Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Farándula

El coronavirus llega a la realeza británica

El príncipe Carlos, de 71 años, heredero del trono británico, dio positivo al Covid-19 y se mantiene aislado en Escocia

Covid-19
El príncipe Carlos, heredero de la corona británicaEFE

El príncipe Carlos de Inglaterra, hijo de la reina Isabel II y heredero del trono británico dio positivo en la prueba por el coronavirus (Covid-19), informaron medios internacionales.

De acuerdo a un comunicado de Clarence House (la institución que lleva los asuntos oficiales del príncipe) y al canal de televisión británico,SkyNews, el príncipe de Gales, de 71 años de edad, “ha manifestado algunos síntomas leves pero, por lo demás, sigue gozando de buena salud y ha estado trabajando desde casa en los últimos días. A su esposa, Camilla Parker Bowles, duquesa de Cornualles, también se le ha practicado el test del Covid-19, pero ha dado negativo, según redacta el diario El País de España. 

De acuerdo con las recomendaciones médicas y del Gobierno, el príncipe y la duquesa se mantienen aislados en su residencia en Escocia, el castillo de Balmoral. "Las pruebas las llevó a cabo el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) de Aberdeenshire, que cuenta con los requisitos para poder realizarlas. No es posible determinar dónde obtuvo el contagio el Príncipe, dado el elevado número de eventos en los que ha participado en las últimas semanas”, menciona el diario.

Carlos de Inglaterra coincidió el pasado 10 de marzo con el príncipe Alberto de Mónaco, quien también resultó positivo en las pruebas del virus, en un evento social en Londres. 24 horas antes, se mostró en público acompañando a su madre, la reina Isabel II, incluyendo a sus hijos William y Harry, y sus respectivas esposas Kate Middleton y Meghan Markle, en un oficio religioso en la Abadía de Westminster, para conmemorar el día de la Mancomunidad británica, informa El País.

El brote de coronavirus había dejado hasta este miércoles más de 8,000 casos y al menos 422 fallecidos en Reino Unido, donde esta semana el primer ministro, Boris Johnson, ha decretado el confinamiento total de la población.

La pandemia ha llevado a la Casa Real británica a modificar su agenda, cancelando fiestas y la visita de Estado que tenía previsto ofrecer en primavera al emperador de Japón. De hecho, la reina Isabel, de 93 años, y su esposo el príncipe Felipe, de 98, adelantaron este año su habitual desplazamiento al Castillo de Windsor, al aoeste de Londres, por la celebración de Semana Santa, reseña el diario Última Hora.