Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Cultura

Tecnología al servicio de la prevención del SARS-CoV-2

En un escenario complejo con datos que muestran el avance del virus en Panamá, invertir en tecnologías de detección y monitoreo parece ser una estrategia tan viable como mandatoria en la lucha preventiva contra los contagios de covid-19

Para Alejandro Carbonell, director de la Cámara Panameña de la Tecnología (Capatec), la carrera contra el SARS-CoV-2 amerita reforzar las iniciativas por parte de diferentes sectores con el fin de aprovechar y optimizar el uso de la tecnología, en el monitoreo de espacios vulnerables a la transmisión del virus.

Mediante inteligencia artificial, es posible hacer detección efectiva de la temperatura de manera grupal.Shutterstock

“Aunque se han hecho esfuerzos y ha habido buena disposición del gobierno, aún estamos por detrás de muchos países que han demostrado que el uso de herramientas tecnológicas les ha permitido ayudar en el control del contagio del virus”, explica.

De acuerdo con Carbonell, en una pandemia como la que vivimos “es importante trabajar en conjunto el sector público con el privado, para implementar de manera rápida las diferentes soluciones disponibles”.

Una idea en la que coincide Enrique Luna, ingeniero de la compañía Dahua Technology Panamá, quien asegura que deben intensificarse las acciones para el uso de estas herramientas que si bien no reemplazan la labor del ser humano, “facilitan las tareas, permiten una mayor eficiencia y la obtención de registros de cada medición (temperatura) con una efectividad de alta calidad”.

Aunque destaca conocer algunos esfuerzos que se han llevado a cabo en Panamá, considera que “el gobierno y las instituciones deberían contar con estatutos, manteniendo la transparencia, sin amarrarse a una marca, con un estándar a la hora de trabajar con estas tecnologías y garantizar que el producto que se adquiera cumpla con lo establecido y funcione para el bienestar público”, dice.

Luna explica que existen soluciones de seguridad electrónica con inteligencia artificial, mediante cámaras y dispositivos de control de acceso, capaces de hacer monitoreo de temperatura humana, algo necesario para “filtrar a personas que posiblemente tengan un cuadro febril asociado a uno de los síntomas de la covid-19”.

El Metro de Panamá implementó un sistema de cámaras térmicas a modo de prueba piloto en la estación 5 de Mayo.Larish Julio | La Estrella de Panamá

Añade que desde el sector privado, diferentes empresas y organizaciones de la banca, el sector logístico, de alimentación y estaciones de combustible han adquirido soluciones de monitoreo de temperatura, así como el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

“Nuestros equipos no diagnostican covid u otra condición médica, sin embargo, son capaces de monitorear con alta precisión la temperatura de las personas mediante inteligencia artificial. Estos dispositivos pueden medir y monitorear hasta 20 personas de manera simultánea; otros lo hacen con grupos de 10 personas, mientras que otros miden una persona a la vez”, comenta.

Con estas herramientas se minimiza el riesgo de infección cruzada cuando se realizan las mediciones de temperatura de manera individual y también permiten mayor eficiencia y eficacia, con una precisión muy elevada.

Lugares sensitivos

Los lugares más sensibles a contagios y por ende propicios para emplear estas herramientas tecnológicas, explica, son aquellos con una alta posibilidad de aglomeración de personas, como supermercados, paradas del transporte público, tiendas, oficinas o establecimientos comerciales donde se recicle el aire. “Hay soluciones que monitorean a varias personas a la vez, evitando los denominados cuellos de botella, como sucede en los supermercados donde se mide la temperatura a un cliente a la vez”.

“Nuestros equipos no diagnostican covid-19 u otra condición médica, sin embargo, son capaces de monitorear con alta precisión la temperatura de las personas mediante inteligencia artificial. Estos dispositivos pueden medir y monitorear hasta 20 personas de manera simultánea; algunos lo hacen con grupos de 10 personas, mientras que otros miden una persona a la vez”,
ENRIQUE LUNA,
INGENIERO

Si bien los equipos requieren de una inversión, el uso es simple y “al mejorar la eficiencia mediante el monitoreo de muchas personas, se requiere de menos personal para ello y no hay que diversificar la labor de la medición de temperatura”.

“Aunque estamos mejor que muchos países y reconocemos el esfuerzo de todos, incluyendo la labor del Estado, todavía nos falta un trecho largo por recorrer; estamos seguros de que trabajando juntos saldremos de esto”, considera.

Panamá

El pasado 21 de abril, el Metro de Panamá informó sobre la instalación de cámaras termográficas con infrarrojos para medir la temperatura corporal de los usuarios.

Sin embargo, la iniciativa se llevó a cabo “a modo de prueba”, según explicó el Metro a este diario, por lo que este importante sistema de transporte público, en la actualidad, ya no dispone de la herramienta.

“Todos los esfuerzos se volcaron a instalar señalizaciones y mensajes preventivos en las pantallas. También a los softwares (se adecuaron para tener un mejor manejo desde el centro de control y operaciones del Metro) que manejan la cantidad de acceso de los usuarios a las estaciones”, indicó la empresa.

“Se buscó la fórmula para mantener el protocolo de distanciamiento físico del Minsa, pero no se continuó con el proyecto de las cámaras termográficas, ya que los esfuerzos se destinaron a medidas más efectivas y amplias”, enfatizó la compañía estatal.

De acuerdo con datos proporcionados por Héctor Ortega, director general del Metro de Panamá, en aquel entonces las cámaras contaban con sensores infrarrojos para detectar la temperatura corporal de cada usuario antes de pasar a las vías de la estación 5 de Mayo. En caso de que la cámara detecte una alta temperatura, se desarrolla un protocolo con el Ministerio de Salud (Minsa) y la Policía Nacional para someter al pasajero a una segunda prueba de tamizaje.

En cuanto al aeropuerto de Tocumen, “las cámaras térmicas para medir la temperatura corporal se instalaron seis en áreas estratégicas del aeropuerto, como la entrada principal de ingreso a la terminal y registro de migración, además de salas de abordaje para la entrada de personas al país. De igual forma, los aeropuertos regionales Enrique Malek de Chiriquí y Scarlett Martínez de Río Hato. También en áreas de seguridad de ingreso de trabajadores de empresas o concesionarios”, explicó una fuente de la empresa a este diario.

En este escenario, Carbonell agrega que existen diferentes tipos de tecnología que se están empleando dentro y fuera de nuestras fronteras. “Para trazabilidad, hay países que utilizan aplicaciones que permiten identificar dónde ha estado un individuo y con quiénes ha tenido contacto por medio de Bluetooth”, cita.

“En China se utilizó un sistema donde la persona debía escanear los códigos QR en la entrada de los edificios o para ingresar al transporte público. Esta le indicaba si podía o no entrar, de acuerdo con su estado de salud. Si estaba sana, tenía libre paso; si por el contrario, debía estar en cuarentena, el código lo registraba”, complementa, una iniciativa que además facilitaba a las autoridades saber si un individuo contagiado estuvo en ciertos lugares y quiénes estaban en estos, para hacer una trazabilidad mucho más eficiente.

Carbonell puntualiza que la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) ha hecho esfuerzos por desarrollar y adquirir aplicaciones que permitan la identificación de personas con síntomas, como el sistema ROSA, pero “hace falta contar con más herramientas que ayuden en la trazabilidad con mayor eficiencia, como se ha hecho en otros países”.

“Algunos miembros de Capatec hemos formado parte de las mesas de trabajo y estamos a disposición del Ejecutivo para ayudar en la implementación de herramientas tecnológicas que prevengan el contagio del virus”, dice.

Sitios propensos a aglomeraciones o a un alto flujo de personas son los más expuestos a la propagación del virus.Archivo | La Estrella de Panamá

En cuanto a los costos, remarca que dependiendo del tipo de tecnología, hay diferentes grados de inversión o recurso humano que se requiere. Entre más eficiente sea, ameritará menos recurso humano para su implementación. “Por el momento de crisis en el que vivimos, muchos emprendedores en Panamá se han puesto a disposición del gobierno para hacer donaciones”.