Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Cultura

La oportunidad en tiempos de crisis

Las crisis son un trampolín para experimentar con nuevas políticas y/o estrategias laborales enfocadas en mitigar riesgos, incrementar la productividad, probar nuevos productos/servicios y mejorar la calidad de vida de nuestros empleados

La oportunidad en tiempos de crisis
El mundo del trabajo requiere replantear ajustes.Shutterstock

El creciente costo del combustible, la inflación y alza de la canasta básica tienen un efecto enorme en el mercado laboral panameño, específicamente mermando el poder adquisitivo de los trabajadores. En las ultimas semanas el tema del enfoque mediático ha sido el desempleo y la economía nacional, perdiendo de vista a la población empleada, las pymes en crecimiento y las empresas que se mantienen activas. Se va a requerir de mucha creatividad y flexibilidad para apoyar a nuestros trabajadores, retener talento clave y sobrellevar la crisis.

Ahora toda crisis brinda oportunidades para experimentar con nuevas políticas y/o estrategias laborales enfocadas en mitigar riesgos, incrementar la productividad, probar nuevos productos/servicios y mejorar la calidad de vida de nuestros empleados, por ejemplo, durante la pandemia se implementó la figura de teletrabajo y horarios rotativos. La crisis actual también trae la problemática de mantener al personal clave que ha visto su poder adquisitivo disminuir y está presta a una oferta laboral por mayor salario (así sea un ajuste marginal).

No todas las empresas o negocios están en la posibilidad de realizar aumentos o ajustes de salario debido al alto costo impositivo y administrativo de aumentar el salario, pero sí pueden invertir en beneficios que conlleven un ahorro directo al trabajador y por ende hacer que el salario le rinda más.

Nuevas políticas podrían ayudar a sobrellevar tiempos difíciles

La oportunidad en tiempos de crisis
La oportunidad en tiempos de crisis

ALGUNAS LÍNEAS DE ACCIÓN

Implementar las políticas de beneficios y/o compensaciones ya mencionados ayudará a sobrellevar los difíciles meses que se avecinan. Detallo:

empresas que requieren que el trabajo se realice de forma presencial pueden, si su actividad lo permite, establecer diferentes horarios de entrada y salida para evitar que sus trabajadores deban circular en horas pico y optimizar el uso de combustible. También se pueden establecer horarios especiales/reducidos para días de mayor circulación como viernes y fines de semana; la idea es programar el trabajo en tiempo específicos.

empresas con grandes volúmenes de trabajadores que ofrecen servicios de transporte a sus empleados pueden revisar la posibilidad de ampliar temporalmente la cobertura y/o rutas. Esto se puede amarrar con la opción de horarios especiales para buscar mejor eficiencia en la logística de transportar trabajadores. En caso de trabajadores que decidan hacer algún tipo de car pool puedan tener un auxilio de combustible basado en kilómetros recorridos.

las empresas con acceso a planes corporativos están en mejor posición de negociar y ofrecer cobertura de seguro médico al trabajador y a parte de su grupo familiar. El dinero que aporta la empresa es directamente un ahorro para el trabajador y cubre una necesidad básica familiar lo que hace más difícil que el trabajador se mueva a otra oferta laboral únicamente por salario.

dinero que la empresa puede invertir en beneficio, bien sea del mismo colaborador o de su grupo familiar para cubrir otra necesidad básica y generar otro ahorro al trabajador.

las empresas que pueden implementar el teletrabajo pueden buscar eficiencias operativas sobre el número de horas que se pasa en la oficina y el numero de horas o jornadas que se hacen de forma remota. Estos esquemas también permiten asignar gastos de teletrabajo que no son considerados como salario o condición de trabajo y ayudan a mitigar costos de servicios básicos indispensables de cada trabajador. Estos son beneficios que bien implementados y bajo la debida asesoría legal, tienen las siguientes características:

• las empresas podrán modificarlos, aumentarlos o eliminarlos en cualquier momento por falta de liquidez o cuando se estabilice el costo de la vida. Aquí es importante establecer que son medidas temporales y medir sus impactos.

• al no ser considerados como salario los rubros que sean bien contabilizados, son gastos deducibles.

• estos beneficios que cubren necesidades básicas personales y familiares ayudan a la salud mental y física del trabajador, que son factores importantes al momento de elegir una carrera en una empresa.

•tener empleados saludables y con los medios de apersonarse al trabajo genera mayor productividad y mejor cultura.

Todas las políticas antes mencionadas no son nuevas, sin embargo hoy día ya contamos con muchas más opciones para implementarlas, experiencias dentro de la industria, buenas prácticas y datos sobre ahorros y productividad. La tecnología nos debe permitir también ejecutar estas políticas de forma medible, controlada y eficiente.

Las estrategias empresariales de cómo afrontar una posible recesión y la crisis que se avecina van a requerir que las grandes empresas, las pymes y los emprendedores cuiden y potencien su mejor recurso que son las personas.