Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Cultura

La nueva ruta de ingreso laboral para las personas con discapacidad

Pese a que el país sigue inmerso en el estado de emergencia nacional por el nuevo coronavirus, la Secretaría Nacional de Discapacidad comentó a 'La Estrella de Panamá' el trabajo que lleva a cabo para mejorar la calidad de desplazamiento de las personas con discapacidad hacia sus puestos de trabajo en medio de la pandemia

El retorno a las oficinas ha sido un proceso regulado por el Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), el cual ya ha permitido la reapertura de diversos bloques económicos. En medio de este proceso, las personas con discapacidad se han tomado en cuenta dentro de los lineamientos de bioseguridad y desplazamiento a sus lugares de empleo.

Actualmente la empleabilidad de las personas con discapacidad ha aumentado, pero Atencio enfatizó que se necesita mayor sensibilización social.Pexels

En un conversatorio que sostuvo el Mitradel en conjunto con la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis) el pasado mes de septiembre, los expertos señalaron que no se debe ver la discapacidad como una limitación de la persona que la sufre únicamente, sino “hacer un llamado de atención al entorno laboral donde se encuentra, el cual debe proveer de las ayudas necesarias para que dicha persona pueda colaborar de forma efectiva, lo que es el reto principal en nuestro país”.

Para el subdirector del Senadis, Miguel Atencio, la situación nacional ha representado un momento de sensibilización frente a las personas con discapacidad, lo que considera “un logro y gran avance social”.

“Las personas con discapacidad, a diferencia de quienes no tienen una discapacidad, tienen sus propias particularidades para transportarse hacia su área de trabajo”, explicó a La Estrella de Panamá, “en caso de quienes tienen una discapacidad motriz, como en silla de ruedas, estas personas tocan las llantas en todo momento para movilizarse, lo que las coloca en una zona de vulnerabilidad de salud frente al nuevo coronavirus, por lo que al llegar a su área de trabajo esta debe contar con los protocolos de bioseguridad e higiene para que no represente un posible contagio tanto para la persona como para el resto del cuerpo laboral presente”.

Atenció indicó que la ayuda a las personas con discapacidad visual por parte de personas “inconscientes de la vulnerabilidad ante la covid-19” es un factor al que están expuestos durante el trayecto de sus hogares al trabajo; así como la imposibilidad de las personas con discapacidad intelectual, de entender completamente la afectación de no cumplir con los lineamientos de bioseguridad estándar.

“La personas con condición de discapacidad tiene mayores vulnerabilidades, pero desde Senadis hemos señalado los decretos que aclaran que las personas adultos mayores, con discapacidad o enfermedades crónicas, son las últimas que deberían entrar a trabajar presencialmente, aunque eso no implica que deban dejar de trabajar permanentemente”, aseguró.

“Desde el gobierno se señala la posibilidad de transferirlos a teletrabajo y trabajo a disponibilidad, que significa que los jefes de estas personas deben priorizar las tareas realizables desde sus casas con herramientas tecnológicas, dentro de sus posibilidades”, agregó. Desde el Senadis, Atencio indicó que se toman las medidas de bioseguridad y distanciamiento físico con un equipo especializado para evitar las contaminaciones.

Según Atencio, habrá ferias de empleo para personas con discapacidad todos los jueves en la página web mitradel.gob.paArchivo | La Estrella de Panamá

Panorama de empleabilidad

Para el directivo –que a su vez es una persona con discapacidad visual–, la empleabilidad de las personas con discapacidad depende de la adaptación y sensibilización empresarial, ya que “las personas con discapacidad están inmersas en los procesos educativos al igual que el resto de la población, con la diferencia de que las personas que no tienen una discapacidad estudian para fortalecer una habilidad para el trabajo que van a desarrollar específicamente”. Además, puntualizó que para generar mayor empleabilidad para las personas con discapacidad, la sociedad “necesita eliminar la identificación de las personas con discapacidad como enteramente su condición, sino basarse en su potencialidad laboral”.

“Estamos realizando un proceso para sensibilizar a la población para que reconozca sus habilidades y potencial”, enfatizó Atencio, “en nuestro país hemos avanzado porque encontramos personas con discapacidad en puestos directivos, como lo es el viceministro de Cultura, Gabriel González, quien es una persona con discapacidad auditiva. No por el hecho de ser una persona con una discapacidad, se le debe limitar su contratación en ningún puesto laboral”.

Así mismo, Senadis ha apoyado al Mitradel en la creación del programa de Mejoramiento de Empleabilidad de las Personas con Discapacidad, el cual busca aumentar los empleos para estas personas y ayudarles a obtener puestos según sus capacidades y potencial. “La empleabilidad de personas con discapacidad gozaba de aumento constante antes de la pandemia, ya que según estadísticas, el grupo Sumarse (integrado por empresas solidarias) había apoyado la inserción laboral de diversas personas con discapacidad”, explicó el directivo; “durante la pandemia se ha trastocado, sin embargo, mantenemos los seguimientos y el trabajo optimista para no dejar que estas personas se queden atrás”.

Según Atencio, con el apoyo del viceministro de Trabajo, Roger Tejada, se han logrado coordinar estrategias para reemplear a las personas con discapacidad y reactivar sus contratos laborales, así como volver a presentar ferias de empleo para este sector, que estarán disponibles en la página web del Mitradel todos los jueves de manera virtual. “No nos podemos quedar petrificados ante la pandemia, tenemos que reconocer las oportunidades que esta brinda y las personas con discapacidad han tomado estas oportunidades para reinventarse dentro del espacio laboral”, indicó.

La Ley 15 del 31 de mayo de 2015 indica que por cada 25 trabajadores en una empresa, el 2% debe ser personas con discapacidad; esto señala una mayor inclusión y sensibilización empresarial, como señaló Atencio: “Primero debemos enseñarle a la sociedad y las empresas, para que luego haya fluidez de empleo para las personas sin condición de discapacidad como para las que sí las tienen, sin importar otros aspectos”.

Ante esto, el directivo se siente “optimista” frente a lo que depara un futuro postpandemia para las personas con discapacidad: “El confinamiento general ha sido una probada general de la vida que llevan las personas con discapacidad día a día frente a la falta de adaptación de los espacios públicos para sus necesidades”, aseguró; “estoy convencido de que este confinamiento ha sensibilizado a la sociedad panameña y en un panorama postpandemia, todos podrán tener un nivel mayor de conciencia, concluyó”.