Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Cultura

Yo soy un árbol de olivo

I.

No soy hoja en la tormenta

arrancada de su mata;

no soy chispa en la fogata

sino el fuego que calienta.

Soy el calor que alimenta

el corazón con que vivo;

así pues yo sobrevivo

a tanto predicamento

y a enfrentar este tormento

YO SOY UN ÁRBOL DE OLIVO.

II

Nací hace miles de años

en Tierra Santa de Oriente.

Soy tozudo y resiliente

y soporté muchos daños.

Soy amable a los extraños

y en la paz soy el laurel.

Soy un testigo de Aquél

que una vez sufrió en la Cruz

para enseñarnos la Luz

y apartarnos de Luzbel.

III.

Me han maldecido y quemado

por dar nombre a Palestina,

pero mi especie germina

aunque me hayan chamuscado.

Aunque me han desarraigado

no me podrán impedir

que surja y vuelva a surgir

como el Fénix de cenizas:

entre muros y palizas

volveré siempre a rugir!

IV

Soy la digna resistencia

de una nación oprimida

que jamás será vencida

a pesar de la violencia.

Por respeto a mi conciencia

quiero que escuchen mi voz,

implorándole a Dios

que nos libre del Sionismo,

que en nombre del Judaísmo

¡acabará con los dos!

29 de noviembre de 2020, Día Internacional de la Solidaridad con Palestina.