Temas Especiales

25 de May de 2020

Farándula

‘Somos La Ley y estamos de vuelta’

Tras nueve años de separación el grupo de rock chileno vuelve a pisar escenarios, siendo Panamá el primero

El Figali Convention Center fue el punto de encuentro, en donde la fanaticada panameña del grupo chileno de rock La Ley, pudo corear y bailar al ritmo de sus mejores éxitos, después de su separación (hace 9 años) en el mundo del espectáculo.

La noche del sábado 7 de junio estuvo llena de buena música. El telonero de esa noche fue Solo Sánchez, que con su música rock hizo a los asistentes mover sus cabezas al ritmo de su guitarra. Un repertorio de cuatro canciones presentó el grupo mientras la emocionada gente esperaba la llegada del grupo chileno.

Para finalizar el grupo panameño lanzó al público dos CD de su nueva producción.

Con ese cierre las personas comenzaron a gritar y a aplaudir, llamando a La Ley.

El reloj marcó las 11:00 pm, las luces se apagaron y la multitud gritó, el sonido parecía como el de un estadio lleno, pese a que no estaba el Figalli en su totalidad; en ese momento Beto Cuevas, Mauricio Clavería y Pedro Frugone se iban colocando en sus respectivos lugares.

Con la canción ‘Día cero’ inició la presentación. Los integrantes de La Ley escuchaban cómo la fanaticada panameña coreaba el ‘sha da da da daun, sha da da da daun y soplé cenizas del ayer’ de esa primera tonada, mientras que las manos eran alzadas y los pies se movían con la música.

Al terminar la canción los chilenos saludaron a su público diciendo que volvieron para quedarse y que en Panamá iban ofrecer el mejor concierto de sus vidas. ‘Nosotros tenemos que vivir el presente y esta noche presentaremos el mejor concierto de todas la historia’, dijo el vocalista Beto Cuevas, haciendo que el público gritara aún más.

LA FALLAS TÉNICAS

Siguió la música, pero con algunos tropiezos.

El micrófono del vocalista tenía algunas fallas, no se escuchaba bien.

Beto Cuevas como todo un profesional siguió cantando, pero no daba resultado, en eso tiró el micrófono al backstage y alzó las manos para escuchar al publico corear, la fanaticada cantó a todo pulmón aplaudiendo; Beto corrió al micrófono de la corista que se encontraba en el fondo, sin lograr mejores resultados, el micrófono de ella no tenía suficiente volumen. Durante esos 7 segundos sin la voz de Beto, los asistentes siguieron cantando por él.

El contratiempo fue muy corto. En el momento en que Cuevas se acercó al micrófono de la corista, personal de la producción corrió a cambiarle el micrófono y antes de terminar el coro Beto se volvió a escuchar y la canción finalizó como si no hubiese pasado nada.

HISTORIA

Con cada inicio de una nueva canción Beto explicaba por partes la historia de la banda. Fue un repertorio lleno de anécdotas mezcladas con buenos ritmos.

Cerca de la cuarta canción Beto anunció que ‘esta gira nos llenó de muchas ganas de ir a un estudio de música y producir más canciones y eso es lo que vamos hacer’ dijo al público.

PRODUCCIÓN

Los asistentes estaban emocionados de ver a La Ley; y entre de los comentarios del público se mencionaban la buena producción y el buen show visual que el grupo chileno dio.

En la tarima se podía ver dos pantallas, en ellas se reproducían el concierto con una excelente calidad de la imagen, resolución HD y la iluminación del escenario.

Los éxitos de La Ley, desde la época de los noventa hasta el 2014 fueron cantados por el público panameño, siendo una noche llena de buena música y un gran espectáculo.