Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Planeta

Secretos bajo el tercer juego de esclusas

La impresionante historia geológica de la emersión del istmo de Panamá de las aguas del océano es un suceso aún desconocido para muchos.

La impresionante historia geológica de la emersión del istmo de Panamá de las aguas del océano es un suceso aún desconocido para muchos.

El fenómeno ocurre cuando “un arco de islas volcánicas va uniendo sus componentes y forman el puente de tierra que hoy existe” entre Colombia y Costa Rica, reveló el paleontólogo colombiano, Carlos Jaramillo. Así comienza una interesante entrevista que en principio se enmarcaba en el hallazgo de los fósiles que fueron encontrados en el área de la construcción del tercer juego de esclusas del Canal, sin embargo, culminó con reveladores comentarios del pasado y el futuro del istmo de Panamá.

EL ISTMO

Panamá se formó en la mitad del actual Océano Pacífico hace noventa millones de años, “en la época de los dinosaurios”. Pero su emersión total ocurre hace 3.5 millones años cuando Darién surge de las aguas y forma el istmo.

Con este evento ocurre el intercambio de fauna “más grande” entre América del Norte y Sur dice el paleontólogo, que tiene cuatro años de estudiar la geología del país. Antes, Panamá era una gran península — un pedazo de tierra cercada por mar pero conectada a tierra por una parte relativamente estrecha— asegura el geólogo. Esto lo sustenta, el especialista, basado en los estudios que ha realizado de las rocas halladas y formadas en el fondo del océano.

La explicación científica del hecho se produce cuando la placa tectónica caribe, una de las que forman el planeta Tierra, se rompió. Una pequeña placa se desprendió de esta ruptura y se fue moviendo hacia el norte hasta llegar a ubicarse en la posición que hoy ocupa el istmo de Panamá.

Según el paleontólogo, la placa que sostiene el istmo se encuentra en medio de otras cuatro placas que se mueven en direcciones diferentes.

PERFIL

Carlos Jaramillo posee un doctorado en la Universidad de Florida en Geología y se dedica al estudio de fósiles desde hace 20 años.

Él (Jaramilllo) forma parte del proyecto “La geología de Panamá”, que desarrolla el Instituto de Investigaciones Tropicales de Panamá (Smithsonian), desde hace dos años en el área de dragados de la expansión del Canal. Él nos narra su excitante experiencia en el hallazgo de fósiles que arrojan datos biológicos sobre la fauna, la flora y la emersión del istmo.

Para el geólogo, los secretos escondidos bajo los dragados del Canal son muy interesantes. “Esta es una experiencia única”, dice.

HALLAZGOS

En las excavaciones realizados por ocho geólogos se han encontrado fósiles de rinocerontes, camellos, caballos forrajeros, anacondas, tortugas de caparazón suave, zaínos, mamut, especies que han desaparecido de la fauna de Panamá desde hace millones de años.

Los fósiles son un indicativo de que en el territorio de la antigua península habitaron estas especies. Para Jaramillo, los animales migraron desde Norteamérica. Pero la destrucción del hábitat, caza e introducción de nuevas especies los extinguió y produjo cambios significativos en la diversidad biológica. “Muchas especies han desaparecido”.

Una quijada con dientes de un caballo forrajero ha sido uno de los más importantes fósiles encontrados dice el paleontólogo. Este hallazgo demuestra que en Panamá había vida terrestre hace dieciocho millones de años —en la península cuyos bosques eran húmedos—.

“Con esta nueva pieza vamos a entender cómo era la vida geológica” dice el geólogo.

En cuanto al clima, dice que era húmedo. En nuestros días esto está cambiando un poco, afirmó el científico. “Hay más períodos estacionales” –secos –. El geólogo afirmó que los descubrimientos han aportado conocimientos interesantes. Pero, también hay muchas incógnitas que quedan por revelar, por ejemplo, conocer por qué el istmo se está doblando.

El país tiene una forma curva que no es natural.

Desde hace cuatro millones de años, el istmo, se está “fracturando finamente” y esto es producto de la susceptibilidad de la placa que sostiene el istmo a doblarse, explica Jaramillo.

“Probablemente dentro de cinco millones años, cuando la especie humana se haya extinguido, el istmo se romperá”, puntualizó el científico del Smithsonian.

HIPÓTESIS

Según la hipótesis que el científico nos da a conocer la configuración del país en cinco millones de años no será igual. “La parte oriental se unirá más a Colombia y la occidental irá hacia el norte, es decir, que se formará un canal natural”. También nos deja entrever que para cuándo esto ocurra la especie humana habrá desaparecido de la faz del planeta.