Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Familia

Discusiones que fortalecen lazos de amor

La discusión es una herramienta para conocer a la pareja. Brindará beneficios siempre y cuando se cumpla con ciertos parámetros

Discusiones que fortalecen lazos de amor
Discusiones que fortalecen lazos de amor

Las discusiones contribuyen a mantener una relación más sana. Así es, tal como lo leyó. Discutir, pero sin llegar a pelear, beneficia a la pareja.

Las áreas de conflicto más habituales entre la mayoría de las parejas se pueden clasificar en: los conflictos de poder, los defectos personales, la falta de confianza, la intimidad y el compromiso de cada uno con la relación, explicó la psicóloga familiar, María Batista.

‘Sin importar el tema o área, yo diría que el centro o clave de esta situación (discusión) por la que deberían y pasan la mayoría de las parejas está en aprender a discutir sin pelear', dijo Batista.

Entiéndase por discusión una conversación en la que se intercambian puntos de vista entre dos o más personas, en esta ocasión entre la pareja, sobre un tema determinado.

‘Cuando hablamos de discutir muchos nos confundimos y creemos que es pelear, levantar la voz, y no es así, discutir es dialogar intercambiar opiniones', aseveró Ginna Romero, psicóloga clínica.

Es muy probable que las discusiones no sean un momento de los favoritos en la relación, pero lo cierto es que ocurren. Para discutir sin pelear es fundamental saber plantear las diferencias y tener flexibilidad para negociar.

DIFERENCIAS PLANTEADAS

Una de las partes más importantes de una discusión es cómo se plantea la disconformidad. ‘Si usted enfrenta a una persona diciéndole ‘tú hiciste...' , está promoviendo una pelea pues lo está acusando de algo y la persona se defenderá', manifestó Batista. El secreto del buen planteo está en trasmitir cómo se siente, pues esto crea un ambiente de diálogo e invita al otro a escuchar.

Regularmente las discusiones pasan a ser peleas porque no hay un buen inicio o porque no se ha identificado la causa real que está generando la dificultad. ‘Por ello, antes de iniciar una discusión es fundamental que usted sepa con claridad qué es lo que le está molestando', aseveró Batista.

EL PODER DE LA FLEXIBILIDAD

Otro aspecto clave para que un debate entre pareja tenga final feliz, es el grado de flexibilidad de cada uno.

La flexibilidad es la capacidad de doblarse, condición necesaria para que no exista peligro de que algo se rompa. Es la capacidad para adaptarse con facilidad a las diversas circunstancias o para acomodar las normas a las distintas situaciones o necesidades. Por el contrario, la rigidez es frágil, por eso necesita ser dura, como manera de protección, pero está mucho más expuesta a romperse ante cualquier contrariedad.

Ahora apliquemos esta definición en una relación. ‘Cuanto más flexible mejor capacidad para negociar. Si discutes con tu pareja con una actitud rígida, de hecho será difícil o imposible negociar, lo cual pone en peligro la relación', indicó Batista.

No es un juego en el que hay que ganar o perder. En una discusión, si uno gana y el otro pierde, lo que sucede es que la relación es la que realmente pierde.

APRENDER A NEGOCIAR

Negociar no es ceder, ni obtener todo lo que se desea. Es encontrar un punto en el que ambas partes se sientan cómodas y con ello gane la relación.

‘Luego de iniciar correctamente y tener una actitud flexible es importante poner en el tapete todo el tema y colocarse ambos en un mismo lugar', manifestó la profesional.

La persona no debe sentirse culpable o sin derecho pues no negociará solo aceptará. Y mucho menos puede sentir o creer que es el único con derecho o autoridad.

Es importante asegurarse de que ambos se sientan comprendidos. Escuchar lo que el otro tiene que decir y entenderlo completamente , esto no quiere decir que debe estar de acuerdo con lo expresado.

FINAL FELIZ

La idea es tomar conciencia que la situación problemática es algo que afecta a ambos y que deben resolverla juntos. Las decisiones deben ir a favor de la pareja lo que beneficiará a ambos.

‘Que una discusión sea beneficiosa o perjudicial depende de la pareja. Bien tratadas pueden ser una herramienta para conocerse mejor cada día y así fortalecer esa unión', puntualizó la profesional.

==========

EL TIEMPO INDICADO

  • El lugar y tiempo son tan importantes como los demás aspectos. Para tener un diáolgo sobre temas delicados es necesario estar en un lugar que no genere estrés, como donde haya música alta o aglomeración de personas, entre otros
  • Si sabe que su pareja al regresar del trabajo está estresado, es mejor que espere cuando se sienta más relajada. Busque el tiempo ideal durante el día, cuando ambos estén tranquilos.