Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Farándula

André, más allá de Caifanes

Entrevista con el baterista de Caifanes, quien recientemente lanzó un álbum como solista. La reinterpretación de un icono del rock latino

PANAMA

Cuando se escucha el nombre del baterista Alfonso André resulta casi imposible no asociarlo con el del vocalista y guitarrista Saúl Hernández, con el que integró las agrupaciones Jaguares y Caifanes durante los noventas.

La música creada por ambos artistas mexicanos alcanzaría cumbres insospechadas del éxito comercial: 15 millones de discos vendidos, un premio Grammy y un Premio Grammy Latino -con el álbum 45 , lanzado junto a la alineación de Jaguares-; y colaboraciones con artistas tan heterogéneos como The Rolling Stones, Morrisey, Mark Isham, Juan Gabriel, Sonora Santanera, Red Hot Chili Peppers, etc. ‘Viento’, ‘No dejes que...’, ‘Afuera’, ‘La negra Tomasa’, ‘La célula que explota’ y ‘Los dioses ocultos’ forman parte del soundtrack de una juventud latina que tuvo a bandas como Caifanes, Soda Stereo y Héroes del Silencio como sus máximos referentes en la escena del rock en español.

Recientemente el artista, que nació en el D.F., el 22 de agosto de 1962, participó del Festival ‘Rock & Libros’, junto a autores como el mexicano Juan Villoro y el panameño Javier Medina Bernal. Con este último conversó en la capital mexicana acerca del reto de atreverse a utilizar un nuevo instrumento: su voz.

¿CÓMO FUE LA EXPERIENCIA DE CANTAR EN TU NUEVO DISCO, ‘CERRO DEL AIRE’ ?

Se trata de una viaje que había aplazado durante mucho tiempo con el pretexto de estar demasiado ocupado como baterista; cuando, en realidad, me daba bastante miedo aventarme a cantar. Siempre me ha parecido muy complicado y hasta esotérico eso de cantar.

El instrumento eres tú mismo. Con la voz no, tienes que usar tu imaginación para producir el sonido deseado. Y como si fuera poco, todo lo que pasa a tu alrededor afecta a tu instrumento: tú estado anímico, el clima, qué comiste, cuánto dormiste. Complicado. Aparte de cantar a tiempo y afinado, hay toda otra importantísima faceta que tiene que ver más con el teatro que con la música:

El darle vida a las palabras que estás cantando. Le tengo un gran respeto a esos cantantes que te tocan el alma con su interpretación, independientemente de su capacidad técnica como cantantes.

Hay unos técnicamente perfectos, como Luis Miguel, que me producen pereza, y otros con grandes limitaciones, tipo Leonard Cohen, que me parecen indispensables... Mi relación con el canto empieza desde que tengo memoria. Siempre he sido algo tímido y me ha costado bastante el poder pararme al frente del escenario sin mi ‘batería-fortaleza’ delante de mí.

¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA DE GRABAR ESTE DISCO?

Al terminar la ultima gira de Jaguares me encontré de pronto con todo ese tiempo libre por delante que no había tenido en muchos años, y decidí vencer mis miedos. Comencé a trabajar ideas con Federico Fong, uno de mis mejores amigos y de mis músicos favoritos.

Él ha participado en todos los proyectos musicales importantes en mi carrera. Estuvo conmigo en ‘Las Insólitas Imágenes de Aurora’, mi primer grupo más o menos profesional, en Caifanes durante la última etapa de El Nervio del Volcán , en La Barranca, en Jaguares, etc. Juntamos algunas ideas que se habían quedado por ahí en el tintero a lo largo de tantas colaboraciones y comenzaron a salir otras nuevas.

También incluimos un par de covers : ‘Penelope’ del gran álbum ‘Vagabundo’ de Robi Draco Rosa, y ‘Aeroplano’, canción de ‘La Barranca’ que grabamos hace muchos años y decidimos rehacer... Cada tema nos iba pidiendo distintos colores y atmósferas que nosotros solos ya no podíamos darles, así que echamos mano a la agenda telefónica y comenzamos a maridar cada canción con los músicos que sentíamos podían aportar aquello que les estaba haciendo falta.

Poco a poco la lista fue creciendo y desfilaron por el estudio muchos buenos músicos y amigos: José Manuel Aguilera, Paco Huidobro, Aleks Syntek, Diego Herrera, Sabo Romo, Alejandro Marcovich, Yann Zaragoza, mi mujer Cecilia Toussaint y mi hijo Julian entre muchos otros... Cerro del Aire es un trabajo en el que traté de plasmar todo eso que he aprendido a lo largo de tantos años de estar metido en este loco negocio de hacer música.

Las letras en su mayoría también hablan de ese momento en el que emprendes una nueva ruta con toda la excitación, miedos y esperanzas que esto conlleva.

TODOS TE CONOCEMOS POR TU TRAYECTORIA COMO BATERISTA Y PERCUSIONISTA DE CAIFANES. ¿ESO TE CREA ALGÚN CONFLICTO ARTÍSTICO? ¿ES UN PESO PARA TI, UNA IMAGEN DE LA QUE QUISIERES DESLIGARTE DE ALGUNA MANERA, O TODO LO CONTRARIO?

Para nada. Soy baterista. Y me encanta serlo. De hecho grabé prácticamente todas las baterías de mi disco y sigo activo en la batería dentro de Caifanes. No quiero dejar de serlo. Independientemente de mi trabajo como cantante, que también disfruto enormemente, quiero seguir golpeando los tambores. Es como respirar para mí.

TU ESPOSA, CECILIA TOUSSAINT, ES UNA RECONOCIDA CANTANTE MEXICANA, QUE ADEMÁS COLABORÓ EN TU DISCO ’CERRO DEL AIRE’. ¿HA SIDO ELLA UNA INFLUENCIA EN TU CARRERA Y EN TU RECIENTE PROYECTO COMO SOLISTA?

Definitivamente me ayudo muchísimo a la hora de grabar las voces. Me estuvo dirigiendo y tratando de corregir en unas cuantas horas todos los vicios adquiridos en una vida entera de cantar de manera silvestre. Ahora ya estoy en clases de canto, pero en ese entonces no. Aparte de eso, creo que su mayor influencia en mí es su ética profesional. Ha estudiado toda su vida y lo sigue haciendo. Además, todo lo que hace lo hace con todo el corazón.

¿CUÁLES SON TUS INFLUENCIAS A NIVEL MUSICAL Y LITERARIO?

¡Uf!, son demasiadas las influencias. Creo que los que no pueden faltar son los Beatles, Frank Zappa, King Crimson, David Bowie… Y ahí le paro, si no me sigo horas. Bateristas, lo mismo, demasiados para nombrarlos a todos: Bill Bruford, Bonham, Moon, Ringo... En cuanto a la literatura, la disfruto muchísimo y definitivamente hay varios libros que me han marcado profundamente, pero no creo que sea una influencia muy directa en mi trabajo musical. La influencia es mayor por el lado de los grandes escritores de letras de canciones como Tom Waits, Leonard Cohen, Dylan y otros de ese calibre.

¿QUÉ PLANES HAY PARA EL FUTURO EN TU PROYECTO COMO SOLISTA? ¿CÓMO SE COMBINA ESTO CON LA RECIENTE REUNIÓN DE LA BANDA CAIFANES?

A Caifanes pretendemos seguir disfrutándolo por mucho tiempo (claro, si el publico así lo quiere) y por lo mismo no queremos saturarnos. Para esto, hemos decidido seguir haciendo cada quien proyectos alternos que nos permitan desconectarnos de Caifanes y cargar las pilas para regresar frescos y con ganas. Así que, afortunadamente, podré seguir alternando mis dos pasiones, que se complementan de maravilla.

TUVISTE LA OPORTUNIDAD DE VISITAR PANAMÁ EN ALGUNAS OCASIONES, TANTO CON CAIFANES COMO CON JAGUARES, ¿QUÉ IMPRESIONES Y RECUERDOS TIENES DEL PAÍS, Y PARA CUÁNDO PODEMOS ESPERAR UNA VISITA DE ALFONSO ANDRÉ Y SU BANDA A NUESTRO PAÍS?

Buenos recuerdos. Siempre nos han recibido con mucho cariño y con los brazos abiertos, desde la primera vez que fuimos con Caifanes hace ya tantos años hasta la última con Caifanes (octubre de 2012). Me encantaría poder ir a presentarles a mi banda en vivo, de la cual estoy muy orgulloso, y compartirles mi Cerro del Aire .