Temas Especiales

17 de May de 2022

Cultura

Hace 40 años atrás,¿las personas no necesitaban Coaching?

Comparto algunas ideas producto de mis reflexiones y de conversaciones entre amigos y colegas, todas sin ningún tipo de validación científica. Eso se los dejo a los académicos.

Hace 40 años atrás,¿las personas no necesitaban Coaching?
Hace 40 años atrás,¿las personas no necesitaban Coaching?Shutterstock

Hoy día prolifera la publicidad sobre Coaching y desarrollo personal en las redes sociales.

¿Esto nos hace reflexionar sobre qué pasaba 40 años atrás? ¿Qué herramientas existían que podemos rescatar en nuestro agitado vivir hoy en día? Sin ánimo de caer en el “antes las cosas eran mejor” quisiera rescatar algunas prácticas de nuestros padres y abuelos.

Comparto algunas ideas producto de mis reflexiones y de conversaciones entre amigos y colegas, todas sin ningún tipo de validación científica. Eso se los dejo a los académicos.

Tiempo para reflexionar: antes la velocidad y exigencias de la vida eran menores, había más tiempo para pensar y resolver los temas cotidianos. Hoy casi todo requiere reacciones o respuestas instantáneas. En muchos casos nos vemos agobiados por las responsabilidades del trabajo y el hogar, y disponer de espacios de reflexión resulta todo un reto. ¿Podremos recuperar estos espacios de “no hacer “nada, solo pensar y estar?

Apoyo familiar: Tradicionalmente la familia extendida apoyaba a sus miembros en varias facetas de la vida cotidiana, incluyendo la parte económica y en la crianza / tutela de los miembros más jóvenes. ¿Cómo fortalecer los lazos y vida familiar hoy en día? La familia puede ser fuente de gran fortaleza y sabiduría si creamos los espacios de diálogo, como almuerzos o cenas extendidas, conversaciones, cafés y tiempo juntos.

Las Asociaciones y grupos cívicos: Estas entidades, por ejemplo, el Club Rotario y Club de Leones, fomentaban conversaciones más profundas entre los miembros sobre valores y temas de interés sociales. Hoy estamos muy ocupados para ir a reuniones y compartir con otras personas de manera relajada y conversar sobre valores, creencias e ideales. Regresar a estas prácticas de hablar con persona con valores e ideales comunes puede ayudarnos a aumentar nuestro bienestar y propósitos.

El Capítulo de Panamá de la International Coaching Federation –ICF es una asociación sin fines de lucro, comprometida con el fomento y la difusión de la práctica profesional y ética del coaching. Está afiliada a la International Coaching Federation-ICF, la organización global más grande y reconocida de Coaching. www.icfpanama.org www.coachfederation.org

El Rol del Mentor: Los mentores han existido toda la vida, aunque de una manera menos formal. EL mentor es una persona más experimentada que ofrece su apoyo y sabiduría. Hoy tenemos programas de mentoría en las organizaciones que ayudan a los más jóvenes y nuevos a navegar sistemas complejos. Sin embargo, podríamos ser y buscar mentores, más allá de programas estructurados, si disponemos de tiempo para escuchar y conversar, aportando o recibiendo consejos y sabiduría.

Resiliencia y solidaridad: Las historias de nuestros abuelos están llenas de situaciones duras que requirieron mucha fortaleza. Muchos emigraron de otros continentes y llegaron al país con casi nada. O bien llegaron del interior con un sueño. El ambiente en esos tiempos pudo ser más difícil (más enfermedades sin cura, falta de servicios básicos) pero había más voluntad de las personas en ayudarse unos a otros. ¿Qué podemos rescatar hoy día de los valores éticos y morales de aquellos tiempos?El saber que la vida trae retos, y que tenemos la capacidad de enfrentarlos es un punto de partida que desarrolla una mentalidad de resiliencia. Por otro lado, fortalecer las redes de apoyo que ofrecen solidaridad en momentos difíciles y retadores.

La Televisión, los Medios y las Redes Sociales: La constante exposición a medios ha reducido el tiempo para reflexión y para compartir. También imponen valores e ideales que muchas veces causan problemas sociales. También pueden ser fuente de información y educación, por lo que la familia, en especial los padres pueden guiar y limitar la exposición a estos para promover mayor bienestar y convivencia.

Les invito a retomar algunas de las prácticas de nuestros padres y abuelos, buscando espacios de reflexión, apoyo y convivencia. Un estilo de vida más reflexivo y solidario nos haría mucho bien a todos.

Hoy afortunadamente tenemos también acceso a herramientas desarrolladas para ayudarnos, como el Coaching, existiendo personas que lo quieren aprender y practicar con verdadera pasión, profesionalismo y ética. A través de un proceso de coaching generamos espacios de reflexión, reflexionamos sobre nosotros y nuestras metas, y desarrollamos capacidades y estrategias para lograrlas.

El autor es coachy miembro de ICF