Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Familia

Amor en tiempo de holocausto

A pesar de las altas cifras de divorcios; en medio de una guerra hace más de 60 años una mujer luchó para mantenerse junto a su esposo

En el primer semestre del 2014 en Panamá se realizaron 5 mil 857 matrimonios y mil 426 divorcios, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo de la Contraloría General.

A pesar de la alta cifra de divorcios, los números indican que en el país es mayor la cantidad de personas que apuestan por formar una familia. El reto siempre será mantener unido eso hogar.

Para la psicóloga Mixcela Salazar, la familia y parejas pasan por diferentes crisis, algunas son evolutivas (propias de cada fase o etapa) y otras inesperadas porque sobrevienen bruscamente.

La especialista explica que para fortalecer la unidad familiar o entre esposos en momentos difíciles, se debe identificar y enfocar el tipo de crisis por la cual se está pasando. Si es evolutiva o inesperada.

Gerta Stern sobreviviente del holocausto identificó la crisis y se percató que algo debía hacer para salvar su matrimonio.

Enamorada y con la ilusión de formar una familia, la señora Gerta se casó a los 23 años de edad con Moisés Stern, el 8 de octubre de 1938, siete meses después que llegó Adolf Hitler a Viena.

El 9 de noviembre cuando se dio La noche de los Cristales Rotos (ataques ocurridos en la Alemania nazi y Austria) marcó la vida de los Stern.

Cuando pasó la noche de los Cristal Rotos, los nazis llegaron a todas las casas donde vivían los hebreros para arrestarlos. ‘Llegaron al hogar donde mi esposo y yo estábamos. Allí residía una familia; y se llevaron al papa y a los dos hijos’, relata la señora Stern.

Yo escondí a mi esposo en el cuarto de baño, entré con el y cerré la puerta. Cuando tocaron respondí, pensaron que solo yo estaba allí y no arrestaron a mi esposo, agregó.

Pero la suerte no le duraría mucho, esa misma noche— comenta la sobreviviente— llegaron nuevamente a la casa y se llevaron a Moisés Stern.

Esta situación no atemorizó a Gerta, quien de inmediato empezó a buscar la manera de salir de Viena junto a su esposo y un cuñado.

Visitó los consulados de Colombia, Brasil, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Argentina y estos le negaron las visas.

Por error, Gerta quien cumplirá en octubre 100 años, entró a una compañía que hacía viajes en barcos y allí la ayudaron.

A pesar de estar haciendo gestiones para salir de Viena, Gerta no sabía donde tenían a su esposo.

‘Fui donde estaban los de Hitler a averiguar, me hice la interesante, tenía mi sombrero, mi cara puse como coqueta y un poco mal de la cabeza; de esta forma hablaba. Entré y habían mucha gente trabajando y solo hice que me pudieran entender que quería hablar con un jefe’, relató Gerta en un español mezclado con inglés.

Agregó que de esta misma manera logró que le dieran permiso de salir, argumentando que tenían que viajar.

‘Un día después que logré sacar a mi esposo del campo de concentración Buchenweld, los nazis mataron a todos los presos del lugar’, dijo.

Y días después viajaron a Panamá.

En ese tiempo las mujeres que no estaban siendo arrestadas podían salir del país pues, sin embargo, Gerta prefirió quedarse y salvarle la vida a su amado.

Llegó febrero, mes en que se celebra el día de San Valentín o mejor conocido como el día del amor y la amistad; buen momento o excusa para reflexionar hasta dónde se es capaz de llegar o hacer por esos seres a quienes decimos amamos, así como lo hizo Gerta, quien fue capaz de poner en riesgo su vida para salvar a su esposo.

No todas las historias serán tan complicadas y arriesgadas como la de los esposos Stern, pero de seguro todos los matrimonios pasan por situaciones que requieren de comprensión y fortaleza, así como de madurez. De esto dependerá en qué columna de las estadísticas se desea estar.