La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Sep de 2019

Cultura

Medio inspirado en la Revolución cubana celebra 60 años

La agencia latinoamericana de noticias Prensa Latina, fruto de la revolución cubana, conmemora su sexta década con presencia en 39 países, entre ellos Panamá

Son muchas las hazañas de los periodistas de PL en distintos países a lo largo de estas seis décadas.

‘Los medios de comunicación en Cuba están ligados a la realidad de su historia, son dependientes y están sometidos a los dictámenes del poder', sostiene Nicolás José Moragues González, doctor en Historia, con especialización en la Revolución cubana y en América Latina.

Moragues , autor de La Revolución Cubana a través del comandante Arsenio García Dávila , detalla que el control de los medios en la isla caribeña se divide en dos etapas: durante la primera (1898-1959), empresas estadounidenses controlan de forma efectiva los medios, pues los dirigen y financian. La segunda etapa comprende desde el ascenso al poder del fallecido Fidel Castro hasta la actualidad, con todos los medios de comunicación al servicio de la causa revolucionaria.

En este segundo periodo se gesta Prensa Latina (PL), agencia latinoamericana de noticias impulsada por los líderes de la Revolución cubana: Castro y Ernesto ‘Che' Guevara.

Entre desafíos, la semana pasada el medio de comunicación celebró en Cuba, en un acto político-cultural, su aniversario 60.

‘PL se propuso desde su nacimiento, el 16 de junio de 1959, dar voz a los sin voz y hacer la Revolución en el periodismo latinoamericano, como planteó su fundador Jorge Ricardo Masetti. La misión histórica de PL ha sido y es estar al servicio de la verdad', sostiene Luis Enrique González Acosta, presidente de la agencia latinoamericana.

González, desde la capital cubana, recuerda que PL es ‘fruto de la Revolución cubana'. Precisa que ‘las campañas contra el triunfo del 1 de enero de 1959 llevaron a Fidel Castro a convocar a cientos de periodistas internacionales a La Habana en lo que se denominó ‘Operación Verdad'. Apenas tres semanas después de la victoria se gestó Prensa Latina'.

En el escrito ‘La revolución de los medios de comunicación en Cuba', publicado en Temps de comunicar , Moragues recoge que para esta época si bien los medios tradicionales no atacaban directamente a la Revolución, al menos no durante las primeras semanas, los cables de las agencias AP y United Press , así como los artículos de las revistas Life y Time , que bebían de la información facilitada por esos medios locales, sí ejercían su libertad de crítica, especialmente cuando se crearon los Tribunales de Guerra para ajusticiar a los enemigos de la Revolución. Los medios internacionales hablaron de que en Cuba se iba a realizar ‘un baño de sangre'.

Para cortar con esta situación, según Moragues, Castro pone en marcha en enero de 1959 la ‘Operación Verdad', que reunió en La Habana a 400 periodistas del continente americano para asistir a los juicios contra algunos ‘criminales de guerra'. ‘Los periodistas se reunieron también con Fidel'.

Como resultado de la ‘Operación Verdad' nace la agencia PL, cuyo primer director fue el periodista argentino Masetti, uno de los organizadores de la ‘Operación Verdad', y cuya finalidad sería intentar contrarrestar -al menos en Cuba- el poder de las grandes agencias de noticias estadounidenses'.

El presidente de PL defiende que las líneas de trabajo de la agencia son las establecidas desde su fundación hace 60 años. ‘Como dijo Masetti, la agencia es ‘objetiva, pero no imparcial, porque no se puede ser imparcial entre el bien y el mal'. La defensa de la Revolución cubana, la difusión de sus valores, así como su ayuda solidaria en el mundo, constituyen la razón de ser del trabajo de PL, junto con el respaldo a las fuerzas progresistas de América Latina, el Caribe y del resto del planeta'.

‘Las razones por las cuales surgimos están vigentes cuando la propiedad de los medios se concentra en pocas manos y prolifera la manipulación informativa, la desinformación y la difusión de fake news ', acota.

La central de la agencia está en La Habana. Cuenta con 40 corresponsalías permanentes en 39 países. Tiene un servicio mundial de noticias de más de 400 despachos diarios en seis idiomas, además de los departamentos de fotografía, radio y PL Televisión. ‘Somos la mayor casa editorial de publicaciones periódicas de Cuba, con 20 ediciones, entre estas ‘Orbe', ‘Negocios en Cuba', ‘Cuba Internacional', ‘Avances Médicos' y ‘The Havana Reporter”, especifica González.

Al igual que demás medios de comunicación, los desafíos que ha enfrentado la agencia no son pocos, en su caso, sobre todo, por el sello castrista que lleva.

Osvaldo Rodríguez, corresponsal en Panamá, reconoce que los retos políticos son complejos. ‘Lo más difícil es cuando tienes que trabajar con un gobierno que es adverso', dice.

Y es que, según Rodríguez, debido a una campaña, a la agencia se le ha puesto la marca de ser el medio oficial del Gobierno cubano. ‘Por tanto, cualquier cosa que dice lo miran como algo que dijo Cuba, no PL. Nosotros tomamos distancia de esto, pero no siempre se logra porque la campaña es muy fuerte', sostiene.

La situación empeora cuando ‘el gobierno es amigo porque siente que tú eres parte y estás obligado a ayudarlo'.

En Panamá las relaciones se han llevado de manera regular. ‘PL latina estuvo durante la invasión y ni los norteamericanos se metieron con nosotros ni el gobierno anterior ni posterior', dice Rodríguez.

En otro panorama, uno de los retos principales es ‘elevar continuamente el alcance de la información de la agencia en el mundo y su desarrollo en materia tecnológica en tiempos de redes sociales, más aún en tiempos en que Estados Unidos arrecia sus agresiones contra Cuba y los gobiernos progresistas del continente y otras partes del mundo y cuando el vendaval de las noticias falsas se ha convertido en una poderosa arma para la desestabilización y enajenación de los pueblos', declara González .

A pesar de estas vicisitudes ‘en la actualidad, PL está muy saludable, crece, se desarrolla y se rejuvenece, con muchos jóvenes que son la garantía de su futuro', puntualiza.

Experiencias

Son muchas las hazañas realizadas por los periodistas de PL en distintos países a lo largo de estos 60 años. Creo que la primera fue, de hecho, las entrevistas de Jorge Ricardo Masetti a Fidel y el Che en 1958 en la Sierra Maestra, aún antes de fundarse Prensa Latina.

Es igualmente conocida la anécdota que refiere que otro fundador argentino, Rodolfo Walsh, logró descifrar mensajes secretos y revelar que mercenarios de origen cubano entrenaban en bases de Guatemala para invadir a Cuba por Playa Girón.

Siguiendo ejemplos como estos, los corresponsales de PL han cubierto directamente la Guerra de Vietnam, la lucha por la independencia de Angola y el sur de África, la agresión a Siria, el panorama en torno a la República Popular Democrática de Corea y los conflictos del Medio Oriente.

Sobre Luis Enrique González Acosta, presidente de Prensa Latina, su formación de 30 años en la agencia le ha permitido conocer cómo funciona y hacia dónde va. El periodismo lo ha ejercido allí desde que se graduó en la facultad de periodismo internacional del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú en 1988. Incluso, la práctica estudiantil la cumplió en Prensa Latina en 1987.

Disfruta las coberturas, no ha dejado de hacerlas en la actualidad, sobre todo cuando asiste a algún foro internacional o en las publicaciones. En muchas ocasiones acompañó como periodista de Prensa Latina a los líderes cubanos en sus viajes al exterior. Estuvo en Cumbres Iberoamericanas, tomas de posesión presidenciales, Juegos Panamericanos y Olímpicos. Prensa Latina le dio la oportunidad de ser corresponsal en Rusia y Colombia.

Como presidente de Prensa Latina, ha conducido la agencia con una dirección colectiva y está orgulloso del trabajo realizado. Es consciente de ser parte de una institución que logró superar los presagios de que apenas duraría unas semanas o meses.

Nada le ha quitado el sueño en estos años. ‘Momentos difíciles existen cada día, pero todos se solucionan con el aporte de directivos, periodistas profesionales y trabajadores de la agencia, todos protagonistas de la hazaña de mantener más vigente que nunca a Prensa Latina'.