Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Farándula

Amor arácnido en la pantalla grande

Hoy se estrena la secuela de The Amazing Spider-Man, protagonizada por Andrew Garfield

Amor arácnido en la pantalla grande
Amor arácnido en la pantalla grande

La primera parte de El sorprendente Hombre Araña terminaba con una frase de Peter Parker que anticipaba lo que vendría. ‘Las promesas que no se cumplen son las mejores’, le susurraba Parker al oído de su novia en medio de una clase de literatura.

De esa forma, anulaba y mantenía vigente al mismo tiempo la promesa de alejarse de ella que le había hecho al padre de Gwen Stacy (Emma Stone) antes de morir. Y esa promesa, junto a las idas y vueltas de su amor adolescente de deseo incontenible, serán el eje central de El sorprendente Hombre Araña 2: la amenaza de Electro.

Pero que no se malinterprete: esto no significa que no habrá escenas de acción o que la película decaerá por esta razón.

Después de haber salvado a Nueva York del lagarto en la entrega anterior, Spiderman (Andrew Garfield) ahora es una figura notoria y admirada por los vecinos neoyorkinos, y se dedicará a perseguir cuanto criminal ande suelto.

Además, Parker seguirá buscando entre los archivos ocultos de su padre, trepará a los techos de los edificios como nunca –y con unas muy buenas cámaras subjetivas- y deberá enfrentarse no sólo a uno, sino a tres villanos, ya que a La amenaza de Electro (Jamie Foxx) que publicita el título, se sumarán las de el Duende Verde (Dane DeHaan) y Rhino (Paul Giamatti).

El director Marc Webb, que previo a esta saga sólo había realizado la comedia romántica (500) días juntos –hoy película de culto en el cine indie-, toma esta vez la cuota de comedia romántica que tan bien le resultó en su película anterior para adaptarla al cine de superhéroes.

Siguiendo esa línea, buena parte de las más de dos horas del film se dedicarán a la relación entre el arácnido y su novia, y a aprovechar al máximo la extraordinaria química entre estos dos jóvenes a los que les es difícil estar separados pero también se les complica estar juntos. Vale aclarar que, por momentos, su relación saca más chispas de las que desparrama Electro en el centro de la metrópoli.