Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Cultura

¿Por qué perseverar hacia el nuevo año 2022?

Ahora que nos preparamos para recibir un nuevo período de vivencias, es fundamental que apliques la Perseverancia en cada aspecto de tus metas que plantees, y te concibas como el minero de oro pobre de la siguiente historia que te narro

¿Por qué perseverar hacia el nuevo año 2022?
Los grandes progresos parten de nuestra determinación.Pexels

“Si tienes palabras más fuertes que el silencio, habla. Si no las tienes, guarda silencio”: Eurípides

Hay que tener valor para caer una y otra vez, y seguir intentándolo; allí es donde la perseverancia hará que sea más fácil derrumbar los muros de las dificultades. Siempre con persistencia y esfuerzo lograrás que lo que en principio pudiese ser un fracaso seguro, pueda ser un rotundo éxito.

Ahora que nos preparamos para recibir el nuevo año 2022, es fundamental que apliques la perseverancia en cada aspecto de las metas que plantees, y te mires como el minero de oro pobre de la siguiente historia que te narro:

Eres un minero pobre, que ha gastado todos sus ahorros comprando una pequeña parcela bajo cuyo suelo cree que hay oro. El problema es que eres tan pobre que ni siquiera tienes una pala.

Así que... ¿qué haces? Comienzas a excavar con las manos desnudas. Lógicamente, el proceso es arduo y te permite sacar muy poca tierra. Tras mucho perseverar encuentras por fin una pepita y, ¿qué haces? Estás sediento, así que la canjeas por dinero y te compras una cerveza bien fresca. ¡No! No te compras nada para saciar la sed. Te compras una pala para extraer más tierra. Y sigues con tu trabajo.

Perseveras, y finalmente encuentras varias pepitas gracias a la pala. Entonces te apetece alquilar un apartamento frente al mar y disfrutar de un merecido descanso, pero ... ¿qué haces?

No haces nada de eso. En lugar de ello, inviertes tus ganancias en el primer pago de una excavadora que te servirá para extraer más tierra. Y sigues con tu trabajo.

Perseveras, y finalmente das con un yacimiento importante del que obtienes unos cuantos lingotes. De nuevo sientes la tentación de gastar tus ganancias y pegarte la gran vida, pero renuncias a ello. En lugar de hacerlo, compras varias excavadoras y contratas trabajadores a los que diriges para explotar mejor tu yacimiento. Y sigues con tu trabajo.

Perseveras, y finalmente das con un yacimiento de oro enorme. Al lado de este, el anterior parecía la uña de un pie. Dicho yacimiento te hace muy, muy rico.

Entonces ahora te compras un castillo en Inglaterra, adquieres un helicóptero y un yate, fundas una oenegé para acabar con el hambre en el mundo, y te das la gran vida con la que siempre has soñado.

Moraleja: perseverar es excavar, la paciencia equivale a encontrar oro, y la visión, se traduce en invertir las ganancias obtenidas, comprando herramientas más potentes.

Si eres sabio, aumentarás tu fe, hasta que detectes algo y perseverarás.

Hasta la próxima, guerrero, guerrera.