La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Cultura

Una obra que resalta la historia panameña

‘La Guerra del Banano', escrita por el intelectual ‘Chuchú' Martínez, se presentará del 4 al 6 de abril para el cierre del Fest

Con la obra de corte histórico y político La guerra del banano , cerrará esta semana el Festival de Teatro Panameño-Fest, que organiza el Instituto Nacional de Cultura (INAC).

Del 4 al 6 de abril se presentará en el Teatro Anita Villalaz del Casco Antiguo, a las 8:00 p.m., la pieza artística que le valió, en 1975, el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró al intelectual José de Jesús ‘Chuchú' Martínez.

La puesta en escena la realizan diez jóvenes (seis mujeres y cuatro hombres) del grupo teatral Potasio 19. El director, Raúl Reyes, explica que no se trata de una obra dramática convencional con una estructura aristotélica formal que presenta un planteamiento, desarrollo, clímax y final.

Se trata más bien de una propuesta corporal, un rescate histórico de la memoria nacional. ‘Vas a ver una obra que solo presenta imágenes de situaciones históricas de Panamá, específicamente de momentos que la juventud ahorita mismo no conoce', menciona Reyes.

UN RECUERDO HISTÓRICO

El director se refiere a que la obra, escrita en los años 70, muestra la lucha por los derechos de los panameños en las plantas bananeras, que manejaban los estadounidenses. ‘La gente no sabe que el panameño sufrió mucho, que trabajaba de sol a sol en las bananeras, de lunes a domingo, sin día libre, como si fuera esclavo; y los americanos eran los que regentaban y gobernaban esas áreas', ilustra.

‘Es una obra que realmente me motiva a dirigirla porque los jóvenes ahora mismo no conocen esa historia donde los panameños lucharon por la libertad',

RAÚL REYES

DIRECTOR TEATRAL

Esa historia de la lucha de las locales por sus derechos, donde hubo muertes, masacres y sufrimientos, y al final una gran victoria, es lo que está plasmado en la obra teatral. ‘Es una obra que realmente me motiva a dirigirla porque los jóvenes ahora mismo no conocen esa historia, donde los panameños lucharon por la libertad para ellos, para sus familias, para poder trabajar como normalmente lo hace un ciudadano de lunes a viernes, ocho horas, aunque al principio no se las daban', subraya el dramaturgo.

Está convencido de que el autor, Chuchú Martínez, precisamente escribió el texto para dejarlo como legado a los panameños, ‘sobre todo porque él era un hombre visionario y sabía que no todos los panameños iban a conocer la historia y que el país iba a cambiar'.

Más allá del guion de una obra teatral, Reyes aprecia el texto como un recuerdo histórico, ‘donde el panameño que lo lee se va a dar cuenta realmente de la historia que vivieron sus compatriotas en ese periodo de la historia', destaca.

La puesta, que regularmente dura una hora y media, ha sido reducida a 70 minutos.

RESCATAR LA IDENTIDAD

La Guerra del Banano no es la única obra que resalta la identidad panameña durante la quinta versión del festival.

El productor Jaime Newball, promotor cultural de las Artes Escénicas del INAC y coordinador del Fest, había anunciado una ‘programación variada, puestas en escena interesantes que pueden ser del deleite de todos y que rescatan un poco el tema de nuestra identidad, las costumbres, las luchas, nuestra historia'.

Además de la obra escrita por Chuchú Martínez, se presentó Nadili y la comunidad de los Olodules , producida por el grupo Igaryala y dirigida por Benjamín Ávila, una recopilación de poesía, cuentos y artes escénicas, que resaltan las tradiciones del pueblo originario kuna.

Esta pieza, que lleva un mensaje de rescate de las tradiciones ancestrales, abrió el Fest, el pasado 15 de marzo.

José de Jesús Martínez, mejor conocido como Chuchú (1929 – 1991) fue un intelectual nicaragüense radicado en Panamá, que asesoró de cerca al general Omar Torrijos Herrera.

Su genialidad y su consciencia social se ve plasmada en sus más de 40 obras repartidas en guiones teatrales como La venganza , El caso Dios , La guerra del banano y otras, que muestran cómo su pensamiento revolucionario, propio de su tiempo, atravesaban cada uno de sus trabajos.