La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Farándula

Lo difícil de vivir con ‘tinnitus'

Aristas como Luis Miguel, Anthony Kiedis y Chris Martin padecen de esta dolencia auditiva que afecta al 8% de la población mundial. Especialistas recomiendan usar protectores de oído a quienes se exponen laboralmente a ruidos, entre ellos los músicos

Tras el bochornoso incidente ocurrido entre Luis Miguel y el técnico de sonido —durante un concierto en Panamá, el pasado 19 de marzo en el Centro de Convenciones Amador— se conoció que el ‘El sol del México' se someterá a unas terapias auditivas con profesionales en Los Ángeles, California.

Y es que a inicios de este año, Luis Miguel concedió una entrevista al diario El Clarín , en el que aseguró padecer de tinnitus , una dolencia que afecta los oídos y daña la capacidad del artista para la emisión de diferentes rangos de voz, lo que se conoce como tesitura musical. Pero, ¿qué es y quiénes la padecen?

La doctora Stella Rowley explica que esta dolencia es la percepción de un sonido en ausencia de un estímulo auditivo; es decir, cuando no existe ese sonido en el ambiente. ‘Se describe como un zumbido, silbido o chasquido continuo en los oídos', comenta Rowley.

‘Casi todo el mundo ha experimentado el tinnitus en algún momento de su vida. Si una persona se expone a un ruido alto, horas después presentará esta dolencia que de seguro desaparecerá en un par de horas, pero si la exposición es continua o por periodos prolongados, se convertirá en una sensación permanente', recalca Rowley, y agrega que ‘es un síntoma, no una enfermedad y, por tanto, indica una anomalía subyacente que requiere ser investigada, sobre todo cuando es un tinnitus pulsátil, fluctuante, cuando se acompaña de vértigo o es unilateral'.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 8% de la población mundial, entre hombres y mujeres, padece acúfenos —como también se le conoce— y al menos un 30% de ella los ha sufrido alguna vez.

DIAGNÓSTICO, POSIBLES CAUSAS Y EFECTOS

Debido a la larga lista de diagnósticos potenciales asociados a esta afectación, ‘lo principal es revisar la historia clínica de la persona y realizarle un examen físico', aconseja la doctora Rowley, quien atiende en el Hospital del Niño.

‘Hay que evaluar todas las enfermedades que presenta el paciente y todos los medicamentos que consume, incluyendo suplementos, tratamientos herbales y otras terapias homeopáticas. Es importante indicar laboratorios generales que permitan establecer la condición general y evaluar la parte psicológica', recomienda la galena.

La prueba más indicada es la audiometría tonal y la logoaudiometría para descartar pérdidas auditivas. También se puede caracterizar el tinnitus o acúfeno mediante la acufenometría. ‘Puede ser necesaria la realización de una resonancia magnética cerebral', dice Rowley, quien añade que en Panamá sí hay terapias para este síntoma auditivo; sin embargo, no hay clínicas organizadas que cubran todo el tratamiento.

En cuanto a las causas, son variables, aunque la más común es la exposición al ruido. ‘Igualmente, el tinnitus puede ser causado por algo tan sencillo de resolver como un tapón de cera o algo tan grave como un tumor cerebral. Aunque algunos medicamentos como aspirina, diclofenaco, diuréticos, pueden provocar acúfenos, dependiendo de las dosis consumidas. El tabaquismo y la reducción de las horas de sueño, el estrés también lo pueden causar', apunta.

POSIBLES TRATAMIENTOS

Hasta la fecha no existe ningún medicamento o dispositivo científicamente comprobado que elimine el tinnitus de forma definitiva. Sin embargo, hay varias terapias que ayudan a las personas afectadas a enfrentarse y convivir con este padecimiento. Entre ellas, las técnicas de biofeedback que ayudan a los pacientes a disminuir la ansiedad en relación a este síntoma; la estimulación magnética transcraneal; la terapia musical y otros tratamientos alternativos como la acupuntura; así como dispositivos de enmascaramiento del tinnitus que ayudan a distraer al cerebro.

Estudios actuales plantean que la estimulación eléctrica vía un implante coclear aportaría grandes beneficios a los pacientes afectados.

Entre las recomendaciones Rowley aconseja a las personas que se exponen laboralmente al ruido, utilizar protectores auditivos que se establecen según el nivel de ‘bulla' a que se esté expuesto. ‘Hasta hace algunos años, el tinnitus era un problema de adultos de 50 años o más, pero cada vez más se está convirtiendo en una situación frecuente en los jóvenes, secundario al uso incontrolado de los equipos individuales que utilizan para escuchar música', subrayó la médica panameña.

Otros artistas que han padecido acúfenos desde jóvenes

Luis Miguel dijo en 2018 que padecía de ‘tinnitus'

ARTISTAS AFECTADOS

Al estar expuestos a ruidos y sonidos debido a su carrera musical, los artistas son los más afectados. El cantante Anthony Kiedis, líder de la banda de rock Red Hot Chili Peppers tiene tinnitus desde 1993 y en su autobiografía Scar tissue, lo reveló: ‘Chad Smith, (el baterista) y yo nos abrazamos en el camerino y nos dimos cuenta de que nuestros oídos estaban pitando. Al final de aquel tour tenía un daño auditivo permanente, algo que, desafortunadamente, es muy difícil de curar', señaló Anthony.

Chris Martin, líder de Coldplay, usa protectores de oído hechos a la medida durante los conciertos, lo que le ha impedido tener problemas de oído. Estos tapones de oído monitorizan el sonido y le protegen de lesiones auditivas. describe la revista online https://audifon.es . La Asociación Americana del Tinnitus señala que este padecimiento no tiene cura, y la terapia psicológica para sobrellevarlo es una opción. ‘El ruido que provoca el tinnitus no se presenta en todo momento, sólo en diversos lapsos, aunque si es muy molesto y recurrente, puede representar un tormento para quien lo padece', señala la Asociación.

30

y 50 años, es la edad en la que aparece con más frecuencia el ‘tinnitus'. La mayoría de las personas con esta dolencia experimentan otros efectos secundarios que incluyen problemas psicológicos como depresión y ansiedad, además de hipertensión arterial, gastritis y dolor de cabeza.