La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Las lecciones del ‘Coyote'

Puede que el Correcaminos tenga la velocidad; sin embargo, es el Coyote quien se lleva las palmas de la enseñanza

Las lecciones del ‘Coyote'

Desde chico, ‘El Coyote y el Correcaminos' ha sido mi caricatura favorita. Una vez platicando con mi madre, me preguntó el por qué.

Puede que el Correcaminos tenga la velocidad, sin embargo, es el Coyote quien se lleva las palmas de la enseñanza.

Y es que Willy, como yo le llamo, tiene 7 cualidades que todo líder auténtico debe tomar como suyas:

¡Creatividad! Minuto a minuto se reinventa, cada plan es mejor que el anterior, investiga, estudia y planifica, independientemente de los resultados. No cree en los fracasos, estos, lo que hacen es apurarlo a preparar nuevamente otro plan para agarrar al Correcaminos.

‘Al final del discurso de Stanford, Steve Jobs hacía referencia a un libro llamado ‘The Whole Earth Catalog', en su tapa posterior había una frase que decía: ‘Manténganse hambrientos', y fue lo que Jobs hizo hasta su muerte'

¡Hambre! Al final del discurso de Stanford, Steve Jobs hacía referencia a un libro llamado The Whole Earth Catalog , en su tapa posterior había una frase que decía: ‘Manténganse hambrientos', y fue lo que Jobs hizo hasta su muerte, curiosamente es lo que el Coyote tiene, un hambre que nunca parece saciar, y que lo empuja en cada episodio a buscar su objetivo. Ese apetito hace que no le importe probar nuevos planteamientos o trampas que, aunque arriesgadas, potencialmente pueden tener mejores resultados. En nuestras empresas sucede algo similar: cuanto más tiempo llevamos metidos en nuestra zona de confort , cómodos y bien ‘alimentados', menor es el incentivo para arriesgarnos y probar nuevas ideas… No hay nada mejor que el hambre para agudizar el ingenio.

¡Perseverancia! No es lo mucho, sino lo seguido… En cada episodio lo intenta una y otra vez, jamás se rinde. A pesar de los golpes, estrellones, reventones y accidentes, se repone y va por el Correcaminos nuevamente. Nunca lo he visto no volverlo intentar. El Coyote es consciente de que lucha contra un formidable adversario, muy superior en cuanto a cualidades naturales se refiere, por lo que sabe que sólo tiene dos armas: su cerebro y su perseverancia. Conozco a muchos profesionales que abandonan la carrera antes de ponerse las zapatillas. Espero nunca te suceda esto.

¡Resiliencia! El Coyote tiene una capacidad de reponerse al fracaso única, lo ves raspado, maltrecho, con ojos morados, pero una caminata breve de derrota lo lleva a una carrera por la victoria. En las crisis económicas y debacles de los mercados, esta es una de las cualidades más importantes que puede tener una empresa. No importa las dificultades que nos encontremos en el camino, debemos seguir probando nuevas ideas y aproximaciones sin caer en el pesimismo que parece envolver a todo el mundo

¡Valora a su rival! No menosprecia a su contrario, no desestima su inteligencia y no se siente menor a él. Ha dedicado tiempo a estudiarlo y sabe cuáles son sus costumbres o rutas. Aunque solamente logró capturarlo una vez, lo dejó ir porque supo que es su razón de ser.

¡Autenticidad! Ser él mismo es lo más satisfactorio del mundo y no tiene miedo de demostrarlo, a diferencia de nosotros, a veces renunciamos a nuestros sueños por seguir los de los demás y en muchas ocasiones, llegamos hasta a comprar cosa que no necesitamos para aparentar lo que no somos ante gente a la que no le importa.

¡Sentido del humor! Soy gordito y me gusta verle la cara a mis alumnos cuando hago bromas de mi mismo. Pero te cuento, fue un proceso largo aceptarme así. Me fascina verle la cara al Coyote cuando está creando o planeando su nueva trampa Puede parecer que no tenga sentido el éxito, pero entiende que éxito no es mas que una sucesión de fracasos y disfruta cada vez que hace un nuevo plan.

Te recomiendo ir a una tienda de videos y comprar un DVD o bien mirar un episodio por YouTube.

Sea como sea, disfrútalo como niño y aprende, que con Willy, tenemos mucho camino por recorrer.