Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Cultura

'Palabra de mujer'

La periodista, escritora e investigadora Marina Murai abre las puertas de un nuevo círculo literario a las panameñas. Su filosofía es 'potenciar la voz de las mujeres a través de la palabra escrita y la narrativa oral'

Confirme su participación en el círculo literario 'Palabra de mujer' en mmurai@iiafec.comShutterstock

Marina Murai tiene un año de estar dirigiendo en Panamá el Instituto de Investigación Aplicada + Forense y escritura científica /creativa. En su programa de actividades figura una serie de cursos talleres y mentorías, sin embargo a la escritora española le entusiasma, sobre todo, un nuevo proyecto que echará a andar el próximo 12 de marzo. Se trata de un círculo literario femenino que pretende, como está establecido en sus objetivos “comunicar, promover, compartir... experiencias, solidaridades y sororidades, (cosmo)visiones y textualidades desde los diversos géneros y subgéneros del texto escrito hasta la oralidad; poesía, fringe, prosa poética, relato, cuento, novela, libreto teatral, narrativa oral, géneros periodísticos guion de cine, cómico o bande dessinée, manga, performances, narrativas...”. Palabra de mujer –nombre del círculo literario– quiere reunir a través de la palabra, sus sonoridades y formas de expresión, un espacio “que nos redima de violencias, iras y ferocidades ajenas”.

El interés de Murai proviene de su preocupación por una realidad presente en sus diversos oficios, tanto como científica forense, como de escritora, por “ese abuso permanente contra las mujeres en todo el mundo, y en Panamá está ocurriendo lo mismo que en el resto de los países del mundo. Es un problema que está creciendo, es la lacra del siglo XXI “, asegura.

Y la científica considera que en este momento, más que nada, las mujeres “tenemos que reunirnos para contar desde nuestra perspectiva, desde nuestra visión, nuestra mirada, todas esas experiencias por las que pasamos a diario y sobre todo, convocar y encontrar un espacio también para la mujer creadora, la mujer que escribe”, afirma. Se trata de un espacio abierto para todas las mujeres, aunque los hombres son bienvenidos, pero va dirigido a la mujer, porque “como sujeto histórico ha estado muy olvidada también en Panamá y es importante que se integre de una manera muy especial a través de la mirada literaria en todas sus formas, en todos los géneros y subgéneros, desde la novela, hasta la poesía, el relato, e incluso vamos a ir más allá porque queremos juntar distintas generaciones”, explica Murai.

La directora del centro hace la salvedad de que no se trata de un círculo exclusivo para escritoras, sino también para mujeres que les interese comentar sobre literatura. “Que sea un lugar para incitar a escribir, donde nos contemos cómo vamos en nuestros procesos creativos y un espacio para las mujeres lectoras, porque todas leemos, quienes escribimos leemos muchísimo. Es una obligación tanto en ciencia como en literatura”, asevera.

Aprovechando la estación seca, se convoca a las interesadas al jardín del edificio Innova 109 en Ciudad del Saber. Allí, al ocaso, a eso de las 6:30 de la tarde, arrancará el encuentro que está previsto a extenderse por aproximadamente dos horas, dependiendo de lo que cada una vaya aportando. “La idea es que el espacio sirva para compartir lo que están haciendo, recibir algún aporte. Este primer encuentro está dedicado al día internacional de la mujer y la lectura a debatir será la novela “Nosotras que nos queremos tanto”, de la escritora chilena Marcela Serrano”, informa.

Los encuentros, que han de llevarse a cabo una vez al mes no tienen costo de participación. Solo se pide, por cuestiones de logística, confirmar la participación a través del correo electrónico mmurai@iiafec.com

La mujer en el mundo de hoy

Las mujeres han llevado una larga lucha por la consecución de sus derechos; a pesar de este largo camino, los logros no parecen muchos. La gran pregunta es, ¿cómo podemos hacer para mejorar la situación de la mujer? “Culturalmente seguimos en un mundo patriarcal, hay que cambiar las estructuras, hay que cambiar la mirada, sobre todo la cultura. Esa es la realidad”, dice con tono resignado. Para Murai es imperativo cambiar esas estructuras porque hay un preocupante recrudecimiento del machismo. “La mujer está más que nunca presente a través de sus voces, pero no somos suficientemente escuchadas. No es fácil trabajar con ello porque requiere un cambio de mentalidad, un cambio de visiones y un cambio cultural. Eso lleva generaciones, no es fácil, pero hay que empezar a trabajar desde una visión inclusiva. El círculo literario es una forma precisamente de hacernos sentir y hacer llegar esa voz, esas voces que cuenten cómo son nuestras vidas, cómo vemos el mundo en este momento; es fundamental compartirlo y la idea es generar un mundo equitativo y más justo, no estamos descubriendo nada nuevo... Tenemos que aportar cada una lo que sabemos y compartir porque es con inclusión; no puede haber exclusión, estaríamos repitiendo los mismos paradigmas”, dice convencida.

Marina MuraiEsther M. Arjona | La Estrella de Panamá

El centro en Panamá

Hace un año que la escritora se estableció en Panamá, pero no por primera vez. Anteriormente, mientras residía en Costa Rica, pasó unos seis meses en la ciudad de David. “Panamá siempre era, no sé por qué, un lugar que me atraía muchísimo. Me parecía un país con un potencial enorme, y en mi área que es concretamente la investigación, me parecía que era un país bien interesante para trabajar, y bueno, al final de los años he quedado acá... será el destino...”, cuenta.

La razón ha sido establecer el iiaFEC con sede en Ciudad del Saber. “El instituto tiene varias áreas, una dirigida al fortalecimiento de la investigación y, en concreto, las investigaciones aplicadas”, informa su directora. Otro puntal es la escritura científica, es decir, la divulgación de las investigaciones académicas, bien sea a nivel de consultorías, de cooperación internacional. “Es muy importante poder devolver a la sociedad ese conocimiento de lo que se está haciendo a nivel científico, a nivel de investigación. Es fundamental en cualquier país. Aquí viene muchísima gente, pero ese conocimiento se va, no queda, no se divulga. Uno de los objetivos principales del iiaFEC, es a través de los talleres de escritura científica y académica, poder facilitar ese tránsito y que por otro lado para los científicos, investigadores, consultores y cooperantes sirva también como un ejercicio, que ya tengan el artículo científico listo para publicar”, detalla.

Otra área es la parte creativa dirigida a la economía naranja, en la que aporta con su experiencia como escritora y periodista, a través de talleres de escritura literaria. Por último, pero no menos importante, la parte ética, que es absolutamente fundamental.

Y es que una cosa es la comunicación diaria, básica, y otra, una redacción especializada. Con la facilidad de las plataformas digitales muchos se piensan escritores, pero realmente no lo son. “Primero hay que conocer las técnicas, conocer las herramientas y, sobre todo, hacer oficio. Las técnicas y herramientas te enseñan a tratar con la información y cómo avanzar desde una idea simple, pero el resto es hacer oficio, y requiere de tirar mucho a la papelera, ser autocrítico, ser autoexigente, decir esto no está lo suficientemente bien; con la inmediatez se va a lograr nada. Esto no es ni redes sociales ni un blog”, dice tajantemente. Murai considera que la inmediatez ha desmejorado considerablemente la calidad de todo lo que se publica. Además, con la democratización de la información, también ha llegado el descontrol, que termina desconociendo verdades y autorías. “Se sigue cayendo en lo mismo, en el plagio y muchísimas veces, es bastante preocupante. Por eso es importante la ética. Si quieres aprender a escribir tienes que tener claro que te va a llevar toda una vida, y que toda una vida va a ser un proceso de mejoramiento y de aprender permanentemente”, sostiene.

Para Murai, investigadora y escritora, no hay misterio en compaginar los oficios y llevarlos adelante.

“Mi vida siempre incluye varias agendas, son muchas cosas que tengo que llevar adelante: la entrega de mi próxima novela, para una editorial española, los cursos, la investigación propiamente, y una investigación que no se centra solo en Panamá. Simplemente hay que dedicar tiempo, estirar los días y trabajar muy bien con cronogramas. El truco es la disciplina y respetar las fechas de entrega, como algo sagrado. Eso va con la profesión, un trabajo entregado fuera de fecha es un cero a nivel profesional”, dice. Por ello, el primer mito a deconstruir en sus talleres es que uno escribe cuando llega la inspiración. Más bien, “como decía Pablo Picasso, 'cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”, concluye.

Sobre la directora y profesora

Marina Murai

Seudónimo literario de Marina Gartzia.

Como periodista fue corresponsal de guerra en Oriente próximo, con 24 años de edad; jefa de redacción y locutora de los informativos de la cadena Colmundo Radio (Medellín, Colombia); corresponsal para Radio Euskadi; directora del Departamento de Noticias en español de la mítica empresa gubernamental de radio, prensa digital y televisión suiza: SRG SSR (homóloga a RTVE) en Berna, Suiza.

Es antropóloga y científica forense en siete disciplinas.

Ha impartido cátedras de antropología, periodismo, y sus propios talleres de escritura científica y escritura creativa (literaria) -también de guiones para audiovisuales- en reconocidas universidades, principalmente americanas y europeas.

Paralelamente, ha realizado numerosas investigaciones científicas durante los últimos 20 años en cuatro continentes.

Es autora del Instituto Cervantes.

Ha publicado dos novelas, 'Me llamo Nadie: Historia de una mujer invisible' y 'El guayacán amarillo'.

Su creación literaria abarca también otros géneros, como la poesía, y muchos de sus reportajes y artículos han sido traducidos a siete idiomas, aparte de su producción científica.

En la actualidad, alterna la escritura de sus próximas novelas con la docencia y dirección en el iiafEC, Ciudad del Saber, cátedras o conferencias como profesora invitada en diversas universidades, la investigación científica y la consultoría.

Información biográfica tomada de la página www.iiafec.com