25 de Feb de 2020

Farándula

La realeza europea tiene sus 10 solteros

Después de algunas bodas de ensueño, se reduce cada vez más la lista de príncipes solteros

La realeza europea tiene sus 10 solteros
El príncipe Harry.

Las bodas, este año, de Amadeo de Bélgica, Félix de Luxemburgo y Carlos Gustavo de Suecia traen a colación un tema en el cual los fans de la realeza europea prefieren mantenerse al día: quiénes son los solteros de oro.

Para un royal, no es fácil encontrar a su media naranja. Hay muchos aspectos que aparecen, en cuanto deciden hacer pública una relación amorosa. Desde leyes que condicionan su ascenso al trono hasta la oposición de la familia, que busca salvaguardar los intereses y tradiciones de la corona, sobre todas las cosas.

SOLTEROS Y SIN COMPROMISO

Según las publicaciones europeas del corazón, hay cinco príncipes y cinco princesas, en edad de ‘formalizar’. Pero por una u otra razón, parece que eso no está en sus planes actualmente.

Comencemos por las chicas. La lista se compone de las dos hijas de Fergie, duquesa de York y el príncipe Andrés de Inglaterra. Hablamos de Beatriz y Eugenia. Pero eso podría cambiar en cualquier momento. Ambas tienen novio, pero ellos no pertenecen a la realeza.

Su primo, el príncipe Harry, con 30 años recién cumplidos, es el hijo menor de Carlos y Diana. El más ‘deseado’, tiene sus fans en todo el mundo, que siguen sus pasos como si se tratara de una súper estrella del rock. Ha tenido sus romances, pero por ahora nada ‘oficial’.

Pierre Casiraghi, el hijo menor de la princesa Carolina de Mónaco, es otro de los solteros más cotizados de Europa. Aunque sale hace varios años con la aristócrata y periodista italiana Beatrice Borromeo.

Ahora la lista se nutre con royals que son hermanos. Como Sebastián y Alexandra de Luxemburgo, que aún no pasan de los 25 años. Son los hijos menores de Enrique y María Teresa de Luxemburgo.

También se incorporan al ‘parade’: Joaquín y María Laura de Bélgica, y los guapos Teodora y Philippos de Grecia. Algunos son más mediáticos, otros prefieren vivir de manera más discreta, lejos de los papparazzi y los eventos de gala. Pero la mayoría está acostumbrada a estar frente al lente de los fotógrafos.

Quién sabe, es posible que en el próximo 2015, sorprendan al mundo con la celebración de un compromiso o simplemente, una boda al mejor estilo de la realeza europea.