Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Farándula

Rihanna y Jay-Z donan 1 millón de dólares cada uno para combatir la COVID-19

El dinero será entregado directamente a organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU)

Rihanna
RihannaEFE

La cantante Rihanna y el rapero Jay-Z han querido poner su granito de arena para luchar contra la pandemia del coronavirus tanto en Los Ángeles como en Nueva York y donarán un millón de dólares cada uno a través de sus respectivas fundaciones.

Los fondos de la Fundación de Rihanna, Clara Lionel, y la Fundación Jay-Z Shawn Carter irán en concreto a apoyar a los trabajadores indocumentados, los encarcelados, los indigentes, a los ciudadanos de la tercera edad y a los hijos del personal médico que está luchando en ambas ciudades contra la epidemia, que en EE.UU. ya ha infectado a más de 181.000 personas.

El dinero será entregado directamente a organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la Coalición de Inmigración de Nueva York, el Fondo del Alcalde de Los Ángeles y el Fondo de Colegios Públicos, así como servicios de guardería, alimentación y artículos escolares para los hijos de los profesionales del sector sanitario y los servicios de emergencias.

"En momentos de crisis es imperativo que nos unamos como comunidad para asegurarnos que todos, especialmente los más vulnerables, tengan acceso a necesidades básicas: refugio, sanidad, nutrición y educación", dijo en un comunicado la madre de Jay-Z, Gloria Carter, que ocupa el puesto de consejera delegada en la fundación de su hijo.

"La única manera de superar esta pandemia es a través de amor y acción", agregó.

La semana pasada, la Fundación Rihanna Clara Lionel anunció además una donación de 5 millones de dólares en subvenciones a organizaciones trabajando sobre terreno en la lucha contra el virus en EE.UU., el Caribe y África.

EE.UU. es el país del mundo que más contagios de coronavirus registra, que ascienden ya a 181.000 casos, mientras que el epicentro de la pandemia en la nación es la ciudad de Nueva York con más de 40.000 casos, que en el caso de Los Ángeles asciende a 2.500.