09 de Ago de 2022

Cultura

Paraguay exhibe el legado barroco hispano-guaraní

Cruces verdes, adornadas con coloridos motivos florales, sobre las que están clavados Cristos solemnes

Paraguay exhibe el legado barroco hispano-guaraní
Paraguay exhibe el legado barroco hispano-guaraní

Paraguay exhibe esta Semana Santa una colección de 77 crucifijos de madera policromada, parte del legado del barroco hispano-guaraní, un estilo artístico producto de la síntesis entre la iconografía tradicional cristiana de los misioneros y la cosmovisión de los indígenas guaraníes.

Cruces verdes, adornadas con coloridos motivos florales, sobre las que están clavados Cristos solemnes, pero nunca patéticos, son los elementos principales de la muestra, que pertenece a un coleccionista privado pero que se exhibe durante 20 días en el Museo de Arte Sacro de Asunción.

Al fondo de la sala de exposiciones, las cruces de mayor tamaño están rodeadas de otras más pequeñas que cuelgan del techo, en una referencia a la fiesta paraguaya del Kurusu Ara (‘Día de la Cruz', en guaraní), que se celebra cada 3 de mayo, y donde las cruces son adornadas con telas, chipas y golosinas para obsequiar al que ora.

Las cruces de esta muestra datan del siglo XVIII principalmente, aunque hay algunas del siglo XVII e incluso del XIX, y proceden de diferentes regiones de Paraguay, explicó el museógrafo Luis Lataza, del Museo de Arte Sacro.

Solo una de las piezas proviene de la región andina, confeccionada con plataque los conquistadores españoles extraían de las minas en zonas como Potosí, Bolivia.

Al margen de la devoción, estas 77 cruces del barroco hispano-guaraní han quedado como testigos de un arte mestizo, en el que las tradiciones de la Iglesia católica se mezclan con el sustrato cultural de los guaraníes de Paraguay.