Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Gastronomía

El camino hacia la digitalización plena en restauración

Herramientas tecnológicas como el menú digital son nuevos requerimientos para la reapertura de restaurantes. Más allá de la obligación sanitaria, está la necesidad de hacer sentir seguridad a los comensales

Los restaurantes se preparan para su reapertura.Shuuterstock

Hasta la llegada del covid-19 al planeta, los menús digitales eran una herramienta, si bien conocida, muy poco utilizada. Hoy, debido a la pandemia desatada por este virus de reciente aparición (finales de 2019), el menú digital se ha convertido en una necesidad para en el sector de la restauración.

Adicionalmente su uso está siendo recomendado por los protocolos sanitarios en reemplazo del menú físico ya sea en papel o plástico, que tan bien conocemos, por ser éste un foco de transmisión del virus al pasar de mano en mano. Habrá algunos empresarios —los menos tecnológicos— que se decantarán por la pizarra o los menús desechables en lugar de los digitales.

“La seguridad se ha convertido en la nueva hospitalidad”, afirma Ximena de Obaldía, Consultora en Hospitalidad y Restauración y copropietaria del restaurante de comida típica El Trapiche, con quien conversamos sobre el tema. A su juicio lo más importante ahora es hacerle sentir al comensal que está seguro y también a los colaboradores. “Porque al empezar a recibir clientes nuevamente en los restaurantes todo el mundo se pondrá en riesgo y el tener una herramienta como esta (menú digital) le da más seguridad a tu colaborador y a tu comensal de que no estará en contacto con algo que ha pasado por todos lados”.

Para la experta, en Panamá el menú digital, era algo que no se veía antes de la pandemia, a menos que tuvieras la plataforma de tu restaurante en un webside o que estuvieras vendiendo por medio de Apetito 24. “Ciertamente eso no es un menú digital per se, porque no estás escaneando ningún código QR como se maneja ahora el menú digital, pero si está en línea y la gente lo puede leer. Entonces esto es para muchos algo nuevo, incluso para nosotros en El Trapiche, pero definitivamente es algo que tiene que suceder”, asegura.

Ximena, que es una millennial, aunque asegura ser “cero tecnológica”, lo cual es muy poco probable cuando tienes 35 años, advierte que habrá un grupo de comensales que no son tecnológicos y no van a tener un código QR en su celular. Al igual que un grupo de empresarios de restauración que no saben lo que es un código QR y que apenas están comenzando con una plataforma de delivery.

El código QR es un enlace que te permite acceder on line desde cualquier dispositivo móvil al menú o carta digital del restaurante. “La idea es que los restaurantes tengan en cada mesa ese código QR que puede ser escaneado en el celular del cliente y que sea más fácil, pues una vez que lo escaneas te lleva directamente al sitio donde está el menú. Nosotros en el Trapiche lo tenemos seteado con nuestros productos congelados, las etiquetas tienen, además de nuestro logo, el código QR que te lleva a nuestra página web donde puedes encontrar una explicación de cómo utilizar ese producto. Es una manera de ayudarle al cliente a preparar lo que nos compró. También en esa web puede comprar nuestros productos, o sea que tiene una doble funcionalidad”, explica la consultora.

Y aunque todavía hay mucha reticencia a montarse en el carro de la tecnología, especialmente en aquellos empresarios que llevan muchos años en el sector, intentar seguir funcionando como se hacía antes de la pandemia es un camino seguro a dejar de existir, hay otros que se están dando cuenta de que no pueden soslayar los cambios tecnológicos y deben más bien aliarse con ellos para crecer. “Yo puedo hablar desde nuestra experiencia en El Trapiche que tiene 37 años y donde mi papá nos ha permitido a la nueva generación tomar las riendas en todo este tema de digitalización – que ya habíamos empezado a hacer antes de esta emergencia - lo que nos ha permitido llegarle a más gente.”, cuenta De Obaldía.

Ximena De ObaldíaCedida

Otro ejemplo es el restaurante Lung Fung que ni siquiera ofrecía delivery antes del virus y que acaban de lanzar esta semana su Ecommerce que permite ahora a sus clientes, entre otras cosas, escribirles por whatsapp para hacer los pedidos. Ximena participó recientemente en un taller sobre Whatsapp business, es decir cómo hacer negocio a través de esta aplicación que ni siquiera te cuesta, que está al alcance de todos y donde se pueden hacer infinidad de cosas.

Y definitivamente, la consultora panameña coincide con otros expertos a nivel internacional que consideran que la pandemia lo ha cambiado todo. La digitalización ha pasado de ser algo accesorio a ser algo de importancia capital y los empresarios de la restauración y la hospitalidad están tomando conciencia poco a poco de la necesidad de adoptar diversas soluciones tecnológicas que están en el mercado. Pero en su criterio antes de estar presente en varias plataformas digitales “primero tienes que asegurarte de que tus redes sociales estén actualizadas, que haya alguien manejándolas, y de que el cliente esté consciente de que se está viviendo una nueva realidad”.

Finalmente, Ximena de Obaldía considera que hoy por hoy la reactivación del sector de la restauración deberá necesariamente considerar el desarrollo de apps propias que permitan desarrollar muchas tareas y ahorrarte comisiones como en el caso del delivery. La app será el menú digital, la comanda hasta la cocina y la gestión de pago e incluso los pedidos a domicilio que hoy por hoy son la única fuente de ingresos de la mayoría de los restaurantes. “Tengo entendido que en Matsuei, Cristina Mastufushi, su propietaria, creó su propio app de delivery. Se pueden crear aplicaciones que contemplen un sistema de marcaje de pedidos para en algún momento poder decirle al cliente que haga su pedido que podrá llega directamente a la cocina ahorrándonos algunos pasos”, añadió nuestra entrevistada.

Menú digital, una inversión no un gasto

Para Raúl LLopis, consultor español de marketing gastronómico y turístico el menú digital es una herramienta que seguirá implementándose antes y después de que acabe la pandemia por la facilidad y manejabilidad que nos ofrece. “Es muy importante la seguridad y la higiene y además si tienes una carta con una estrategia de negocios podrías generar una base de datos y tener contacto con clientes que tuviste en tu restaurante o al que le hiciste un delivery. Es decir una carta digital adaptada a una estrategia de negocios son todo facilidades para ti”.

Respecto a la aceptación del menú digital, el experto español opina que hay empresarios que hace tiempo trabajan con esta herramienta porque son visionarios y entienden que es una inversión y no un gasto.; pero también están aquellos que todavía está esperando que pase el covid-19 para ahorrarse el menú digital.

A criterio de Llopis existen serie de herramientas tecnológicas que pueden contribuir a la reactivación del sector de la restauración. “Es fundamental una página web porque es tu negocio en internet. Mucha gente busca en Google donde comer, a donde viajar, donde hospedarse y si nosotros buscamos clientes, ¿porque o tenemos una página web? Otra herramienta que es gratuita es la de geolocalización Google My business, que permite poner nuestro negocio frente al turista que está de visita en la ciudad buscando una pizzería o cevichería o comida típica. Otra es la de TripAvisor. Lo importante es que tanto Google My Business estén asociadas a tu página web”.

Llopis coincide con De Obaldía en que lo importante no es estar presente en siete mil redes sociales o herramientas sino tener dos o tres de ellas o hasta solamente una, pero “estar bien actualizado y comunicar lo que tienes en tu negocio, porque si no el comensal no llegará a tu restaurante”.