Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Farándula

Lo más cerca que estuvimos de Pink Floyd

-Esto no es un concierto de rock, es una boda, bromeaban un par de jóvenes con pinta de hipsters que estaban de pie en uno de los pasill...

-Esto no es un concierto de rock, es una boda, bromeaban un par de jóvenes con pinta de hipsters que estaban de pie en uno de los pasillos del Megapolis Convention Center, observando las mesas rectangulares que habían sido dispuestas en la sala de conciertos. Eran pasadas las 9:00 p.m., y el concierto ‘Pink Floyd & Beyond’ todavía no había arrancado, a pesar de que los organizadores del mismo habían anunciado que el recital comenzaría a las 8:30 p.m.

El ambiente que se vivía a esa hora en la sala distaba mucho del que se experimenta horas o minutos antes de un concierto de rock. El público que llegaba para disfrutar del talento de Guy Pratt y Jon Carin, dos músicos que han participado en la etapa post Waters de Pink Floyd, se sentaban en sus mesas a ordenar bebidas y comidas. La conversación iba diluyen la expectativa.

Pero a las 9:50 p.m. la canción ‘Pigs On The Wind 1’ del álbum Animals (1977) terminó con la tranquilidad de la sala. ‘¿A alguien aquí le gusta Syd Barrett?’, le preguntaba Carin minutos después a la audiencia, antes de la banda que lo acompañaba a él y a Pratt interpretara la canción Lucifer Sam , presente en The Piper At The Gates Of Dawn (1967), con el que Pink Floyd debutó con el guitarrista Syd Barrett (1946-2006) como líder.

‘No hay sensación que se puede comparar a esto/ Animación suspendida, un estado de dicha’. Las voces de la audiencia acompañaron la interpretación del popular tema Learning To Fly , escrita por Carin para Momentary Lapse Of Reason , editado en 1987 después de que el compositor y bajista Rogers Waters abandonara la banda. Casualmente fue Pratt quien lo reemplazó cuando el guitarrista David Gilmour, el tecladista Richard Wright y el baterista Nick Mason siguieron grabando y realizando giras bajo el nombre de Pink Floyd.

REPASO MUSICAL

El tributo a la legendaria banda británica, que tuvo lugar el martes pasado, continuaría con Have a cigar , de Wish You Where (1975). Le seguirían Welcome To The Machine , también de Wish You Where , Breathe , Money , ambas del mítico Dark Side Of The Moon (1973), y Comfortably Numb , de The Wall (1979).

La interpretación de Dogs defraudó a los más puristas del público, ya que anhelaban escuchar el memorable solo de Gilmour al final de este tema, incluido en Animals (1977).

A medida que el concierto se acercaba a su final, más asistentes abandonaban la comodidad de sus mesas y se acercaban al escenario. Al llegar el momento de los ‘encores’ de rigor, que incluyeron temas como One Of These Days , de Meddle (1971) , Run Like Hell , de The Wall (1979), y Wish You Were , de la homónima producción de 1975, la presentación de Pratt y Carin en un centro comercial de la localidad finalmente parecía a lo que estaba supuesto a ser: un concierto de rock.

Al concluir el recital, la ‘animación suspendida’ era interrumpida y el ‘estado de gracia’ se disipaba. El sueño de que era Pink Floyd quien tocaba sobre el escenario del Megapolis Convention Center y no solo dos músicos de sesión terminaba. Los fanáticos retornaban a la realidad, resignándose a la idea de que probablemente la legendaria agrupación británica nunca volverá a reunirse otra vez, y menos sobre un escenario de la localidad.

‘Pink Floyd & Beyond’ también repasó temas del cantautor británico Bryan Ferry, otros de los artistas con el que Pratt y Carin han trabajado.