Temas Especiales

22 de May de 2022

Familia

Los años que no regresarán

En este ‘Día del niño’ Facetas consultó con expertos acerca de la forma como los padres pueden aprovechar este día junto a sus hijos

La sonrisa de un niño no tiene precio. Este domingo 20 de julio representa una oportunidad inigualable para revivir la alegría que es propia de la infancia.

La psicóloga clínica de niños y adolescentes de los Consultorios Médicos Royal Center, Ana Gabriela Ng, subraya la importancia de aprovechar fechas como el Día del Niño, para rendirle tributo a ‘nuestros hijos, rescatando las actividades en familia, que muchas veces se olvidan por las demandas del día a día’.

Ng resalta que las actividades en familia fortalecen la confianza entre sus miembros. Por ello sugiere pasar ‘la mayor parte del tiempo posible con los hijos y los seres queridos’.

DIVERSIÓN EN EL HOGAR

Si la experiencia de visitar un ‘Mall’ se ha tornado repetitiva, una opción recomendable sería permanecer en el hogar. Una alternativa puede ser solicitarle a tus hijos que te ayuden a decorar la casa a tu estilo, con serpentinas de colores y globos, todo con tal de crear un espacio adecuado para el entretenimiento.

La educadora infantil, Katherine Bernal comenta que para estas fechas ‘lo mejor es propiciar los espacios lúdicos y motivadores, donde exista una verdadera unión familiar y todos los integrantes del núcleo exploren sus habilidades, al tiempo que refuerzan su autoestima y sus valores’.

Una fiesta de disfraces, en la que participen tanto niños como adultos puede ser la opción ideal. El atuendo debe ser original y confeccionado en casa.

Otra actividad que puede brindar un rato de esparcimiento familiar son los juegos de mesa. Es una buena oportunidad para rescatar del pasado aquellos juegos de antaño, que requerían un grado importante de actividad física.

En el ‘Día del niño’ también se pueden explorar las facetas artísticas de los infantes. Las actividades manuales permiten reforzar ‘las relaciones paterno-filiales’, al tiempo que posibilitan que se pueda compartir el esfuerzo y la satisfacción de enfrascarse en las mismas, tal como señala Ng.

Asimismo, padres e hijos pueden participar en pruebas de talento, en el montaje de pequeñas obras de teatros y juegos con marionetas hechas en casa. De acuerdo con la educadora infantil, estas demostraciones de arte ‘en grupo activan la imaginación y ponen a prueba el trabajo en equipo’.

DESPUÉS DEL JUEGO

Una intensa sesión de juegos puede abrir el apetito de los más pequeños, quienes deberían contar con la opción de decidir qué comer en su día y ayudar a prepararlo. ‘No se debe imponer el menú, ya que de esta forma surgirán momentos en los que se podrá compartir y charlar amenamente con los hijos’, indica.

Para cerrar la velada del ‘Día del niño’ nada mejor que un cine familiar. La educadora infantil aconseja ponerse de acuerdo con los infantes acerca de la película que se proyectará, procurando seleccionar una cinta con un mensaje educativo, que pueda ser discutida entre los miembros de la familia mientras se degustan palomillas u otro tipo de snacks .

No es necesario permanecer en casa durante todo el día. Se pueden organizar actividades en espacios abiertos que tengan como propósito disfrutar al máximo de la naturaleza.