03 de Dic de 2022

Cultura

'Piénsalo dos veces', una voz contra la trata de personas

La Organización Internacional para las Migraciones, en coordinación con la Comisión Nacional contra la Trata de Personas, lanzó la nueva campaña que se centra en la prevención de Trata de Personas y explotación laboral

'Piénsalo dos veces', una voz contra la explotación laboral
Esta campaña está basada en la evidencia recolectada entre la población migrante y diversos actores clave de la comunidad, por medio de procesos rigurosos de levantamiento de información.Shutterstock

El pasado 23 de septiembre, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en coordinación con la Comisión Nacional contra la Trata de Personas, lanzó la campaña 'Piénsalo dos veces', orientada al desarrollo de capacidades en la población migrante para reconocer ofertas y noticias falsas relacionadas con la trata de personas con fines de explotación laboral. Esta preocupación nace a raíz de los altos números de migrantes en Panamá en medio de la pandemia.

Este proyecto forma parte del Programa Regional sobre Migración, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de Estados Unidos, con el objetivo de fortalecer capacidades gubernamentales para “gestionar la migración de forma sostenible y humana”.

En su metodología, basada en la participación y la evidencia que ha sido construida bajo el concepto de la emoción y la razón, se cuentan historias en torno a una realidad cotidiana para cientos de jóvenes ante “lo confuso y difícil que puede resultar tomar decisiones objetivas e informadas frente a lo que pudiese ser una buena oferta laboral u oportunidad de estudio”, según comentó a este diario el Asistente de Comunicación para el Desarrollo de OIM Panamá, Abdiel Mena.

Panamá se suma a la iniciativa regional con la campaña 'Piénsalo dos veces', la cual tomó forma luego de un proceso de estudio e investigación de campo en La Chorrera, dando como audiencia primaria a jóvenes de entre 18 y 35 años, incluyendo sus familias, amigos, y demás actores locales clave en la toma de decisiones. Asimismo, con el uso de metodología de comunicación para el desarrollo, se tiene como objetivo impulsar a las personas a encontrar información sobre la migración regular, sobre los riesgos de la migración irregular y sus alternativas asociadas.

'Piénsalo dos veces', una voz contra la explotación laboral
Santiago Paz, actual jefe de Misión de la OIM en PanamáCedida

Derechos humanos

Entre los pilares de la campaña se encuentra el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 10.7, el cual señala la importancia de “facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas”, según indica su desglose. “Esto igualmente constituye una oportunidad para gestionar adecuadamente las migraciones, fortaleciendo su vínculo con una visión de desarrollo sostenible y haciendo visible el rol positivo que desempeñan los migrantes en este proceso”, apuntó Mena.

Esta campaña, al centrarse en los barrios de Balboa y Herrera en La Chorrera, tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los migrantes en estas áreas, previniendo situaciones de exposición a trata de personas con fines de explotación laboral. “Para procurar espacios de diálogo y construcción colectiva y apoyar el cambio de comportamiento en la población migrante en La Chorrera, el mensaje clave será distribuido a través de videos y otros materiales informativos de manera digital y comunitaria”, indicó el representante de la OIM.

Es entonces cuando se incluye la plataforma digital Somos Colmena (somoscolmena.info/piensalo2veces) donde las audiencias encontrarán videos y consejos para evitar situaciones de explotación laboral con fines de trata de personas, además de números de contacto de las instituciones que brindan orientación e información confiable.

'Piénsalo dos veces', una voz contra la explotación laboral
Abdiel Mena, vocero de la OIM. El objetivo central de la campaña es fortalecer las capacidades de las personas migrantes para reconocer ofertas y noticias falsas.Cedida

El rol de Somos Colmena se puntualiza como una iniciativa de la Organización Internacional para las Migraciones que implementa la metodología de comunicación para el desarrollo (C4D) y se encarga de impulsar a las personas a encontrar información sobre la migración regular, así como los riesgos y las alternativas a la migración irregular. “En 2020, el proceso C4D en la región se ha adaptado para motivar el cambio de comportamiento, considerando el impacto de la covid-19 en las necesidades de la audiencia objetivo y el contexto comunitario”, enfatizó Mena.

Metodología

"Las personas migrantes jóvenes son aquellas que no debemos dejar atrás en las estrategias para mitigar los riesgos de explotación a los que están expuestas”,
ABDIEL MENA,
Asistente de Comunicación para el Desarrollo de OIM Panamá

La metodología de Comunicación para el Desarrollo (C4D), a través de la cual se construye esta campaña, propicia que las comunidades se apropien de los procesos de cambio social, a través de la planificación e implementación de estrategias basadas en la participación y la evidencia. Además, devuelve el poder a la comunidad en un proceso de cambio protagonizado por los propios involucrados, permitiendo que tanto los actores locales como las personas jóvenes construyan los mensajes y productos comunicacionales de forma adaptada a su propio contexto, liderando la difusión de estos y la creación de actividades de alcance comunitario.

La evidencia recolectada en la línea base de la campaña en Panamá identificó que en caso de que los derechos laborales de la población emigrante fueran violados, la mayoría de las personas no sabría a quién acudir. “Aunque muchas personas encuestadas buscarían más información sobre condiciones laborales, seis de cada diez personas tomarían cualquier trabajo aun sabiendo que corren riesgo de que se violen sus derechos y sufrir explotación laboral”, explicó Mena, esto por la alta necesidad y sentido de urgencia de obtener ingresos para la cotidianidad de las personas migrantes.

A través de videos, comunicados y estrategias en redes sociales, la campaña 'Piénsalo dos veces' dará un camino de información responsable y fiable para las personas migrantes en La Chorrera. Además, se mostrarán situaciones del día a día que podrían resultar en engaños para atraer a personas migrantes a plazas de trabajo que podrían abrir una oportunidad a la explotación laboral.

Los pilares que destaca la investigación y que son planteados en la resolución de la campaña incluyen: la identificación de situaciones de riesgo, el conocimiento previo de las leyes laborales para migrantes, y la denuncia oficial en caso de ser objeto de explotación laboral o posible trata de personas.

Panorama nacional

La juventud migrante es uno de los focos de mayor vulnerabilidad frente a los peligros de la trata de personas y la explotación laboral, lo que plantea un panorama de desinformación y afectaciones que se han exacerbado por la pandemia de la covid-19, provocando pérdida de empleo, de ingresos económicos y de oportunidades, factores que impulsan a los jóvenes a considerar ofertas laborales engañosas, constituyéndose en una amenaza latente que los pone en constantes riesgos de explotación.

Como destacó Mena, las poblaciones –como los migrantes jóvenes– son aquellas que “no debemos dejar atrás en las estrategias para mitigar los riesgos de explotación a los que están expuestas”, ya que proteger sus derechos y su dignidad significa responder a las necesidades humanitarias de todos, y se “cumple el importante rol de la sociedad” en informarse y defender la protección de los emigrantes en Panamá.

Según datos oficiales de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas en el último reporte publicado, el 46% de las víctimas de trata de personas había sido sometido a este delito con fines de explotación laboral. Bajo este mismo análisis de datos, el 87% de estas víctimas era migrante.

Aunado a esto, la campaña contará con el esfuerzo de diversos brazos estatales, con un apoyo coordinado por la Comisión Nacional contra la Trata de Personas y el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, así como el Ministerio de Seguridad Pública, gobiernos locales, sociedad civil, sector privado y otros actores locales, con quienes se han planificado actividades de alcance comunitario entre las que se encuentran jornadas de sensibilización e información, cine foros, talleres, murales y actividades deportivas.

Ante las brechas de acceso a la información, seguridad y salud pública, además de educación y trabajo digno, los esfuerzos nacionales e internacionales se requieren con urgencia para fortalecer la confianza de la población y su trabajo conjunto como sociedad en pro del cumplimiento de los derechos humanos en todas sus ramas, incluyendo las políticas de protección a migrantes.

“Creemos firmemente que el compromiso global consagrado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el que nos comprometemos a 'No dejar a nadie atrás', nos ofrece en este contexto de pandemia una oportunidad única para abordar los determinantes sociales, económicos y políticos de la salud, y para hacer frente al gran reto que implica para las naciones la gestión de la crisis global y garantizar una respuesta humanitaria, efectiva e incluyente para toda la población”, apuntó Mena.