20 de Oct de 2021

Cultura

Protegen templos ante conflictos armados

Tras la Segunda Guerra Mundial, la Unesco aprobó la Convención Internacional de La Haya (1954) para la protección de los bienes culturales.

La iglesia de San Francisco en La Paz, junto con otros quince templos y conventos de Bolivia, recibieron el Escudo Azul de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La distinción sirve para identificar y proteger inmuebles patrimoniales en casos de guerra y convulsión social, gracias al amparo de la Convención Internacional de La Haya.

Los templos y conventos bolivianos protegidos por la distinción de la Unesco están ubicados en las ciudades de La Paz (oeste), Sucre (sur), Tarija (sur), Potosí (suroeste) y Cochabamba (centro).

El jefe de la Unidad de Movimientos y Sitios Históricos y Bienes Culturales, dependiente del Ministerio de Culturas de Bolivia, Flavio Escobar, explicó a Xinhua que la ‘señalización' significa que el inmueble está protegido en caso de un conflicto armado.

‘Con esta plaqueta queremos que la población identifique el patrimonio y tenga conciencia sobre el cuidado y protección que debe recibir el inmueble', precisó.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la Unesco aprobó la Convención Internacional de La Haya (1954) para la protección de los bienes culturales.

El emblema también dio su nombre al Comité Internacional del Escudo Azul, cuyo objetivo es proteger el patrimonio cultural mundial.

Como parte de un plan de protección de los bienes culturales materiales patrimoniales, Escobar manifestó que en caso de que los bienes patrimoniales sean afectados, los responsables pueden ser llevados a juicio en La Haya por haber infringido los términos de la convención.