Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Gastronomía

Con sabor a especias, madera y fruta madura

El ron tiene un espacio cada vez más ámplio en la gastronomía. Como ingrediente de cocteles o de platos dulces o salados.

La versatilidad del ron es algo que no se tiene que demostrar. Puro, en las rocas o con agua, este destilado de la caña de azúcar se disfruta igual que con una infinidad de mezcladores que ofrecen como resultado los más innovadores cocteles.

La noche del 20 de mayo tuvimos la oportunidad de certificarlo en una velada de la mano del Embajador de Marca Mundial para Ron Abuelo, Cristobal Srokowski y Gianjorge Olivares Motta, chef del gastropub Casa Jaguar.

Una treintena de invitados asistieron a una exclusiva cena maridaje en la cual fueron presentados innovadores cocteles elaborados con Ron Abuelo 7 años, en lazados con innovadores platos, creados para la ocasión.

La cena dio inicio con Galeones de la conquista, crujientes canastitas de plátano verde rellenas de ropa vieja al estilo panameño, glaceada en ron abuelo 7 años y aderezada con uchuvas locales.

Para esta entrada, Srokowski sirvió el cocktail Panama Dreaming, con papilla de frambuesa, concentrado de tamarindo, jugo de lima, sirope de miel y ron abuelo 7 años. El coctel, servido en vaso largo fue decorado con una ramita de hierbabuena y una raja de canela quemada, que aportó cierto aroma.

El segundo plato se llamó India Azabache: un filete mignon de cerdo en salsa de cuatro especias acompañada de una reducción de Abuelo 12 años. El cerdo se acompañó con unas papas salteadas. El cocktail Elizabeth fue el par para este plato.

También presentado en vaso largo, Elizabeth es elaborado con Abuelo 7 años, puré de manzana Granny Smith, lima, jengibre y canela. A manera de decoración y también para aportar sabores adicionales, un par de hojitas de lima kafir.

El tercer plato, bautizado Las Perlas, ofreció conchuelas marinadas en Ron Abuelo 12 años, ligeramente selladas en mantequilla de finas hierbas, acompañada de un risotto de quinoa a la crema de limón y jengibre.

Un Spicy Drake, con maracuyá, canela, curry y abuelo 7 años se sirve en un vaso largo con media futa de la pasión rociada con Strohs (ron asutríaco, 80% para ser flameado. Para tomar el trago se debe voltear la fruta de la pasión y revolver.

La noche finalizó con La Pinta, la Niña y la no tan Santa María, una tartaleta de chocolate a la naranja con suaves notas a madera de ron Abuelo 7 años.

El acompañante fue un Frozen Espresso Daiquiri, con café espresso, licor de café, Frangélico, un toque de azúcar y Abuelo 7 años.

Fue una noche de mucho sabor a frutas, especias y ron.