Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Planeta

Ecobodas, deja atrás lo tradicional

BODAS. ¿Te has preguntado si a tu pareja le gustaría recibir un sí al estilo Adán y Eva? Sí. . , los dos juntos, en medio de una isla t...

BODAS. ¿Te has preguntado si a tu pareja le gustaría recibir un sí al estilo Adán y Eva? Sí. . , los dos juntos, en medio de una isla tropical y con recursos sostenibles.

Lo último en rito nupciales son las ecobodas. Dejar atrás la tradicional ceremonia con vestido blanco y pastel para optar por un traje con elementos orgánicos y un banquete con los más variados frutos de la naturaleza resulta interesante y económico. Quienes escogen la opción son respetuosos de la preservación del medio ambiente.

Todo puede empezar con una tarjeta confeccionada con papel reciclado y sellar el compromiso de amor con un anillo de oro reutilizado.

Lo cierto es que la demanda de las bodas ecológica crece cada día más, lo que es el reflejo de cambios en estilos de vida más respetuosos con el medio ambiente.

En la actualidad, hay sitios por internet que ofrecen propuestas para tener un boda verde más exquisita. Porque el hecho de que el matrimonio sea verde no indica que no sea sofisticado.

MÁS VERDES QUE BLANCAS

Los vestidos de tejidos de cáñamo o algodón ecológico son una alternativa para esta inolvidable ocasión. La opción verde puede aplicarse a toda la parafernalia nupcial desde las flores, el maquillaje y hasta la comida. Hay organizaciones que ofrecen listas de bodas de productos orgánicos y otras donde los regalos son donados a los más necesitados.

Una de estas compañías que se dedican a la este nuevo nicho de mercado es la británica Wedding List Giving, cuya página web ofrece a los invitados una lista de organizaciones benéficas donde hacer donaciones. Según ellos "muchas parejas afortunadas ya tienen todo lo necesario para iniciar una vida matrimonial". Estas listas de bodas son una manera de "introducir a los invitados a un modo de vida que antes podían considerar como hippy o étnico", según Clarke.

LA LUNA DE MIEL

El viaje de novios también debe estar en consonancia con la ceremonia. El ecoturismo permite a los recién casados iniciar su vida en común realizando juntos una buena obra donde lo primordial es preservar el medio natural y cultural de su destino.

En las granjas WWOOF, por ejemplo, que pueden encontrarse en todo el mundo, los novios se instalan en cabañas en mitad de la espesura de un bosque o una selva donde comen lo que cultivan y aprenden artesanía en un ambiente donde se respira aire puro y privacidad.

Para las parejas panameñas la mejor opción para una luna de miel inolvidable podría ser Isla Coiba. Un sitio en donde puedes disfrutar aguas cristalinas, arenas blanca, selvas tropicales y lugares históricos como el penal de Coiba.

"Hay novios que desean hacer que su gran día sea más significativo optando por minimizar el impacto negativo al medio ambiente y maximizar el impacto positivo en las comunidades locales y en sus destinos", afirma un miembro de la Organización Internacional de Ecoturismo, Ayako Ezaki. Hoteles y compañías de viajes ofrecen lunas de miel en lugares donde se emplean energías renovables y se sirve comida orgánica. Además, parte del importe de la reserva se destina a una organización benéfica.

P ero en tiempos de crisis las lunas de miel medioambientalmente correctas pueden ser simplemente una estrategia de márketing más, según explica el editor del servicio de ecoturismo Ecoclub, Antonis Petropoulos. "Un creciente número de tour operadores especializados en lunas de miel intentan promover credenciales responsables con el medio, pero en tiempos de crisis sólo lo hacen para poder subir los precios con lunas de miel alternativas a lugares exóticos", dice Petropoulos.

A pesar de todas estas opciones, en lo que a la ceremonia se refiere el peso de la tradición es difícil de levantar. Las bodas pecan de ser celebraciones en las que la ostentación y el lujo cobran protagonismo. En España un informe del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) apunta que el coste medio de una boda está entre $18,443 (13,000) y $39723 (28.000 euros). Sólo el atuendo de la prometida constituye el 11% del presupuesto total.