Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Cultura

El culto a la apariencia física

El culto exagerado a la belleza de los últimos tiempos, se ha convertido casi en una epidemia

El culto a la apariencia física
Debido al exceso de la publicidad más personas sienten la necesidad de tener un físico perfecto.Pexels

El culto exagerado a la belleza de los últimos tiempos, se ha convertido casi en una epidemia. Tenga cuidado, no permita que esta dictadura controle su vida.

Debido al exceso de la publicidad, entre otras cosas, cada día más personas se sienten atrapadas en la necesidad de tener un físico perfecto.

Es como una obsesión enfermiza y se manifiesta de diversas formas, como la anorexia, la bulimia y la vigorexia. Las primeras pertenecen a la cultura de la delgadez y es propia de las mujeres; la vigorexia es la cultura por los músculos y es más común en los hombres.

Todos revelan un síntoma en común: el deseo de tener una imagen corporal perfecta y la distorsión de la realidad frente al espejo.

El problema surge porque últimamente uno de los principales objetivos de las sociedades desarrolladas es la apariencia física sin tachas, y aparentemente el sinónimo es la delgadez extrema en las mujeres y los músculos bien desarrollados en los hombres.

La anorexia

Afecta especialmente a mujeres entre los 14 y 18 años de edad. Es una enfermedad mental que produce un intenso temor a la obesidad, y se deja de comer para perder peso.

Señales usuales:

• Miedo a ganar peso, dietas muy rígidas

• Verse gordas en el espejo aunque estén delgadas

• Pérdida rápida de peso en muy poco tiempo

• Sentimientos de culpa cada vez que comen algo

• Ejercicios físicos excesivos

• Pérdida de la menstruación (amenorrea)

• Gran sensibilidad al frío

La bulimia

Se presentan episodios en los que se come en exceso varias veces al día para luego provocarse el vómito. Es una conducta muy peligrosa para la salud y ataca generalmente a mujeres jóvenes, pero mayores que las que sufren de anorexia.

Los síntomas

•Preocupación persistente por la comida y el peso

•Uso excesivo de medicamentos, diuréticos y purgantes, y la provocación de vómitos

•Esconderse para atragantarse de comida

•Pérdida o deterioro de piezas dentales

•Sentimientos de culpa, tristeza y depresión.

La vigorexia

Trastorno mental del que casi no se habla: es la preocupación obsesiva por la figura y distorsión de la apariencia; ataca principalmente a los hombres.

Los síntomas

•Mirarse continuamente en el espejo y verse flacos

•Pesarse varias veces al día y compararse con otras personas que practican el fisiculturismo

•Hacer deportes a toda hora para aumentar la musculatura.

Esta enfermedad puede resultar en un cuadro compulsivo que hace que la persona se sienta fracasada y se encierre en un gimnasio sin hacer otra actividad.

La alimentación de estas personas consiste en dietas bajas en grasas y muy altas en hidratos de carbono y proteínas, para aumentar la masa muscular.

Algunos llegan al extremo de abusar de sustancias peligrosas para la salud, como los esteroides y las hormonas.

Si usted sufre de alguno de estos trastornos o de otros parecidos, no dude en consultar con un médico, ya que está en juego su salud.

No es cierto que para verse bien tiene que estar extremadamente delgada, si es mujer, ni con músculos excepcionalmente desarrollados, si es hombre.

Y si quiere convencerse fácilmente, hágalo de la mejor manera: pregúntele a sus amigos si de verdad les gusta una mujer muy delgada, sin curvas, o a sus amigas si les atraen esos hombres que exhiben músculos desarrollados de manera exagerada.

¡Se llevará una sorpresa!