las 8:00 p.m. en el Teatro Inida.

‘Por lo general, los talleres que se imparten dan herramientas para los actores para aplicarlas cuando tengan la oportunidad de participar en una obra', dice Algecira, actor y pedagogo colombiano, en entrevista con La Estrella de Panamá. ‘Pero aquí nosotros quisimos decirle a los participantes del laboratorio que iban a hacer una obra de teatro y montarla, como se realiza en un entorno profesional'.

COMEDIA DE LABORATORIO

La obra que escogieron fue El médico a palos , una comedia de Molière, que cuenta la historia de un campesino convertido en médico obligado, a la fuerza, por error, reitera Algecira.

‘LA IDEA DE REALIZAR ESTOS PROYECTOS ES GENERAR INICIATIVA EN LOS ESTUDIANTES PARA QUE MONTEN SUS PROPIOS PROYECTOS, PORQUE EN EL TALLER SE LES ENSEÑA A PRODUCIR SUS PROPIAS OBRAS DE TEATRO',

CARLOS ALGECIRA

ACTOR Y PEDAGOGO

‘Este personaje termina siendo a quien llevan a una casa de una aristócrata, que tiene una hija que se hace la enferma porque no se quiere casar', continúa el teatrista.

Un médico falso se encargará entonces de curar una enfermedad falsa. En medio de una serie de enredos, se van desarrollando los personajes, con una marcada línea de humor.

EL DESAFÍO

Lo curioso de esta puesta en escena es que Algecira y sus alumnos decidieron agregarle un obstáculo a la actuación: máscaras.

Se trata de una propuesta innovadora, en el marco de la escena teatral contemporánea, y que tiene como objetivo exprimir al máximo las habilidades de los actores.

‘El cuerpo del actor adquiere una importancia mucho más grande ya que no existen los gestos faciales', advierte Algecira. Hay un gesto único, que es el de la mascara y el actor está encargado de transmitir las emociones y sentimientos a través de su voz y cuerpo.

‘A veces uno piensa que uno puede ponerse la máscara y simular cualquier cosa. Pero hay que estar entrenado y saber ciertas técnicas, que aprendimos en este laboratorio', comenta Iann Veress a este diario, un diseñador gráfico de profesión que ha tomado por primera vez clases de actuación y quedó con el papel protagónico de El médico a palos .

El entrenamiento —que incluyó todo lo referente a cómo producir una obra de teatro— ha sido enfocado en el montaje de una obra de comedia, según Veress. ‘No es el tipo de obra realista clásica, sino que es clown , algo un poco más circense. Y ha sido una experiencia muy gratificante'.

CREAR INDUSTRIA

La idea de realizar estos proyectos —aclara Algecira— es generar iniciativa en los estudiantes para que monten sus propios proyectos, porque en este taller también se les enseña a

26 NOVIEMBRE

Esta comedia antigua, escrita por Molière, llegará a la cartelera teatral local los próximos 26 y 27 del mes corriente, protagonizada por Iann Veress.

3 AÑOS

El laboratorio teatral es una iniciativa del actor y pedagogo colombiano Carlos Algecira. en 2014 montó ‘Arlequino, servidor de dos patrones' y ahora trae ‘El médico a palos'.

producir sus propias obras de teatro.

En el taller aprenden desde el principio: cómo se hace la selección del texto, cómo se escoge el reparto de la obra, cómo se hace el análisis del texto, publicidad, el montaje, la producción y todo lo que tiene que ver ya directamente con la propia sala de teatro.

El laboratorio duró seis meses. Pero el proyecto de Algecira, en general, lleva tres años funcionando y para este último proyecto trabajó con estudiantes que ya estaban vinculados con su laboratorio teatral.

‘(La mayoría) no son estudiantes que llegaron por primera vez a dar clases, sino que ya tienen un recorrido y una formación con nosotros en el laboratorio', explica el tallerista.

Por eso, continúa Algecira, el resultado del laboratorio es la obra El médico a palos , una pieza que asegura tiene una calidad de producción profesional y no la de un taller como cualquier otro.

De hecho, este grupo de estudiantes trabaja por segunda oportunidad con él. La primera vez fue hace dos años, cuando montaron Arlequino servidor de dos patrones , también una comedia antigua.

Los boletos para El médico a palos están disponibles en la taquilla del teatro.