La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Farándula

Johnny Depp mantiene su vida de lujos

La última entrevista que acaba de conceder a la revista Rolling Stone no hace demasiado por contradecir esa imagen de estrella en plena decadencia

Johnny Depp mantiene su vida de lujos

Han sido unos años duros para Johnny Depp. Desde su divorcio de Amber Heard, el actor parece haber caído en una espiral de autodestrucción que se ha traducido en un preocupante deterioro físico y alguno que otro escándalo profesional.

A nadie le pasó desapercibida, por ejemplo, su desorientación y dificultad para expresarse en la premiere londinense de Asesinato en el Orient Exprés y las malas lenguas aseguran que el rodaje de la última entrega de Piratas del Caribe resultó una pesadilla por culpa de sus retrasos y su incapacidad para memorizar sus diálogos.

La última entrevista que acaba de conceder a la revista Rolling Stone no hace demasiado por contradecir esa imagen de estrella en plena decadencia. A lo largo de la conversación, que tuvo lugar durante tres días en la mansión que el intérprete tiene alquilada en Londres, aparecen varias referencias a su consumo regular de diversas sustancias intercalados con comentarios acerca de sus experiencias con drogas como los quaaludes.

El artículo, concebido por su equipo como una herramienta para denunciar la injusta caza de brujas de la que estaría siendo víctima el artista, presenta a un Depp desconectado del mundo real e incapaz de asimilar su grave situación financiera. El actor está envuelto en una agria batalla judicial con sus antiguos contables de la sociedad The Management Group, a quienes demandó el año pasado por fraude y gestión fraudulenta de sus finanzas.

Desde la firma contraatacaron alegando que era Depp quien les debía millones de dólares en concepto de honorarios profesionales al mismo tiempo que alegaban que este había sido un cliente ‘imposible' al ignorar sus consejos —convertidos casi en órdenes hacia el final de su relación profesional— para que moderara sus gastos.

Lejos de tratar de mitigar su fama de bon vivant , Johnny Depp realiza sin ningún complejo declaraciones del tipo: ‘Resulta insultante que digan que me gastaba $30,000 en vino, porque desde luego era mucho, mucho más'.