Temas Especiales

05 de Jul de 2022

Cultura

Papeles que salen a la luz

Obras de Ignacio Esplá, la mayoría inéditas, forman parte de una muestra que reune su trabajo sobre papel, en un entretenido recorrido por la vida y la mente del artista

Papeles que salen a la luz
La exposición se presenta hasta el 21 de mayo en la Fundación Guillermo Trujillo. Se atenderá a través de citas.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Obra sobre papel, muestra de Ignacio Esplá (1946-2011), muestra que presenta la Fundación Guillermo Trujillo en San Francisco, hasta el 21 de mayo, ofrece, de acuerdo con Nancy Calvo, esposa del artista un recorrido por la vida y sobre todo, por la mente del pintor. “Uno de los principales motivos de esta exposición es que hay un montón de obra de Nacho que no se había mostrado nunca, que no se conocía, él dibujaba muchísimo, casi nadie conocía esa faceta así como tampoco la de los abstractos y me pareció que debían mostrarse”, comenta Calvo en entrevista para La Estrella de Panamá.

Y cobijada por la Fundación Guillermo Trujillo que ha mostrado apoyo a artistas exponiendo obra sobre papel, Calvo puso manos a la obra para hacer una selección.

“A mí, el papel me parece que es un medio tan bello, que tiene tantas posibilidades e hice un pequeño recorrido, a través del tiempo que muestra cómo fue cambiando su obra, hasta llegar a Panamá. Es pequeño, pero pienso que se entiende bastante bien que él venía del abstracto”, considera.

Pero aunque Esplá estaba inicialmente dedicado al abstracto, siempre dibujaba. “Tengo montones de dibujos que él hacía constantemente; hablaba por teléfono y dibujaba, estaba con alguien y dibujaba, se levantaba a las cuatro de la mañana a dibujar. Inventaba mundos, inventaba situaciones, hay muchísimo trabajo por mostrar”, asegura.

Papeles que salen a la luz
El tropico panameño convirtió a Esplá en un coloristaEick Marciscano La Estrella de Panamá

La muestra abarca obras desde 1977 hasta 2006. “Yo misma he ido encontrando, descubriendo cosas y me he dicho, esto está bello, ¿por qué no se muestra?” se cuestionó. Por último, está la intención de mantener viva la memoria del artista. “Igual que la fundación Guillermo Trujillo quiere preservar el nombre del maestro Trujillo, yo quiero mantener viva en la memoria de la gente la figura de Ignacio”, afirma.

El viaje artístico de Esplá arranca en España, de allí hace escala en Colombia donde por un año residió en Villa de Leyva para luego establecerse en Panamá, donde es completamente impresionado por el colorido de la naturaleza.

El catálogo de la exposición destaca, de 1976 a 1980, obras abstractas sobre papel realizadas en España.

“Yo me enamoré de la obra abstracta de Nacho. Él no era ni paisajista ni colorista cuando yo lo conocí. Y me encantó la obra”, dice Calvo.

Papeles que salen a la luz
La muestra incluye obras abstractas y dibujosErick Marciscano | La Estrella de Panamá

De hecho, obras como Composición en grises y Ventana, no se dejaron de incluir en el catálogo, aunque por cuestiones de espacio no figuran en la sala. De profundos negros y estudios de tonalidades, empezó a incluir algunos elementos figurativos visibles en Jardín (1984). “Era muy bueno en composición. Él, como algunos otros artistas aplicaba la sección áurea y la sección áurea siempre te da la composición perfecta. Toda la obra de Nacho incluso la figurativa, al menos yo, que estoy acostumbrada a verla, encuentro elementos de un abstracto. Lo primero que veo es la composición: el lleno, el vacío, dónde está el peso... la sección áurea te dirige la mirada. todo tiene un porqué”, destaca.

Dedicados a la figura humana, hay obras de varias series, creadas entre 1974 y 1990.

Dentro de este apartado, hay obras de una serie denominada Hombres, una reflexión de la vida y la muerte, que realizó luego de haberse enfrentado a problemas cardíacos.

“Empezó a hacer estas series, como una catarsis, para sacar todo eso que había vivido, imaginado, soñado... la serie es más grande, aquí mostramos cuatro donde se ve claramente el recorrido de una persona por la vida: ver al futuro, está el paraíso, la cotidianidad y el final”,

Papeles que salen a la luz
Langostino, mixta (2005)Cedida

En otras obras, quienes conocieron al artista no demorarán en reconocerlo en algunos de sus personajes. Era una constante en su trabajo.

“Hay unos libros que él hizo antes de venir a Panamá, uno de ajedrez para niños, y la figura del rey era Nacho. Él se metía en sus dibujos. En los dedicados al circo, quien dirige el circo, siempre es él”, dice con una sonrisa.

Otros dibujos muestran a un artista pintando un lienzo. “Hay varias sobre el pintor en el estudio, el marchante, el pintor y la modelo, el pintor pintando el circo”, comenta Nancy. Y el pintor, no era otro que Ignacio Esplá, pintando como solía hacerlo, descalzo, con ropa cómoda, en pantaloncillos.

“Siempre he dicho que la obra de un artista es un retrato de sí mismo. Allí refleja lo que la persona es en sus diferentes facetas, en sus diferentes momentos. Alguien me dijo el otro día, 'esto parece que lo hubieran pintado varias personas. Y le dije, 'es que nosotros somos varias personas”. La vida, las situaciones, los lugares van haciendo que los puntos de vista cambien. “A veces estamos contentos, a veces enamorados, a veces melancólicos”, medita Calvo.

Papeles que salen a la luz
Tierra roja , pastel (1986)

La obra que Esplá realizó en Villa de Leyva, Colombia, a su llegada de España (1979), marca el surgimiento del paisaje como tema y del color, aunque todavía hay una gran influencia de lo abstracto.

Parte de la muestra son algunos paisajes que pintó ya rdicado en panamá.

“Y allí entra de lleno en el paisaje. el color el verde de Panamá lo impresionó muchísimo, los contrastes, me acuerdo de una exposición que hicimos en Madrid, ya él viviendo aquí, creo que fue en el año 82 y los cuadros eran rojos: árboles rojos, atardeceres rojos... y la gente le decía, ¿qué es esto Nacho?' y él decía, 'es que así es allá'.

El pintor hizo series completas basadas en los verdes, ”una investigación sobre el color. Así fue también con los ocres y demás. Fue un colorista... poco puedo decir, las obras son las que hablan.” sostiene Calvo.

Sin embargo, algunas piezas dejan ver la nostalgia que el pintor sentiría por la tierra que el vio nacer.

“Tierra roja, por ejemplo, es definitivamente Panamá, pero en ese paisajes ves algunos árboles que parecen más de España. Pitaba un mango que también podía ser un olivo”, describe.

La obra filósofo, muestra a una persona descansando a la sombra de un árbol, una imagen muy europea, pero el árbol es un guayacán.

También hay estudios sobre obras grandes y obras dedicadas a otros temas como la comida, en la que destacan un pulpo, langostino, pimientos morrones y servilleta. Por último una serie muy colorida también sobre burros.

No recuerdo bien pero algo estaba pasando con respecto a la política y Nacho pintó unos burros. Me encantaron, son muy bonitos y elegantes”, afirma.

Los burros (2006) son la obra más reciente, parte de esta exhibición.

La selección de la obra de Esplá para esta muestra representó un gran reto para Calvo. En 2017, ella y sus hijos viajarían a España para traer a Panamá la obra que se mantenía allá del artista. Fueron poso días para desmontar, embalar y transportar.

“Luego de todo eso y cuando finalmente vi las obras aquí quedé sorprendida porque había muchas que yo no conocía. Óleos que jamás había visto y muchos dibujos. Esto es a penas una pequeña parte del inventario que estoy poniendo en orden, la gran mayoría no se había mostrado nunca, me pareció una gran oportunidad presentarlo, y aquí está”, concluye.