Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Cultura

La acumulación riesgosa y el fénomeno del papel higiénico

El miedo colectivo frente a un escenario de insuficiencia de recursos ha causado que, en medio del estado de emergencia mundial por el Covid-19, la población se incline hacia el acaparamiento innecesario de artículos de segunda categoría como el valioso rollo de papel de baño

El papel de baño se ha convertido en un símbolo de seguridad por su abundancia.Shutterstock

La paranoia por escasez de recursos en medio de la pandemia por el coronavirus se ha reflejado en las personas de todo el mundo, con escenas de abastecimiento exagerado en Francia, España, Australia, Reino Unido, Estados Unidos y ahora, en Latinoamérica, donde las masas han arrasado con la compra de productos de primera necesidad. Sin embargo, la más significativa ha sido la adquisición de papel higiénico y su alta demanda.

Las redes sociales han sido un foco importante en la nueva pandemia, registrando en video y fotografía las incesantes luchas por obtener aquel producto que, por alguna razón, ha sido barrido de los estantes de supermercados aún más que otros artículos clave como la comida enlatada o el jabón.

Diversos supermercados en todas partes del mundo han limitado la cantidad de artículos que cada comprador puede adquirir para evitar el acaparamiento compulsivo. Pero, aún permanece el cuestionamiento de ¿por qué comprar papel higiénico en estos momentos? La respuesta se ha intentado adjudicar al síndrome del FOMO ('Fear of Missing Out', o miedo a quedarse fuera) que nació con la llegada de los teléfonos móviles, o a la conciencia humana de querer tener lo que nuestro prójimo obtiene porque pensamos que nos será necesario en algún momento.

Ver los estantes vacíos, aunque sea de un producto que ocupa gran espacio como el papel higiénico, hace sentir al consumidor que este escaseará cuando lo que necesita es sentirse seguro y en control de la situación. La exposición de pocas unidades de un producto sanitario, aún más en tiempos de amenaza a la salud, lo hace deseable y de necesidad urgente a los ojos de los consumidores.

El acaparamiento de papel higiénico responde a una situación social caótica.Shutterstock

“En una crisis como la que estamos viviendo, los productos que nos den bienestar y limpieza son los que van a estar más cotizados”, explicó David Coral, presidente de la agencia BBDO a El País, “este tipo de comportamientos se demuestra que somos gregarios”.

Según este experto, el acaparamiento de este artículo no obedece a las reglas predominantes del marketing, en el que se podría explicar con el ejemplo de que cuando un producto de lujo se lanza al público, se presentan pocas unidades en tiendas lo que aumenta el deseo de obtenerlo por parte de los compradores.

“El Covid-19 está rompiendo la confianza del pueblo en la economía. 
Las personas están perdiendo la confianza de que podrán 
salir y obtener lo que necesitan cuando lo necesitan”,

JAY L. ZAGORSKY,
PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE BOSTON

Esto hace aún más extraño el comportamiento humano y el aumento de compra de productos de segunda categoría como el papel higiénico. Jay L. Zagorsky, profesor de la Escuela de negocios Questrom, de la Universidad de Boston, aseguró en un artículo del medio The Conversation, que lo que ha logrado mayor impacto en la compra de este producto es que “el Covid-19 está rompiendo la confianza del pueblo en la economía. Las personas están perdiendo la confianza de que podrán salir y obtener lo que necesitan cuando lo necesitan”. De igual manera, señala que la urgencia de las personas por obtener un determinado producto para sentirse seguros, es un claro ejemplo de la teoría del 'sesgo riesgo cero', puesto que “las personas prefieren tratar de eliminar por completo un tipo de riesgo posiblemente superficial en lugar de hacer algo que reduzca su riesgo total en una mayor cantidad”.

El sitio web científico The Decision Lab define este comportamiento como “la preferencia a eliminar una categoría de riesgo, aún cuando se aumente la probabilidad de riesgo general”. Esto se deriva de la reducción de tensión cognitiva que nace a partir del riesgo presente: “Una posible razón para esto es que a veces pensamos proporcionalmente cuando deberíamos estar pensando cuantitativamente. Eliminar una categoría de riesgo representa una gran diferencia en la proporción de ese riesgo que se elimina, pero una diferencia menor en cantidad”.

La planificación de compras reduce la acumulación irracional.Shutterstock

Irracionalidad e hiperconsumo

“El papel higiénico realmente no importa, está muy por debajo de la lista de supervivencia en comparación con otras cosas como la comida o el agua, pero es algo a lo que las personas se aferran a tener como un estándar mínimo”, indicó el doctor Rohan Miller a la cadena BBC. Esto podría verse influido con el efecto imitación y la psicología de supervivencia que adapta el humano en tiempos de guerra o escasez mundial, como aclaró la revista National Geographic: “Ello se explica básicamente por la naturaleza social del ser humano, los individuos se miran los unos a los otros en busca de una sensación de seguridad compartida, con lo que, cuando vemos una respuesta masiva de tal calibre, es probable que intentemos imitarlo, aunque sea por precaución”.

“No estamos acostumbrados a la escasez y la privación, estamos acostumbrados a poder elegir lo que queremos, cuando queremos. Por lo tanto, la prisa por conseguir papel higiénico es solo esta mentalidad de ovejas para mantener ese estado”, agregó Miller.

Además, el hiperconsumo de recursos se ve albergado por una irracionalidad humana, que de no ser apaciguada podría volverse violenta. “Esto está sacando a flote nuestra fragilidad como especie. Se ha debilitado a sí misma, en la medida que ha optado por un paradigma de raciocinio o por uno en el que sólo se consigue una cierta realidad a partir de un esquema racionalista, científico y dejando de lado que la realidad es sumamente compleja”, expresó Bogar Armando Escobar Hernández, investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara al medio Infobae.

Como parte de una sociedad, cada poblador debe hacerse cargo de su salud mental en momentos de angustias, así como llevar a cabo ejercicios que reduzcan la ansiedad o solicitar ayuda profesional si los niveles de agitación o pánico son altos.

El racionar los alimentos, una medida adoptada por numerosos supermercados a nivel internacional, corresponde a la intención de disminuir la compra exagerada de diversos productos, y guiar a las personas a comprar lo necesario para su familia sin acumular demás y privar a otros de obtener dichos recursos. Los enfrentamientos por la acumulación de papel higiénico —que dejan expuesta la naturaleza instintiva del humano—, han llegado a sobrepasar la actitud civilizada de muchas personas, como se puede observar en distintos videos publicados en redes sociales donde, en Australia, grupos de personas han llevado a cabo disputas violentas por conseguir el valioso rollo.

Pese a que no se prevé la escasez del papel higiénico, la histeria colectiva ha sacado a relucir la compra por pánico infundamentado, que puede llegar a ser más peligrosa que el Covid-19, dado que lleva a una reducción significativa de recursos a un posible aumento de precios por la alta demanda y la poca oferta. Con los anuncios de los diversos Gobiernos con respecto a la preparación para los próximos meses de pandemia, las compras deben ser moderadas y gestionadas desde casa, ya que no hay necesidad de acumular cosas, particularmente productos que es poco probable que sufran una escasez notoria.