Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Farándula

Sólo propuestas eternas

Desde Europa hasta América, un nuevo estilo de vida vio la luz con muebles que no solamente trajeron funcionalidad

Le Corbusier y los Castiglioni hicieron de las suyas, cambiando el pesado y adusto mobiliario de principios del siglo XX por formas más ligeras y funcionales, que tuvieron la capacidad de integrarse fácilmente en cualquier tipo de interiores.

De la madera maciza y tallada, se pasó al acero y el aluminio, las aleaciones y el plástico. Se buscaba creatividad, funcionalidad y comodidad sobre todo.

A divertirse

George Nelson se propuso dejar su marca, y lo logró. Sus sillas y poltronas son piezas de coleccionista. Como la silla ‘Coconut’, de inspiración caribeña y mucho sarcasmo, o el sofá ‘Marshmallow’ en blanco o combinación de colores vivos, formado por una base de metal y muchas esferas que forman el asiento y el respaldo. Su producción no ha variado ni se ha detenido, aunque los precios sí se han incrementado. Ya son piezas dignas de un museo.

La pareja de esposos Charles y Ray Eames es considerada como una de las más creativas de todos los tiempos.

Crearon infinidad de diseños de mobiliario y accesorios para el diario vivir y ambientes corporativos.

Una de las piezas más icónicas de los Eames es la enorme y blanca La Chaise, con un hoyo perfecto y base de madera en forma de estrella, casi una escultura contemporánea. Data de 1948 y se exhibe en el Vitra Design Museum en Suiza, aunque es una versión en poliuretano. Los Eames dijeron una vez que está inspirada en el escultor franco-americano Gaston Lachaise.

Ambos también crearon la mesa auxuliar o ‘coffee table’ Elliptical. ¿Por qué será que cuando se observa uno piensa en la era espacial o la industria de la aviación? Ovalada y práctica, ha inspirado múltiples versiones contemporáneas en todo tipo de dimensiones, colores, materia prima, elementos decorativos y otros.

Muy Panton

Fue arquitecto, diseñador textil y de mobiliario, y sobre todo, el danés Verner Panton vivió como el gran innovador que era.

Creó una silla que sigue tan vigente como su debut en 1967. La ‘Panton’ de líneas sinuosas y a la vez simplistas, disponible en un arcoiris de colores, es la pieza por excelencia del coleccionista de mobiliario.

También creó numerosos asientos, lámparas, paneles y formas de usar el color y los patrones en la decoración de interiores.

Otras de sus creaciones muy conocidas son las ‘Cone Chair’ y la ‘Heart Cone Chair’.

Al inicio de su carrera, su fama empezó a incrementarse cuando diseñó una línea de mobiliario totalmente basada en formas geométricas. Muchas de sus creaciones también se exhiben en el Vitra Design Museum.