Temas Especiales

31 de May de 2020

Cultura

Miguel Araúz Delgado: "Se necesitan mensajes de paz y alegría"

El saxofonista panameño formó parte de un grupo de músicos internacionales dirigidos por el portugés Joao Pedro Silva, entonando la canción 'Imagine'

Miguel Araúz Delgado
Araúz (arriba a la izq.) cursa una maestría de saxofón en el Conversatorio Liceu en Barcelona.Cedida

La música siempre ha sido una herramienta sonora para transmitir sensaciones y mensajes de todo tipo. Cuando la hemos necesitado ha estado para alimentar el fuego de una revolución, para arrullar a los retoños familiares, para alegrar los ánimos y para calmar tempestades, y es ahora —en tiempos críticos— cuando más hemos recibido de su confort y consuelo a través de músicos expertos, cantautores e intérpretes apasionados.

Desde varios rincones del mundo un grupo de saxofonistas fueron convocados por el maestro portugués João Pedro Silva, quien es profesor de saxofón y música de cámara en la Escuela Profesional de Música de la Metropolitana y en el Conservatorio Regional de Palmela. El conglomerado de músicos se conectó a través de aplicaciones digitales de comunicación (de las populares como Zoom, Skype, Hangouts, entre otros) para entonar la melodía de Imagina (Imagine, en su título original en inglés) del ex Beatle, John Lennon.

“La letra de la canción es un mensaje de paz y esperanza que al mundo le viene bien recordar en estos momentos difíciles”, comentó a este medio Miguel Araúz Delgado, saxofonista panameño participante del conglomerado. Araúz fue convocado por Silva para formar parte del proyecto musical que se grabó hace un par de semanas, pero ha sido viral en las redes sociales bajo el hashtag #AndTheWorldWillBeAsONE (“Y el mundo será uno”, en español), que se puede encontrar en Youtube.

De Asia, Australia, Europa y América se unieron para el arreglo rítmico, lo cual trae a la palestra musical mundial “un aporte significativo”, como aseguró Araúz. Actual miembro de la Banda Republicana de Panamá, el saxofonista formó parte de la orquesta de Roberto Delgado y Rubén Blades, y se encuentra terminando sus estudios de maestría en Saxofón Clásico y Contemporáneo en el Conservatorio Superior de Música del Liceo de Barcelona (España).

Miguel Araúz Delgado
Araúz recopila una carrera musical de casi una década en distintas orquestas nacionales e internacionales.Cedida

"Ahora mismo, las redes sociales juegan un rol importante en la difusión de conciertos y presentaciones en vivo que lleven temas de alegría que contrarresten las noticias negativas y olvidar un poco el confinamiento indefinido en el que nos hemos sumido", señaló Araúz, “como panameños la música no puede faltar en estos momentos, y el saxofón agrega una musicalización especial para las sensaciones”.

Pese a la distancia que hubo entre los músicos, el joven saxofonista considera que “el vínculo que se desarrolla a través del trato con las personas es lo que define la afinidad entre ellas” y hace énfasis en que “de la manera que trates a los demás, así mismo descubrirás si existen retos en tu camino musical, porque la música es sobre unir personas no separarlas”.

Entre los músicos con los que colaboró Araúz se encuentra el reconocido saxofonista francés Vincent David, quien ha sido nombrado mundialmente como uno de los mejores en este instrumento. “Fue un sueño hecho realidad el haberlo conocido, hablar con él y tocar en una misma colaboración, ya que como saxofonistas es muy difícil conocerlos a todos”, expresó Araúz, “siempre es bueno conocer a otros maestros que te puedan hacer crecer musicalmente”.

“Imagina a todas las personas compartiendo el mundo”, canta Lennon en su versión original lanzada al público en octubre de 1971, un himno pacifista que le otorgó fama y lo llevó a ser considerado una figura destacable en la lucha contra la violación de los derechos humanos.

La música es un arma social, potente y directa”, señala Araúz, “hay que desarrollar vías para que la música de otros géneros llegue a los barrios panameños en donde solo reinan dos o tres géneros como el reggaetón; se necesita hacer un cambio en la educación musical del panameño y eso requiere sensibilizar a las autoridades que manejan los programas culturales”.

“Los jóvenes deben seguir soñando, creer en sí mismos y trabajar por alcanzar más de lo que imaginaron”, anima Araúz, “no deben dejarse llevar por los momentos difíciles sino buscar oportunidades para destacar entre los demás siendo honestos a sí mismos”.