20 de Oct de 2021

Cultura

Teatro Balboa, un salto de las artes a procesos judiciales

El gremio artístico y cultural reclama a MiCultura por el uso que hoy se le está dando a las instalaciones del teatro, y pide transparencia. La entidad responde que las instalaciones del recinto no serán modificadas y se emplearán bajo medidas de protección

El teatro Balboa abrió sus puertas en 1950.

“¿Por qué la cultura siempre tiene que pagar los platos rotos?”, fue la reflexión del presidente de la Asociación de Teatristas de Panamá (Astep), Rodrigo Farrugia Jr., en torno a la utilización de las instalaciones del teatro Balboa para desarrollar el juicio por el caso Odebrecht, en Panamá.

“Estamos en total desacuerdo con que se esté utilizando el teatro Balboa, que es la casa de los artistas, del Ballet Nacional, de orquestas sinfónicas y diferentes ramas del arte, para llevar a cabo procesos del Órgano Judicial. Está mal porque estos eventos son ajenos a la cultura. Lamento que el sector siempre tenga que perder y sacrificarse, sobre todo en la situación en la que nos encontramos hoy”, arguye.

Los productores de teatro que desarrollarían sus obras en este recinto y que ahora fueron traslados al teatro La Huaca, “no darán declaraciones por temor a que tomen represalias y les cancelen las presentaciones”, explica el representante de la Astep.

En reuniones y mesas de trabajo a inicios del año en curso, el Ministerio de Cultura (MiCultura) y los gremios artísticos establecieron un manual de uso para que se aplicase en las instalaciones de los teatros del Estado como el teatro Balboa y el teatro Anita Villalaz.

“Una vez que esto ocurrió informamos a nuestros agremiados y a otras ramas culturales que iban a poder utilizar estos espacios, pero hace dos semanas, MiCultura hizo el anuncio de que no se podrán llevar a cabo las presentaciones en el teatro Balboa. ¿Qué se hará con los boletos que ya se vendieron? ¿Cómo le digo al público que de un momento a otro se cambiaron las instalaciones? El tema de producción es bastante fuerte”, expone.

Aunque MiCultura propuso como alternativa el uso del teatro La Huaca, el gremio sigue en desacuerdo “sería el colmo que no tuvieran un plan b. No tenemos conocimientos de qué es lo que harán dentro del teatro, no sabemos si van a quitar sillas o el escenario, pero durante la protesta pacífica del lunes, vimos que estaban introduciendo al teatro equipo de sonido y otros elementos”.

Por el momento, la Astep mantiene reuniones con otros representantes del gremio. “Este tema no solo involucra al sector teatral, sino a todos los que se desempeñan dentro de las artes. La verdad es que no importa lo que hagamos, ya que lastimosamente todo va a continuar. Ayer se anunció la audiencia sobre el caso Lava Jato, en el teatro Balboa. Al final el gobierno no se preocupa por la cultura”.

La audiencia sobre el caso Lava Jato en Panamá estaba prevista para este 1 de junio, en el teatro Balboa; sin embargo, fue suspendida minutos después de haber iniciado. En el caso preliminar hay 42 personas imputadas por la presunta comisión del delito de blanqueo de capitales.

Otras voces

La productora de teatro y socia del teatro Pacific, Diana Abouganem, indica que el teatro Balboa es de los pocos monumentos art déco que hay en Panamá. “Es una obra de arte que debiera ser destinada para la cultura, no gozamos de muchos espacios como este en el país. ¿Un juicio televisado? Creo que hay bastante de dónde escoger para esos fines, por ejemplo, el centro de convenciones Atlapa”.

Abouganem critica el manejo comunicacional de MiCultura en torno al tema. “Realmente todo ha sido una información a medias y es difícil emitir una opinión imparcial”, y agrega que el mensaje que se percibe con las decisiones que toma el gobierno es que el arte no forma parte de sus políticas y prioridades. “Que un teatro en esta ocasión sea usado para otra puesta política en escena de la justicia, (caso Odebrecht) demuestra el poco interés que tiene el gobierno por las artes escénicas. Esto castiga aún más a los que hacen y consumen arte”.

Por su parte, la productora de teatro y actriz Anina Horta señala que MiCultura ya se había comprometido con el sector de las artes en el uso de los teatros públicos. “Una vez más dejan en evidencia que no les importan los artistas y que estamos en último lugar en todos los procesos; por ejemplo, en el vale digital hasta en las reuniones con la entidad. Ellos lo único que iban a hacer para ayudar a los artistas eran brindar los teatros del Estado de manera gratuita, pero ahora hacen lo contrario”.

La productora destaca que el traslado de las presentaciones artísticas al teatro La Huaca tienen sus contradicciones porque el espacio es más reducido. “El teatro La Huaca tiene una menor cantidad de sillas, es decir que, si en el teatro Balboa se iban a hacer dos funciones, ahora en La Huaca tienen que hacer cuatro, y aunque no se les cobre el espacio, todo lo demás sí les costará porque si contratan a los actores, músicos etc. serán más funciones y demandará más gastos. Además, ese teatro no tiene luces y no sabemos qué se hicieron, porque antes sí tenía”, anota.

Desde la entidad

¿Por qué se escogió el teatro Balboa para el juicio por el caso Odebrecht?

El director nacional de las artes del MiCultura, Daniel Domínguez, asegura que los encargados de responder a esta interrogante están en el Órgano Judicial, y que en estos momentos “MiCultura está colaborando con el espacio solicitado que fue el teatro Balboa y que el mismo no será modificado de ninguna manera”.

“Que un teatro en esta ocasión sea usado para otra puesta política en escena de la justicia, (caso Odebrecht) demuestra el poco interés que tiene el gobierno por las artes escénicas. Esto castiga aún más a los que hacen y consumen arte”.
DIANA ABOUGANEM ,
PRODUCTORA DE TEATRO Y SOCIA DEL TEATRO PACIFIC

Con relación a las producciones que estaban en agenda y planeadas para este sitio, comenta que el lunes se inició un proceso de traslado de una parte del equipo técnico al teatro La Huaca, donde se realizarán las presentaciones.

En una entrevista con este diario, manifiesta que “esto no significa que al teatro Balboa se le está desmantelando porque todos los teatros tienen elementos movibles, como luces, cables, y otros equipos desmontables que no alteran el bien patrimonial”.

Teatro Balboa, un salto de las artes a procesos judiciales

“El ministro Carlos Aguilar, la semana pasada, compartió el cambio de ubicación y todos quedaron satisfechos porque el teatro La Huaca tiene buena ubicación, condiciones de bioseguridad y estacionamientos disponibles”, dice.

De acuerdo con Domínguez, para las audiencias que se llevarán a cabo en el teatro Balboa se hará un montaje, donde colocarán pupitres y en un área específica estarán ubicadas las personas esperando las dinámicas propias del oficio. “La Dirección de Patrimonio Histórico estará vigilando que se cumplan las medidas de protección del teatro Balboa”, sostuvo.

En cuanto a los comunicados emitidos desde MiCultura señala que en el primero querían destacar que el teatro Balboa se mantendría con su estructura, pese a que en este momento esté siendo utilizado por el Órgano Judicial, y en el segundo comunicado buscaban exponer que la Dirección de Patrimonio Histórico velará por la seguridad del bien patrimonial.

Para la realización de la audiencia del caso Odebrecht, el Órgano Judicial en su solicitud hizo la petición del espacio del teatro Balboa y lo extendió de julio hasta diciembre.

Un recinto cultural con valor histórico y social

Datos

La construcción del teatro Balboa comenzó en 1946 y lo inauguró en 1950 la Compañía del Canal de Panamá, con la finalidad de ofrecer entretenimiento a todos los residentes del área de Balboa, Diablo, La Boca, y otros sectores del Pacífico.

El teatro Balboa se transfirió a la República de Panamá el 1 de octubre de 1979 y su primera administración por parte de los nacionales se dio a través de la Autoridad del Canal.

Posteriormente, en enero de 1980, pasó a manos de la Dirección Nacional de las Artes del Instituto Nacional de Cultura y hoy continúa bajo la administración del Ministerio de Cultura. Este espacio cuenta con una capacidad de 1,165 butacas, 616 en platea y 549 en gradería. En adición, tiene dos plantas, un área de camerinos, una entrada principal de tres puertas, y seis puertas de salida de emergencia.

En escenario se han efectuado presentaciones musicales, bailes, piezas teatrales, entre otros.