La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

Diálogos a través de la moda

Las embajadas de Panamá en Marruecos y de Marruecos en Panamá presentaron la pasarela de la diseñadora Fadila El Gadi en la que se mezclaron elementos originarios de ambas naciones

Una tormenta como pocas, en pleno mes de abril, amenazó con suspender una noche dedicada a la moda y a la cooperación.

Y aunque llovió a cántaros desde tempranas horas de la tarde, al anochecer del pasado 12 de abril se acercaban al Convento de la Concepción, en las ruinas de Panamá Viejo, los invitados a la pasarela ‘Diálogos entre bordados y tejidos originarios de Panamá y Marruecos', de la diseñadora marroquí Fadila El Gadi. Se trataba del cierre de una serie de actividades que comenzaron varios meses atrás con una visita de la diseñadora marroquí a Panamá.

Cesaba el aguacero y en poco tiempo una brigada puso el escenario a punto. Los espacios debieron ser reacomodados, se secaron las sillas y se trapeó la pasarela mientras el público seguía llegando.

Con algo de retraso pero con igual entusiasmo y un lleno completo arrancó el programa.

Las anfitrionas de la noche fueron la embajadora de Panamá en Marruecos, Gloria Young, y la embajadora de Marruecos en Panamá, Oumama Aouad, quienes se refirieron al programa en el marco del Proyecto de Cooperación Sur-Sur, que ha permitido construir puentes entre las culturas de ambos países a través de la fusión de diseños artesanales propios de las tradiciones panameña y marroquí.

La diseñadora y modelo marroquí Fadila El Gadi se dejó fascinar por la belleza de las molas, las chaquiras y los bordados típicos de las artesanas indígenas de nuestro país, ngäbes, gunas y emberás, durante una corta estadía por vacaciones en nuestro país. Desde entonces tuvo la idea de fusionar los diseños artesanales marroquíes con los de las molas, lo que constituye la innovación más interesante de este proyecto.

Para concretar su sueño, El Gadi viajó a Panamá en diciembre de 2017, y en aquella ocasión se adentró en las comarcas, donde pudo encontrarse cara a cara con artesanas indígenas.

En una segunda etapa, una artesana de la comunidad guna y otra de la comunidad emberá viajaron a Marruecos, con el fin de seguir impulsando el trabajo de cooperación conjunta, mediante talleres y diversas actividades con la diseñadora.

La velada se inició con la presentación de la agrupación Afrodisíaco, ganadora de la Gaviota de Plata por mejor canción folclórica en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en 2016.

La primera pasarela de la noche fue presentada por el diseñador colonense Jean Decort, a quien El Gadi conoció en sus visitas previas y con cuyos coloridos diseños quedó fascinada.

Decort pinta a mano todas sus prendas en un estilo con guiños de arte pop que destaca sobre todo mariposas, flores y follaje. Sus prendas hablan de Panamá con su alegría y su colorido.

Finalmente, llegó el momento de la pasarela principal, que tuvo como fondo percusión árabe. Los primeros modelos mostraron chalecos con aplicaciones en molas, prendas frescas e informales, muy veraniegas. Shorts y blusas de colores brillantes, las modelos lucieron cutarras y sombreros borsalino con sus conjuntos. Aplicaciones de chaquiras en cuellos y escotes y el uso de alforzas y tejidos que nos recuerdan a los encajes de mundillo, fueron la tónica.

De blusas y shorts , pasamos a trajecitos veraniegos y luego a prendas más formales.

Un verde agua y luego un vibrante lila se apoderaron de la pasarela para culminar en conjuntos de noche en que destacaron el negro, dorado, azul marino y blanco hueso.

Túnicas representativas de oriente se engalanaron con aplicaciones de figuras geométricas de nuestros grupos indígenas y cuellos de chaquira.

Fadila El Gadi salió al escenario, donde recibió una ovación de pie.

La modelo y diseñadora es originaria de la ciudad de Salé. Sus diseños, inspirados en el siglo XVIII, han sido aplaudidos en pasarelas de París, Roma y Madrid. En Marruecos, El Gadi ha abierto varias tiendas de moda.