La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

Los duques de Cambridge y de Sussex separan sus iniciativas benéficas

Los duques de Sussex, por su parte, tendrán su propia entidad con la que canalizar sus compromisos benéficos, si bien al principio "contarán con el apoyo" de la fundación original

.

Los duques de Sussex, Enrique y Meghan, tendrán su propia entidad benéfica tras dejar la Royal Foundation, en la que hasta ahora participaban con los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, informó este jueves esa fundación real.


La organización creada en 2009 por los príncipes para aunar sus proyectos filantrópicos pasará a denominarse Royal Foundation of the Duke and Duchess of Cambridge (Fundación real del duque y la duquesa de Cambridge) a fin de reflejar los cambios, se indica en un comunicado.

Los duques de Sussex, por su parte, tendrán su propia entidad con la que canalizar sus compromisos benéficos, si bien al principio "contarán con el apoyo" de la fundación original.

"Estos cambios están pensados para complementar de la mejor manera el trabajo y responsabilidades de Sus Altezas Reales a medida que se preparan para sus futuros papeles y ajustar mejor sus respectivas actividades caritativas", se apunta en la nota.

Fuentes de palacio han negado a la prensa británica que la ruptura responda a un distanciamiento entre las dos parejas e insisten en que forma parte de la separación de sus "divergentes papeles".

En los últimos meses, los medios han especulado con presuntas desavenencias primero entre Catalina y Meghan y después entre el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, y su hermano menor, Enrique, que es el sexto.

Catalina se unió a la Royal Foundation tras su boda con Guillermo en 2011, mientras que la exactriz estadounidense se integró después de casarse con Enrique el 19 de mayo de 2018.

La Royal Foundation aseguró hoy que las dos parejas, que también han separado sus residencias y equipos de comunicación, seguirán trabajando juntas en algunas iniciativas, como el programa sobre salud mental "Heads Together".

Los duques de Sussex, que el 6 de mayo tuvieron a su primer hijo, Archie Mountbatten-Windsor, se trasladaron hace unos meses del palacio londinense de Kensington, donde vivía Enrique con su hermano y su cuñada, a Frogmore Cottage, una mansión situada en la finca del castillo de Windsor (oeste de Londres).