Temas Especiales

20 de May de 2022

Cultura

Voluntad para lo verdaderamente necesario

Se le está dando paso expedito a proyectos y reformas que, si bien modifican el Código de Trabajo, no contribuyen a la reactivación económica

Voluntad para lo verdaderamente necesario
Es necesario enfocarse a nuevos esfuerzos.Archivo | La Estrella de Panamá

Está claro que cuando existe la voluntad de aprobar adiciones o de modificar el Código de Trabajo en la Asamblea Nacional, toma cuestión de días o semanas para un proyecto de ley que pase de ser prohijado o engavetado a aprobado y promulgado en Gaceta Oficial.

El problema es que se le está dando paso expedito a proyectos y reformas que, si bien modifican el Código de Trabajo, no contribuyen a la reactivación económica .

El pasado 15 de diciembre se aprobó en tercer debate el proyecto de ley N°157 que declara el 20 de diciembre como Día de Duelo Nacional. Una particularidad de este proyecto de ley es que en su etapa final de aprobación, el mismo fue patrocinado y liderado por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) con la participación de todos sus funcionarios de alto rango, cuando dicho proyecto tiene muchas más obligaciones relacionadas con las carteras de Cultura y Educación.

Esta ley modifica el artículo 46 del Código de Trabajo añadiendo el 20 de diciembre como Día de Duelo Nacional libre remunerado, lo que trae como consecuencia que laborar en ese día conlleva un recargo del 150% y derecho a un día compensatorio. Aunque la razón de ser de esta norma es noble, llega 22 años tarde .

Introducir otro día libre por duelo en diciembre solo encarece la operación de todas las industrias, principalmente del turismo, la hospitalidad y los comercios (las más golpeadas por la pandemia) toda vez que diciembre es temporada alta para los eventos, fiestas y compras de fin de año. Aun con el día libre remunerado debido a las prohibiciones que indica esta ley, está mal pensar que será un día que incentivará la actividad económica, el turismo y el comercio.

Las autoridades deberían tener la misma celeridad y entusiasmo para realizar cambios importantes al Código de Trabajo en vez de celebrar sus 50 años.

Actualmente, en otros países se discuten e implementan cambios a la legislación laboral con el propósito de ajustarla a la nueva realidad postpandemia, por ejemplo, Bélgica (tasa de empleo del 71%) acaba de aprobar una reforma laboral que permitirá la posibilidad de que los trabajadores puedan concentrar la semana de trabajo en cuatro días o flexibilizar los horarios. Lo anterior se define como formalizar la figura de tiempo por tiempo donde el trabajador puede acomodar y agrupar sus horas semanales en menos días con el propósito de tener más tiempo libre.

Esta reforma deja atrás el concepto de ocho horas diarias, pero debemos tener claro que el mundo cambió y también la forma de trabajar y organizar nuestro tiempo. Esta figura de tiempo por tiempo no es nueva en Panamá, toda vez que el Gobierno Nacional la usa a su conveniencia para empleados estatales; actualmente mantiene una reorganización de la jornada laboral para “pagar el lunes de carnaval”, prerrogativa que no es legal para la empresa privada

No nos tenemos que ir a otro continente para ver estos cambios, Colombia, el 6 de enero de 2022, expidió la Ley 2191 que regula la “desconexión laboral”, entendida (en los términos de dicha ley) como el derecho que tienen los trabajadores a no ser contactados por ninguna vía respecto de asuntos de índole laboral en horarios por fuera de la jornada laboral, incluyendo vacaciones o descansos. Este tipo de legislaciones sobre desconexión laboral atacan directamente el síndrome de burnout y los abusos que se dan producto de las nuevas tecnologías que nos mantienen 24/7 enfocados en el trabajo.

Estos son ejemplos del tipo de modificaciones al Código de Trabajo en que deberían enforcar sus esfuerzos nuestras autoridades en vez de realizar ferias de empleo presencial, cuando la institución ya cuenta con una herramienta tecnológica como 'Empleos Panamá', una plataforma virtual creada para maximizar los servicios de intermediación laboral ofrecidos por esta entidad, para los buscadores de empleo, además de facilitar a las empresas la colocación de sus vacantes.

Consultor laboral