La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Tropical Chocolate Café celebra premios regionales

La chocolatería festejó los galardones con la presentación de una edición especial de sus barras cuyos empaques fueron diseñados por la artista Gabriela Batista y el fotógrafo Sergio Ochoa

Lo que sobró fueron motivos para festejar: los dos premios logrados en el International Chocolate Awards 2018, una edición especial con empaques engalanados con obras de artistas locales y sí, solo un año de existencia en el mercado.

La chocolatería nacional Tropical Chocolate Café, propiedad de la reforestadora Forest Finance, obtuvo la medalla de plata en la categoría ‘Barras de chocolate oscuro con inclusiones o piezas', y la medalla de bronce en la categoría ‘Barras de chocolate oscuro de origen'.

En esta segunda edición regional de este prestigioso certamen mundial, se presentaron más de 270 muestras de chocolate de más de 50 fábricas y compañías provenientes de México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

‘Estamos muy orgullosos porque empezar a tener un reconocimiento internacional significa mucho para nosotros', dijo Carolina Buglione, administradora de la chocolatería ubicada en San Felipe.

‘Cuando participas en estos concursos internacionales claramente tienes que tener identificado el origen del cacao, toda su trazabilidad, y nosotros somos propietarios tanto de la plantaciones de cacao, como de los bombones y las barras', destacó.

‘Es una colección única que busca apoyar el trabajo de artistas del patio y promover el arte plástico y visual, pero también el arte del chocolate',

CAROLINA BUGLIONE

ADMINISTRADORA

La competencia tiene los mismos estándares de calidad de los International Chocolate Awards a nivel mundial, evaluando su sabor, olor, textura y presentación. Su objetivo ‘es generar competencias, desarrollos de negocios sostenibles, elaborar productos de alta calidad, generar fuentes de empleo y posicionar el cacao de la región como el mejor del mundo', según establecieron sus organizadores.

Panamá ya está comenzando a hacerse notar como un productor importante en el continente y un competidor de peso a nivel mundial, gracias a este triunfo y al esfuerzo de Tropical Chocolate y otros productores locales ‘por lograr crear, no sólo el mejor producto final, sino también por generar un proceso sustentable desde la plantación misma', sostuvo Buglione.

Al reconocer estas características, los International Chocolate Awards son considerados ‘el punto de entrada para que los productores de cacao a nivel mundial sean reconocidos y celebrados y para destacar la diversidad y calidad del cacao en cada uno de los países', explicó Buglione.

Los chocolates de Tropical Chocolate Café son elaborados con cacao de Bocas del Toro y las barras y bombones que se ofrecen en la tienda responden a recetas de jóvenes maestros chocolateros panameños, quienes han sabido aprovechar la libertad que se les ha ofrecido para que elaboren sus creaciones. ‘Ellos están agradecidos por la libertad que tienen y estos premios lo confirman. Se hizo un gran trabajo con las muestras que se enviaron a Guatemala; realmente las estudiamos, seleccionamos las semillas de cacao, fue un proceso muy largo para enviar un producto que pudiera destacar, y valió la pena. El próximo año, vamos por el oro', asegura Buglione.

EDICIÓN LIMITADA

El proyecto de una edición limitada con empaques distintivos se inició hace unos meses y ‘empezamos a conversar para encontrar una forma de colaborar e iniciamos con el arte de Gabriela Batista y las fotos de Sergio Ochoa', explicó Buglione.

Batista ha hecho colaboraciones en espacios públicos con elementos visuales relacionados con nuestra ciudad, mientras que Ochoa ha recorrido todo el país fotografiando su gente y lugares más emblemáticos.

‘Escogimos las obras con el corazón', dice Buglione; sin embargo, hubo que considerar la coincidencia entre colores y sabores y que las piezas tuviesen preferiblemente un formato vertical, como las barras. ‘Queremos apoyar el trabajo de artistas del patio y promover el arte plástico y visual, pero también el arte del chocolate, que las personas puedan llevarse unas barras de chocolate y coleccionen estas lindas imágenes', asegura la administradora.

El proyecto será continuado con el trabajo de otros artistas.

Para Buglione ha sido un año pleno. ‘Hace un año yo no estaba aquí, han sucedido muchas cosas...', cuenta, sin dejar de hacer planes. ‘nuestra producción es todavía bastante pequeña, pero estamos pensando crecer en términos de productividad. Nos gustaría tener una variedad de productos más amplia y estamos trabajando en eso', concluye.