Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Cultura

‘Un ser humano balanceado necesita la música'

El organista Andrés Mojica se presentará el próximo 3 de agosto en la Parroquia Nuestra Señora de La Merced

‘Un ser humano balanceado necesita la música'
‘Un ser humano balanceado necesita la música'

El Comité Amigos Iglesias Casco Antiguo (Caica) invita a la comunidad a participar y disfrutar de la cita musical a cargo del organista Andrés Mojica, a celebrarse el próximo 3 de agosto en la Parroquia Nuestra Señora de La Merced.

‘Presentaré obras de Soler, Sweelinck, Couperin y J. S. Bach. También es posible que incluya una pequeña improvización con un tema de Panamá', indica el organista puertorriqueño, a la vez que señala que su padre ‘vivió en Panamá por un tiempo' y les contaba sobre este ‘hermoso lugar'.

‘Un artista además de compartir su talento tiene que compartir vivencias con el público'

ANDRÉS MOJICA,

ORGANISTA

La velada musical, organizada por Caica, se celebra en continuidad con el programa anual de conciertos internacionales, iniciado el pasado lunes 10 de abril; con ‘el objetivo de promover cultura en la población', indica Ricardo Gago Salinero, presidente de Caica.

Mojica, quien afirma que la música es su vida y ‘aunque en ocasiones he tratado de huir de ella, regreso cada vez con más pasión', reconoce que los conciertos de órganos ‘no gozan de popularidad'.

Sin embargo, agrega el profesional de la música, esto ‘no me preocupa tanto'. ‘En Puerto Rico no hubo un órgano de conciertos por más de 60 años, pero con la instalacón del órgano tubular en el teatro de la Universidad de Puerto Rico, los recitales de órgano atraen a más de 600 personas por recital', dice Mojica.

Agrega que ‘cada vez son más los jóvenes que se interesan por la gama sonora y majestuosa del órgano'.

Lo que a criterio del organista puertorriqueño sí es un tema de preocupación es la falta de interacción de los organistas con el público. ‘Creo que un artista, además de compartir su talento tiene que compartir algunas de sus vivencias con el público. El público tiene que sentir que ese artista es un ser humano de carne y hueso', afirma Mojica.

PASIÓN DESDE LA INFANCIA

Mojica creció viendo cómo su padre reparaba órganos electrónicos, ‘es por su profesión (del padre) que la pasión surge'.

Una vez su progenitor descubre su talento, contrata una maestra de piano para guiarlo y desarrollar su pasión por el instrumento que hoy considera ‘el más imponente, complicado y a la vez más versátil'.

‘Es mi medio de expresión, es mi mundo interno, es una obra arquitectónica con una expresividad muy particular', señala.

Destaca que cuando toca desea ‘trasmitir la grandeza del Creador, y no algo en particular, pues cada oyente en su interior será tocado de una forma distinta, según su estado de ánimo, creencias y personalidad'.

En cuanto a la importancia de la música en la sociedad, el organista apunta que ‘un ser humano balanceado necesita la música. Creo que la sociedad de hoy ha olvidado la importancia de la educación musical en el desarrollo de los jóvenes desde un punto de vista emocional, psicológico e intelectual', puntualiza el músico.