La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Clamor de Madrugada, conmemora la invasión

Una obra de teatro basada en los sucesos ocurridos antes, durante y después de la invasión del 20 de diciembre de 1989. En cartelera hoy hasta el 18 de diciembre, 7:00 p.m.

El grupo Creación Colectiva presenta, a partir de hoy y hasta el 18 de diciembre, la obra de teatro ‘Clamor de Madrugada', dirigida por Jaime Newball. La obra narra los acontecimientos ocurridos durante la invasión estadounidense a suelo panameño el 20 de diciembre de 1989, hecho que dejó grandes secuelas en la sociedad panameña y que este año llega a su vigésimo octavo aniversario.

Newball, quien tiene 15 años de actividad sobre las tablas, comenta que desde 2014 ya venía con la idea de hacer algo a través del teatro para mantener vivo ese acontecimiento.

‘Ese mismo año estuve involucrado en el proyecto 'Memoria de Todos' realizado por el Instituto Nacional de Cultura en conjunto con artistas locales como Moravia Ochoa, Consuelo Thomas, Héctor Collado, Moisés Pascual, Lucy Chu, quienes a través de sus letras expresaron lo sucedido el 20 de diciembre, entonces todo esto me ayudó a ir más allá', añade.

Pero no fue hasta 2016 cuando emprende ‘Clamor de Madrugada', obra en la que hoy participan más de 20 personas entre actrices, actores, equipo técnico y voluntarios que ayudan a captar los testimonios.

El director de la puesta en escena comenta a la Estrella de Panamá cómo fue el proceso para la realización de la obra y el por qué es importante seguir resaltando este suceso declarado como Día de Duelo Nacional.

¿CUÁNDO ESTRENÓ CLAMOR DE MADRUGADA?

El 15 de diciembre de 2016 estrenamos la obra y, por cierto, fue con mucha presión ya que estamos tocando un tema muy fuerte. Es más, a lo interno del grupo, cuando yo planteé el tema ,muchos se oponían porque decían que era muy doloroso. Sin embargo, los convencí de que se podía hacer pero respetando el sentimiento de los familiares de los caídos. La obra es más una acción artística para conmemorar, además, de que soy muy creyente del poder que tienen las artes para lograr que una nación le brinde el debido espacio a un hecho histórico como éste.

¿QUÉ ELEMENTOS COMPONEN LA OBRA?

Cuenta con testimonios de personas que vivieron de cerca el acontecimiento con el objetivo de poder provocar dentro del espectador conciencia.

¿DÓNDE SE HAN PRESENTADO?

Este año no hemos parado de presentar la obra. En enero, en el Encuentro Centroamericano de Actores y Actrices, también estuvimos dos días en la Feria del Libro, además se presentó en el colegio José Daniel Crespo de Chitré y en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena de Santiago de Veraguas, a parte estuvimos dos veces en Colón y a petición del Ministerio de Educación, realizamos una presentación a varios profesores.

¿CÓMO FUE LA ACOGIDA?

En las escuelas ofrecimos talleres acerca del tema y un grupo de estudiantes tuvo la oportunidad de participar en las escenas. Eso nos ayuda a seguir hilvanando más sobre este hecho histórico sobre todo ahora que se cumplen 28 años del suceso. Fue muy gratificante la experiencia que espero se pueda repetir en otras provincias del país.

¿CONSIDERAS QUE LAS ESCUELAS Y LA POBLACIÓN LE DAN LA DEBIDA RELEVANCIA AL HECHO?

Los textos de historia poco a poco han ido reduciendo la importancia del tema, solo plantean el tema por encima. Creo que nuestra responsabilidad como artistas, individuos y panameños es con las nuevas generaciones que llamamos post invasión (los nacidos después de 1989) que tienen poca referencia de lo que pasó. Sin embargo, hay personas que siguen luchando para mantener vivo lo que consideramos nuestra memoria histórica, estamos hablando de los artistas, escritores y principalmente la Asociación de familiares y amigos de los caídos el 20 de diciembre que año tras año realizan la Marcha negra para generar conciencia de no olvidar.

¿DÓNDE SE INICIA LA TRAMA?

Montamos la escena desde noviembre, un mes antes de los hechos, cuando se rumoraba que habría una posible invasión. Así mismo, se aborda la caravana del triunfo, el asesinato del guardaespaldas del hoy fallecido Guiilermo ‘Billy' Ford, el Viernes negro. En fin, dentro de la obra hay nueve escenas. Jugamos mucho con la emoción del espectador para que provoque en él conciencia. Es un proyecto trabajado con muchos detalles y mucha delicadeza.

¿HABRÁ OTRAS PRESENTACIONES?

Si, claro. Luego de presentarse en el Estudio Multiuso GECU de la Universidad de Panamá deseamos seguir recorriendo el país para que los panameños no olviden esta parte de nuestra historia que dejó una marca profunda en las entrañas del país. ‘Prohibido olvidar'.