Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Cultura

Juan Forch, el publicista de presidentes

El cineasta y escritor fue una de las mentes detrás de la campaña que puso fin al régimen de Pinochet. En Panamá, el chileno ha trabajado con el PRD y, más recientemente, con Ricardo Lombana, candidato independiente a la Presidencia

Juan Forch, el publicista de presidentes
Juan Forch, el publicista de presidentes

Juan Fosch está parado en medio de la acera que circunda al Parque Legislativo, a un costado de la Plaza 5 de Mayo. El sol pareciera derraparse en el cielo; la tierra aturdida se sobrepone al exceso de calor. Desde su posición, con el tráfico de las ‘chivas' que entran a la ciudad detrás, el cineasta chileno vocifera instrucciones al equipo que rodea a Ricardo Lombana, el candidato por la libre postulación que quedó de tercero en los pasados comicios electorales.

Nos encontramos en los últimos días de la campaña electoral y, en lo más álgido de la carrera hacia la Presidencia, el político independiente decide aumentar la apuesta y filmar un video que, enmarcado en la popular campaña de la ‘No reelección', cuestiona el manejo poco transparente de fondos en el edificio que se encuentra detrás: el Palacio Legislativo, un ente sumido en la opacidad de planillas cuantiosas y numerosos conflictos de interés.

Con acento sudamericano, Forch dirige las acciones. Lombana, por su parte, repasa su diálogo y se ajusta el micrófono, mientras saluda a los transeúntes, incluso posa para un selfie.

Forch no es extraño ni a la producción audiovisual ni a la política. En 1988 fue uno de los creativos que participó en la campaña del ‘No' para el plebiscito donde los chilenos pusieron fin al régimen de terror de Pinochet. La experiencia quedó plasmada en el documental La televisión del No (1999), que se suma a otras piezas dirigidas por Forch, como Gracias por un favor concedido (1983), La merienda de locos (1984), Todo es de color (1984) y Papá te habla de lejos (1982).

EL HIJO DEL GENERAL

Su pasión por el documental se remonta a la época en que vivió en la República Democrática Alemana, donde estudió cine. Allá se estableció tras el golpe de Estado que sacó al presidente Salvador Allende del poder, en 1973.

En Alemania estudió cine y se ganó la vida como obrero. Posteriormente retornó a Chile, donde había laborado en la empresa cinematográfica ChileFilms. Corrían los años ochenta y Forch se movía en la escena de la cultura local, dedicándose al videoarte y a la poesía.

En lo profesional, se dedicó a la publicidad. En la década de los noventa dirigió el programa ‘El show de los libros' y la primera etapa del Canal Rock & Pop.

PUBLICISTA DE CANDIDATOS

Forch también ha brindado servicios de asesorías comunicacionales a varios candidatos presidenciales en Latinoamérica, entre ellos Alejandro René Eleodoro Guillier Álvarez, abanderado de la izquierda a las comicios presidenciales del 2017 en Chile, que finalizaron con el retorno al poder de Sebastián Piñera.

Acerca de su experiencia en la campaña chilena, Forch ha revelado: ‘Siempre es difícil lidiar con los partidos, porque son instituciones antiguas, que no se actualizan a la velocidad de los tiempos. Siguen estructurados y organizados con una mentalidad del siglo XX que en otras áreas de la sociedad han ido quedando atrás. Entonces es muy difícil hacerlos comprender algunas cosas. Y las campañas no son el momento de hacerlos comprender'.

Aun así, el tema de los vicios de la partidocracia volvió a resurgir durante la pasada campaña electoral panameña, matizada por un movimiento que exigía que diputados involucrados en casos de manejos sospechosos de planillas no se reeligieran. Fue un reclamo que caló en parte de la sociedad panameña y que se tradujo finalmente en el porcentaje alcanzado por Lombana y otros candidatos que representaban la opción independiente, entre los diferentes cargos de elección popular.

Efectivamente, durante los últimos días de la campaña Lombana se convirtió en el símbolo de aquellos sectores que aspiraban a trascender una partidocracia corrupta y desgastada.

LA CAMPAÑA QUE TUMBÓ A PINOCHET

Acerca del trabajo realizado hace aproximadamente 30 años en su tierra natal, Forch ha comentado que la ‘campaña del ‘No' fue la culminación comunicacional de un proceso que comenzó el mismo 11 de septiembre de 1973 con las últimas palabras del presidente Allende en ‘La Moneda”. ‘Todo el martirio, el heroísmo y la resistencia que se inició en ese momento y que se desarrolló durante poco más de 15 años dio como resultado la votación en el Plebiscito', indicó el autor en una entrevista concedida el año pasado.

Para el también guionista, la alegría regresó a Chile el mismo día en ‘que la dictadura reconoció su derrota'. ‘En ese momento estalló a lo largo de Chile el sentimiento de alegría, de liberación, de triunfo de la ciudadanía frente al gobierno represor. Todos tuvimos la imagen del inicio del retiro de las fuerzas enemigas de la democracia. Y la alegría se vio claramente en los rostros de la gente que bailaba en la Alameda de Santiago y en las alamedas de todo Chile', rememoró acerca del histórico momento que atravesó el país andino.

Fue un camino que condujo a que Pinochet abandonara finalmente el poder, como consecuencia ‘de la lucha y la intención de todas las fuerzas políticas democráticas en ese momento'. ‘El 6 de octubre (1988) se inició, al principio tímidamente, la libre actividad democrática que dura hasta nuestros días', añadió.

Eso sí, Forch advierte de que en la campaña del ‘No' jamás se ‘habló de la alegría de derrocar a la dictadura'. ‘Nunca se habló de alcanzar la felicidad, eso lo prometen los gurús'.

En retrospectiva, fue una época caracterizada por la violación sistemática de los derechos humanos por parte de la dictadura militar. Es un tema que estuvo más que presente en la campaña desarrollada en el marco del plebiscito en el que los chilenos debían decidir o no la permanencia del régimen de Pinochet. ‘El miedo era sin duda el sentimiento más demoralizador que tenían los chilenos. La Campaña del ‘No' y la franja de televisión fueron factores importantes para ayudar a disminuirlo. Nos preocupamos especialmente de combatir el miedo porque es un abuso y porque desmovilizaba'.

Bajo el título de ‘Chile: La alegría ya viene', la campaña del ‘No' se destacó por su creatividad. El logotipo escogido fue un ‘arco iris', a través del cual se buscaba simbolizar la unión de las diferentes fuerzas políticas en pugna. La campaña incluyó la utilización de ‘franjas televisivas', que arrancaron un mes antes del referéndum, cada una con 15 minutos de duración. ‘El momento más álgido y emotivo fue cuando vimos aparecer en televisión abierta y por cadena nacional las primeras imágenes del primer programa de la Franja. Fue el instante en que por primera vez, después de quince años, aparecían nuestras fuerzas y nuestras ideas en una TV dominada y controlada por la dictadura', expresó Forch.

Fue la culminación de un trabajo conducido ‘con el convencimiento de que podíamos derrotar al gobierno a pesar de todas las trabas que había impuesto. A pesar de que teníamos conciencia de que se trataba de un gobierno autoritario que podía cambiar en cualquier momento las reglas'.

Si bien fue imposible replicar aquel éxito político en Panamá, su participación en la campaña de Lombana contribuyó a posicionar al candidato independiente en un sólido tercer lugar, superando incluso en votos al partido oficialista y al Frente Amplio por la Democracia, un colectivo más tradicional. Superado el umbral de los 300 mil votos, las puertas a una participación más activa por parte de otras fuerzas ajenas a la partidocracia parecen abiertas.

‘Siempre es difícil lidiar con los partidos, porque son instituciones antiguas, que no se actualizan a la velocidad de los tiempos. Siguen estructurados y organizados con una mentalidad del siglo XX'.

FICHA BIOGRÁFICA

Periodista y comunicador chileno, Juan Forch se ha dedicado, principalmente, a la producción televisiva.

Nombre completo: Juan Forch

Nacimiento: Santiago de Chile, 1948

Ocupación: Director, publicista

Creencias religiosas: Católico

Resumen de su carrera: Juan Enrique Forch fue parte de la decena de realizadores que participaron en la conocida franja del ‘NO' para el plebiscito de 1988. En lo literario, ha escrito tanto ensayo periodístico como novela y poesía. Hijo de un general que renunció al Ejército en 1968, Forch fue comunista y trabajó para la empresa ChileFilms.