Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Gastronomía

Una tarde plena de sorpresas y sabor

La final del primer AllStar Chef Challenge estuvo realmente reñida, pero a pesar de ello, reinó la camaradería y el buen humor

Doce grandes imágenes de chefs con gesto desafiante y mirada intimidante daban la bienvenida al recinto de la competencia.

Fueron justamente doce chefs, algunos de los más reconocidos del patio quienes participaron en la primera versión del All Star Chef Challenge, una competencia que pondría a competir a lo más granado de la gastronomía local por 5 mil dólares para su fundación favorita.

En el marco de Panamá Gastronómica se establecieron dos días de eliminatoria con dos encuentros por día. En la primera jornada compitieron los chefs Felipe Milanés, Alfonso De la Espriella (La Trona), Julio Loli (Atlantic&pacific Co), Luis Mendizabal (Cuatro), Edna Cochez (The upper crust) y Alexis Sittón (Fauna Bistro).

La segunda jrnada contó con Rubén Ortega Vieto (Dicarina), María de los Ángeles Echeverría), Alvaro Perrino (Azafrán), Francisco Castro (Mercao), Enrique Hendricks (Pig Pob - Dainer) y Hernán correa (Riesen).

Los cocineros que lograran los más altos puntajes en estos cuatro encuentros tendrían su pase a la final que se llevaría a cabo el domingo. Estaría encargado un jurado local de calificar un plato elaborado con ingredientes secretos (obligatorios) contenidos en una canasta mas todos los ingredientes disponibles en las neveras y despensas de la cocina acondicionada para el evento.

Finalizadas las cuatro eliminatorias se dieron a conocer los nombre de los finalistas: Álvaro Perrino, María de los Ángeles Echeverría y Hernán Correa.

En la tarde del domingo, a las 4:00 pm, hora pactada para la final, ya había una cola para entrar al recinto que permanecía cerrado por arreglos de última hora. Un grupo, cada vez más nutrido de simpatizantes con colores distitntivos, troneras, pailas y globos se fue congregando hasta que se permitió la entrada y se ocupara la totalidad de los puestos. Algunos quedaron de pie

Se iniciaron las presentaciones de rigor, los tres participantes, el jurado internacional formado por el pastelero Antonio Bachour, y los chefs Luciana bianchi y Nicholas Gill.

Para este último round habría que preparar tres platos, una entrada, un plato fuerte y un postre, todos con una canasta de ingredientes secretos y en un plazo de treinta minutos cada una.

Para el primer plato, la canaste sorpresa tenía maíz nuevo, corvina, queso de cabra, mafá y huevas de pez volador.

Perrino presentó unos deditos de pescado apanados con mafá ají chombo y jengibre, acompañado de una polenta de maíz con queso de cabra, las huevas y un toque de mostaza. Echevarái, pro su parete, presentó un puré de maíz nuevo con garbanzos y queso de cabra y sobre este, el pescado apanado con con el mafá y un escabeche con manzana y ponzu. Correa, por su parte, presentó un ceviche caliente. Las huevas fueron selladas se hizo una infusión con las barbas del maíz y sobre los trozos de corvina se sirvió un caldo elaborado con cebolla, cilantro y otros ingredientes, representando la leche de tigre.

Para el plato fuerte, la canasta ofreció a los cocineros langosta de San Blas, café de boquete, pixbae, puerco liso y ají chombo.

Perrino nuevamente fue el primero en terminar y por ende, en presentar. Su plato fue un mar y tierra con la langosta salteada en mantequilla y ají chombo, puerco fue preparado con un rub de café y servido con una demiglace de pixbae.

Echeverría presentó una croqueta de puerco liso y pixbae con ají chombo y leche de coco en una salsa de café y ají chombo y la langosta a la mantequilla.

Correa utilizó en pixbae en dos presentaciones, en un puré y como un encurtido. El puerco liso se molió. Con un caldo y el café se empacó la langosta y se marinó. La langosta fue sellada y servida con un gel fluido de aji chombo.

El público estuvo muy animado durante la competencia y la intensidad de las barras fue creciendo hacia el final de la competencia. Colegas, familiares, estudiantes, amigos, en fin el público en general no dejó de apoyar a su favorito con coros ingeniosos y gritos de guerra.

Llegó la hora del postre. La canasta reveló piña de La Chorrera, mayonesa, cilantro, zucaritas y tocino nacional. En esta ocasión los chefs se tonaron cada uno de los minutos y segundos para completar su última creación. El final fue cardíaco.

Echeverría fue la primera en presentar. Ofreció al jurado unos pancakes de cilantro, piñas borrachas con ron Abuelo con una salsa de arroz con piña y crumbs de zucaritas y tocino caramelizado.

Perrino confeccionó unas piñas caramelizadas con ron, una arena de zucaritas y chicharrón, salsa de arroz con piña emulsionada con mayonesa y un raspao de cilantro.

El postre de Correa incluyó el uso de nitrógeno.

El jurado destacó el alto nivel y la creatividad de los concursantes antes de emitir su veredicto. Se trató de una competencia muy reñida.

El Chef favorito del público, por el cual se pudo votar los dos días de eliminatoria fue Francisco Castro. El premio Thermomix a la receta más creativa que utilizara el aparato fue para Álvaro Perrino y la ganadora del Chef Challenge fue María de los Ángeles Echeverría.

==========

‘Habría que preparar una entrada, un plato fuerte y un postre, todos con una canasta de ingredientes secretos