Temas Especiales

16 de May de 2022

Cultura

El ‘Corruptonario', sátira política para reflexionar

El texto está publicado y busca provocar una que otra carcajada como también ofrecer una visión diferente de temas políticos

Órgano Perjudicial': oficialmente denominado Órgano Judicial. Ente en donde se formula la ‘Jurissinprudencia' (dícese de los fallos proferidos por el Órgano Judicial, fallos en su mayoría venales y politiqueros). Es para muchos ciudadanos el Órgano del Estado más corrupto, por estar desjudicializado y condicionado a los caprichos del Presidente de turno'. Estos son una muestra de los términos y su definición, acuñados en la segunda edición del Corruptonario .

Según afirma el abogado Ornel Sánchez, creador del Corruptonario , el texto con más de 400 términos ‘es una obra publicada a manera de diccionario y que utiliza el juego de palabras, o un método que yo he denominado transpalabración, que consiste en transformar las palabras para ir más allá, para explicar los fenómenos políticos, sociales, económicos y además personalidades'.

‘El Corruptonario retrata lo que son personalidades de la vida pública y que controlan lo que es el poder en el país. Los presupuestos y demás áreas importantes en el país',

ORNEL SÁNCHEZ

ABOGADO Y ESCRITOR

LITERATURA SATÍRICA

La finalidad de la iniciativa es ‘facilitar la incorporación de literatura político-satírica en Panamá, provocar una que otra carcajada y también reflexión', dice Sánchez.

La obra está dividida en cuatro partes. El periodo gubernamental del ex presidente Ricardo Martinelli, lo que va de la gestión del presidente Juan Carlos Varela, una sección denominada Ticas superpoderosas, en la que se exponen bromas con las palabras con terminación tica y una parte Internacional.

‘El Corruptonario retrata a las personalidades de la vida pública y que controlan el poder en el país, los presupuestos y demás áreas importantes a nivel nacional', señala Sánchez, quien afirma que ‘desde esa perspectiva el Corruptonario es un diccionario político-satírico en donde procuramos exponer temas del acontecer social, económico y político'.

Se eligió darle forma de diccionario porque el ‘diccionario es un género que sirve para enseñar, sólido y serio. Elaborar algo con similar estructura, pero satírico lo haría más persuasivo para la población', dice Sánchez.

La mayoría de los términos son creados por el autor, ‘pero también hay algunos que fueron divulgados en los medios de comunicación, por analistas políticos y también por el panameño común y corriente que comenta sobre estos temas y tienen una agudeza para señalar y clasificar a quienes detentan el poder', explica el abogado.

La creación de la primera edición del Corruptonario se dio antes de las elecciones del 2014 ‘en pleno apogeo del proceso electoral', según explica su autor.

Surgió como una forma de hacer sarcasmo, añade Sánchez; a quienes detentaban en ese momento el poder. Pero transcurrido el tiempo, se percató de que el Corruptonario se convirtió en un laboratorio de palabras.

‘Posteriormente viendo que el acontecer social, político y económico se agudizaba tenía sus contradicciones y de una manera espontánea, y a veces muy meditadas surgían los términos. Un buen día nos percatamos que teníamos más de 400 términos y decidimos trabajarlos', manifiesta al abogado litigante y autor del Poemario Seguir (2000).

Sánchez, que como abogado realiza sus áreas de investigación y divulgación en el ámbito del Derecho Constitucional, el Derecho Administrativo, Derechos Humanos y la Economía Constitucional, asegura que ‘el destino siempre ofrece la posibilidad de crear y transfigurar palabras, para paradójicamente dar con una definición exacta o al menos aproximada de las falencias de quienes detentan el poder'.

La obra está a la venta en la Libreria Cultural, Perejil.