La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Impacto de la educación superior particular en Panamá

En el país hay 19 universidades privadas afiliadas a la asociación que buscan mejor formación. Un estudio señala que la inversión hasta el 2016 fue de $359 millones

Impacto de la educación superior particular en Panamá

Las universidades en Panamá enfrentan una de las épocas más interesantes, inciertas y complejas, pues la globalización implica la posibilidad de aprovechar oportunidades importantes, pero también desafíos y problemas serios con relación al futuro como la actualización permanente de los profesores, de los contenidos, la introducción de redes electrónicas para el aprendizaje, contribuciones científicas, modernización de los sistemas de gestión y dirección e integración y complementación de la educación pública y privada, así como de la educación formal, informal y a distancia.

Debido a esta urgencia, la Asociación de Universidades Privadas de Panamá (Auppa) y el Instituto de Investigación de la Asociación de Universidades Privadas de Panamá (Idia), presentó el estudio ‘Diagnóstico: Productividad e Impacto de las Universidades Particulares en Panamá', en el cual se recopiló datos cuantitativos asociados a las contribuciones de este sector en el desarrollo socioeconómico del país y el impacto en la población universitaria que afecta, donde la calidad en la formación es la garantía esperada como retorno de la inversión realizada, tanto en tiempo como en dinero.

Pero ¿qué están haciendo las universidades privadas en Panamá con respecto a demanda de carreras, empleabilidad y mercado para mejorar el nivel de competitividad del recurso humano panameño?

IMPACTO ECONÓMICO Y EDUCATIVO

El diagnóstico corresponde a los datos recogidos de unas 17 instituciones privadas de 2014 a 2016.

Durante los años 2014-2016, egresaron de las universidades particulares 81,583 nuevos profesionales; de los cuales 9,030 corresponden al último año.

Con respecto a incentivos de las universidades con estudiantes, el estudio reveló que en 2016 se brindó más de $4,752 millones en becas a 6,583 alumnos, sin contar los que brindó el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu).

El estudio además precisa que entre 2014-2016 las universidades particulares presentaron 250 trabajos de investigación y 3,574 tesis o proyectos de grado.

El director de Idia señaló que la metodología utilizada para levantar el informe consistió en un cuestionario autoadministrativo de 21 preguntas enviadas por correo electrónico a las diferentes sedes privadas del país.

La presidenta de Auppa y rectora de la Universidad del Istmo (Udi), Adriana Angarita, expresó que el estudio sirve como una hoja de ruta para elaborar más datos sobre estas universidades en el país, ya que cada una está esforzándose en especializarse en sus áreas a través de transferencias de conocimiento de universidades de otros países. ‘Estamos trabajando muy fuerte en ser realmente un aliado para el perfeccionamiento del recurso humano enfocados principalmente en la baja posición que tuvo Panamá en la última medición de competitividad, bajó a ocho puntos, precisamente por aspectos relacionados al recurso humano y a políticas de contratación y corrupción del país. Por tanto estamos trabajando muy de cerca del sector productivo', dice.

Para la rectora Auppa juega un rol fundamental porque está moviendo estas necesidades para que sea un canal o un intermediario efectivo para que cada una de estas entidades de estudios superiores particulares pueda tener ese acercamiento o un impacto en el sector productivo. ‘Es ahí donde está nuestro desafío, donde la asociación está trabajando para abrir espacios para crear confianza y para que realmente formemos una triada y desmitifiquemos un poco el rol de la universidad particular en Panamá. Tenemos un producto puntual que es el instituto de investigación de nuestras universidades que están al servicio del sector productivo ', resaltó Angarita.

Actualmente, el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá es el ente encargado de acreditar las universidades y el tiempo para lograrlo es de unos seis años.

La catedrática comentó que en el país hay solamente 19 universidades privadas afiliadas a la asociación.

El director de Idia, Jaime Estrella, detalló que actualmente la oferta académica de Panamá por área de estudio contempla carreras técnicas, licenciaturas, especialización, maestrías y doctorados con unos 45,239 matriculados solo en 2016, según revela el estudio. Esto quiere decir que la oferta de maestrías a nivel nacional se mantiene alta con 106 carreras, al igual que licenciaturas con 423, mientras que para doctorados existen 38 carreras, especialización solo 55 y técnicos con 39 en las universidades particulares.

Según Angarita, en Panamá actualmente existe una estandarización de los créditos y el porcentaje de especialidad que deben tener las universidades en sus programas se está evaluado con el fin de que haya una uniformidad. ‘La formación no debería tener diferencias, debe ser equitativa y estamos buscando que así lo sea', resaltó Angarita respecto a la igualdad de educación en las universidades público-privadas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) establece que sin la educación no habría desarrollo ni riqueza de conocimientos, de ahí la urgencia de apostar por una educación superior que acabe con las desigualdades económicas y sociales y que promueva mejores condiciones de empleo e impulse la ciencia, la tecnología y la innovación porque la educación es el pasaporte al futuro.

INVERSIÓN AL PAÍS

De acuerdo con las cifras del informe de Idia, el valor aproximado de inversión total de infraestructura, equipo y mobiliario de las universidades particulares fue de $277.2 millones, y en cuanto a presupuesto consistió en unos $82.6 millones, lo que da un aporte al país de $359.8 millones hasta 2016.

Mientras que un estudiante invierte actualmente —dentro de su programa de estudio y dependiendo del tipo de carrera y la universidad particular en la que estudie— entre $6,500 a $7,000 una licenciatura, y en una maestría cerca de los tres mil dólares, afirmó Angarita.

‘Para nuestros centros de estudios superiores haber invertido alrededor de $359 millones es un ahorro para el Estado, porque estamos formando estudiantes panameños capacitados, porque si no tendríamos una gran masa estudiantil sin formación superior porque las universidades públicas existentes no son suficientes y contar con universidades privadas que están invirtiendo grandes capitales de dinero en Panamá es una apuesta a que la competitividad no sea solo responsabilidad del Estado. El contar con el sector productivo en la formación es buena noticia ', resaltó la catedrática.