Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Planeta

‘Limpiacasas’ podrían desaparecer

PANAMÁ. Hasta hace aproximadamente cinco años la presencia de la lagartija criolla en todos los hogares panameños era frecuente. ¿Qué ...

PANAMÁ. Hasta hace aproximadamente cinco años la presencia de la lagartija criolla en todos los hogares panameños era frecuente. ¿Qué sucede que ahora no la vemos? ¿Acaso ha desaparecido? Aún no, pero la pérdida de su hábitat, el uso de insecticidas y el urbanismo la han relegado a los bosques, dijo Melquiades Ramos, médico veterinario de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

Jorge Tovar, biólogo de la Fundación Para la Conservación de los Recursos Naturales (Natura) coincide con Ramos en que la vulnerabilidad de la especie radica en la transformación de su hábitat.

Por el contrario, discrepan en en el aumento del gecko cantador (pequeño reptil pálido trepador). Tovar dice que “es totalmente falso que el gecko cantador haya desplazado a la criolla; ellas sólo compiten por su alimentación”, explicó el biólogo de Natura.

En contraste, el funcionario de ANAM admite que sí las han desalojado. El veterinario asegura que la reproducción del pequeño reptil cantador es mucho más rápida, por lo que su población aumenta considerablemente en las áreas urbanas y deja sin alimentos al criollo, que se ve obligado a migrar hacia los bosques para sobrevivir.

Ambas especies se alimentan de insectos como las moscas, mosquitos, cucarachas, mariposas y escarabajos.

La lagartija criolla es diurna y habita en el bosque. Mientras que el gecko blanco es nocturno y urbano. No obstante, “la blanca se adapta a los cambios de horas”. Por esta razón el médico considera que el equilibrio ecológico no se ve afectado.

LA REPRODUCCIÓN

Las ‘limpiacasas’ exóticas, que se han reproducido por toda América, ponen dos huevos cada tres meses. Mientras que las nativas ponen sólo uno en el mismo período. Esto puede explicar el porqué se observan con más frecuencia las blancas que las criollas.