Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Gastronomía

El alma mediterránea de la ensalada griega

La ensalada griega es muy saludable y no se necesitan muchos ingredientes ni técnicas para prepararla

Continuando con un especial de ensaladas esta semana en la sección de Gastronomía de La Estrella de Panamá, no podemos dejar por fuera un platillo cuya sencillez y accesibilidad lo convierten en una de las ensaladas más queridas.

Se trata de la la ensalada griega (en griego horiatiki salata), que es elaborada en Grecia con los ingredientes característicos de este país mediterráneo.

La receta original consiste de tomate, pepino, aceitunas negras de kalamata y cebolla roja, todo ello con queso feta cortado en dados, sal, pimienta negra, y orégano y aliñada con aceite de oliva.

A pesar de lo que piensa la mayoría, la lechuga es muy rara en la ensalada griega. No obstante, existe una variante de ensalada en Grecia que consiste en lechuga, cebolla de primavera, y eneldo fresco, todo ello aliñado con aceite de oliva y vinagre o zumo de limón.

Aunque no existe un autor ni fecha de creación de esta ensalada, se asume que este plato veraniego comenzó a prepararse a principios del siglo XX. El tomate, originario del continente americano e ingrediente indispensable de este plato, no llegó a Grecia hasta 1818.

Para ese momento, los vegetales se comían enteros, crudos y por separado, por eso se asume que la cultura de mezclarlos, dando origen a ensaladas, pudo llegar de la mano de inmigrantes.

Aparte de ser un plato muy fresco y fácil de preparar, la ensalada griega no tiene muchas calorías; una taza puede tener alrededor de 120 calorías, según la página web de FatSecret España.